Inicio / Sociales / De día / Inspección dorada

Inspección dorada

Valoración promedio:

Acudieron 23. A las 5:15 de la tarde las esperaba el gerente general y varios directivos más del lugar. Se ofrecieron los saludos pertinentes y luego, estaban listas, las 23, para observar, catar, apreciar y degustar. Después de todo, el lugar está en boga, y ellas siempre procuran respetar la última tendencia. A las 5:35pm -ni un minuto más, ni un minuto menos- comenzó la inspección que recorrería primero la librería, la Livingston Library para ser más exactos, y que luego derivaría con una bebida para hacer la bienvenida más cercana: Parguera Coral Welcome Drink, pero ya en el Positivo Sand Bar. El preámbulo y la excusa perfecta para pasarse varios minutos más a Mi Casa by José Andrés, el chef del momento. Allí pausaron más el tiempo y observaron por qué ese lugar podría ser, el espacio ideal. Unos segundos más, y la agenda sugería una visita al SPA Botánico (ya las 6:30 de la tarde) en donde el paladar volvió a atolondrarse un poco con un Passed Hors d’ oeuvres y un contundente trago especial. El reloj marcaba las 7:00 de la noche y dicta la etiqueta que se debe cenar por esa hora. Entonces, el Surf Room sirvió de anfitrión para la velada y para la demostración del pastel nupcial, que nunca debe faltar. Ya a las 9:30pm, tocaba despedirse. Sin duda, una jornada perfecta en el Dorado Beach, a Ritz-Carlton Reserve. Una requisa vital para las 23 coordinadoras de bodas y eventos que estuvieron presentes en la especial ocasión.