Inicio / Sociales / De noche / El balance de Wu

El balance de Wu

Valoración promedio:

Dos leyendas de la moda y de la fotografía se unieron en la mente de Jason Wu cuando concibió su colección primavera-verano 2013 en la que sintetizó su visión de una mujer fuerte pero, a la vez, sensual y que presentó recientemente en la semana de la moda de Nueva York.

El diseñador nacido en Taiwán pero criado en Canadá, una de las estrellas de la pasarela neoyorquina, es uno de los diseñadores favoritos de Michelle Obama, aunque cabe preguntarse ahora si la primera dama no encontrará esta última colección demasiado arriesgada.

La modelo Carolyn Murphy, de 39 años, abrió la presentación de 42 looks en un almacén del bajo Manhattan portando una capa de cuero negra con un relieve símil cocodrilo, combinada con un corsé de tul y caminando por una pasarela recubierta por un espejo que iba del suelo y al techo.

Wu confesó que esta colección está inspirada en los estilos contradictorios de la fotógrafa neoyorquina Lillian Bassman, que falleció a principios de año, así como del alemán Helmut Newton, quien murió en 2004.

“Lillian era conocida por sus preciosas fotos de ensueño con una calidad de alta costura y Helmut Newton, antes que ella, por sus increíblemente sexys y provocativas fotos”, dijo Wu.

“Lo que encontré en común entre los dos fue su apreciación de las formas femeninas y su interés en el cuerpo de la mujer”, añadió el diseñador.”Es un aspecto en el que he tratado de concentrarme durante mucho tiempo y que es bastante evidente a lo largo de mis colecciones, pero ésta en concreto es especialmente sexy y quería retratar realmente mi visión de una mujer fuerte, con confianza y bella”, contó.

En este año marcado por el bestseller de E.L. James “Cincuenta sombras de Grey”, Wu hace un uso completo del cuero tanto para faldas, vestidos con corpiños ajustados, así como en pantalones muy cortos y de tiro alto combinados, en ocasiones, con pequeños bolsos de piel de leopardo y largos guantes transparentes.

Para la noche, el cuero deja paso al color ‘nude’ (crudo), el azul marino y el tul negro para los vestidos que podrían acercarse al gusto de su clienta más famosa, aunque Wu no quiere anticiparse a un posible nuevo encargo para vestir a la primera dama en una eventual reelección de Obama.

“Creo que eso será en el futuro”, dijo el diseñador, quien en los primeros meses del año contribuyó a crear una camiseta para el grupo Runway to win (Pasarela para el triunfo), una coalición de famosos diseñadores de Nueva York que apoyan a Barack Obama para que logre la reelección.