Inicio / Estilos de vida / Entrevistas / Misión: triunfar

Misión: triunfar

Valoración promedio:

luissalazar-rfe-7Luis Salazar acaparó titulares cuando sufrió un aparatoso accidente de auto que lo dejó en coma y con una severa lesión en el tallo del cerebro, entre otros traumas. Luego de su asombrosa recuperación, fue noticia por la creación de su propia fundación para los que sufren daño cerebral, con la meta de establecer un centro de rehabilitación. Nuevamente, su historia de superación maravilla, al convertirse en un empresario exitoso.

¿Cómo surgió la iniciativa de abrir una tienda y convertirte en empresario?
Yo siempre pensé en ser un empresario. En el 2005 me gradué con una maestría en administración de empresas y desde entonces siempre he estado contemplando crear un negocio. La iniciativa de la tienda empezó cuando conocí a mi socia, Melanie Lopés. Ella había trabajado en varias multinacionales y estaba lista para comenzar un negocio propio. Discutimos varias ideas y nos dimos cuenta del enorme tráfico de gente que pasa por el Viejo San Juan. Analizamos el mercado y nació House of Mustique, una tienda con todo lo que necesita una mujer cuando va a un lugar de veraneo.
Entonces, ¿puedo concluir que estás hecho un experto en biquinis y ropa de estilo tropical?
Mi socia puede que sea una experta, yo todavía no lo soy. Para venderle un traje de baño a una mujer, uno tiene que entender sus gustos y preferencias. Es una pieza de ropa donde nada de su cuerpo se esconde y por lo tanto, algo complicado de vender. Tenemos trajes de baños de diferentes diseñadores, donde cada marca se ajusta a diferentes tipos de cuerpos.
¿Cómo te han recibido los comerciantes del Viejo San Juan, por un lado, y del otro, los clientes que tienes, ¿son más turistas o también hay locales?
El Viejo San Juan es la joya de Puerto Rico. Los residentes son una mezcla de artistas, intelectuales, bohemios y gente común y corriente que no encuentras en ninguna otra parte en la isla. Cuando se enteraron de que había una tienda nueva, muchos nos visitaron para desearnos éxito. Los comerciantes y residentes de la calle Cristo nos recibieron con brazos abiertos y ahora somos como una familia. No está nada mal trabajar en familia. Llegar todas las mañanas y verlos me llena de alegría. Obviamente los turistas que vienen principalmente de los cruceros son una gran parte del negocio para muchos comercios. Nosotros atraemos a todos: a los turistas y a los locales.
¿Cómo tu socia y tú se reparten las tareas?
Ella se encarga de seleccionar la mercancía y presentarla en una forma atractiva en la tienda. Yo me encargo de la contabilidad del negocio para que todas nuestras obligaciones financieras se cumplan. Ambos trabajamos en el control del inventario, en la página de internet y en el mercadeo de la tienda por las redes sociales y por los medios tradicionales.
luissalazar-rfe-2¿Cuáles son tus planes como empresario?
Me gusta lo que estoy haciendo así que seguiremos creciendo House of Mustique. Tenemos un plan ambicioso donde crearemos negocios relacionados a la ropa de mujer con estilo tropical. De la manera que se ha desarrollado el internet, la gente puede elegir desde dónde quiere trabajar. ¿A quién no le gusta trabajar desde una playa en el Caribe? Por eso nuestro mercado está creciendo. Y al promover la tienda en las redes sociales y vender a través del internet, eso nos permite llegar a una audiencia mucho más amplia.
¿Cómo percibes el empresarismo en el Puerto Rico de hoy?
Estamos viviendo un periodo bien interesante en Puerto Rico: menos dependencia en las multinacionales y más crecimiento del empresario local. A pesar de todos los problemas, yo estoy bien optimista en el futuro de Puerto Rico porque todos los días veo a jóvenes con una visión clara queriendo crear nuevos modelos de negocio. Mientras muchos lamentan la crisis, otros ven las oportunidades que se están creando con la manera acelerada que se está desarrollando la tecnología.
Cuéntanos, ¿cómo está tu Fundación?
La Fundación Luis Salazar Géigel empezó como consecuencia de mi accidente, cuando me percaté de la necesidad de establecer un centro de rehabilitación para atender a todas las personas que sufren daño cerebral y de esta forma minimizar los daños permanentes e incrementar las posibilidades de que la persona pueda vivir una mejor vida. Desafortunadamente, el sistema de salud y los planes médicos tienen otras prioridades. En varias ocasiones me encontré visitando jóvenes en el Hospital de Trauma del Centro Médico despertando del estado de coma después de sufrir un accidente de auto o de motora. Siempre los familiares me hacían la misma pregunta: “el Hospital lo quiere dar de alta, qué hacemos con él?” Los familiares más esperanzados hacen actividades de recaudación de fondos para pagar los gastos de un centro de rehabilitación. Otros se lo llevan a la casa donde reciben terapias una o dos veces en semana, por una hora. Sin embargo para una rehabilitación efectiva, un paciente necesita terapias todos los días, muchas horas, dependiendo del grado del daño. Para lograr nuestro objetivo, la Fundación Luis Salazar Géigel ha unido esfuerzos con el Dr. Pablo Rodríguez del Hospital de Trauma en Centro Médico para desarrollar un centro de rehabilitación que elevará al Hospital a Nivel 1, donde se reconoce el manejo médico como uno óptimo. Pero a pesar de que el Dr. Rodríguez lleva años proponiendo un centro de rehabilitación para el Centro Médico, el gobierno no ha conseguido los recursos para hacerlo. Estoy convencido de que si unimos voluntades, ahora es el momento para comenzarlo. En Puerto Rico se habla mucho de las Alianzas Público Privadas, pues aquí hay una oportunidad de hacer algo conjuntamente que resulte en un acuerdo productivo y exitoso para beneficio de todas esas personas afectadas por un daño cerebral.
luissalazar-rfe-4También llevas una campaña activa del uso del cinturón de seguridad…
Continúo promoviendo el uso del cinturón entre los jóvenes puertorriqueños. ¿Con una línea en una obra de teatro puedo considerarme actor? Pues soy actor en una obra de teatro llamada 6 Segundos. La Fundación Luis Salazar Géigel se unió a la ASC para llevar el mensaje de seguridad vial a jóvenes de escuela pública a través de la magnífica obra de teatro escrita por Myrna Rivera y Neysha Ramos. La campaña “Janguea a la segura”, que incluye la obra, obtuvo el premio de mejor campaña de servicio público en el certamen Excel de la Asociación de Relaciones Públicas de Puerto Rico. Además de mi línea, doy mi testimonio al final de la obra seguido por una sección de preguntas con los estudiantes y veo cómo esa interacción los impacta positivamente.
¿En qué etapa de tu rehabilitación te encuentras?
Mi rehabilitación va muy bien. Hago ejercicios en el gimnasio y en el agua cuatro veces en semana. Me inyectan botox en la pierna y en el brazo cada cuatro meses para la rigidez muscular. No tengo terapias, pero veo a mi fisiatra una vez al mes. El aspecto físico es importante, pero aún más, tienes que cuidar tu mente. Es necesario estar activo y sentirse productivo. Por eso tengo la Fundación y la tienda.
¿Qué es lo que más aprecias de tu independencia?
Eso fue una prioridad cuando terminé la primera fase de mi rehabilitación. Hace mucho tiempo que vivo solo y manejo mi carro. No me gusta depender de nadie para hacer las cosas. Creo que por esa razón me rehabilité más rápido. Estoy casi todo el día fuera, cuando llego a casa, es a comer y a dormir. Todavía me canso más de lo normal por la rigidez muscular y caminar en los adoquines del Viejo San Juan no ayuda. Pero estoy feliz, me siento útil y productivo.
ADEMÁS
Un libro
The Catcher in the Rye, de J.D. Salinger
Un aroma
Las habichuelas de Nelly
Recomiéndanos un restaurante
Ceviche House
En tu mesa de noche
Mi celular cargando
Película perferida
Ingmar Bergman’s Persona
La cualidad que más valoras en la gente
Honestidad y compasión

 

Fotografías: Rosario Fernández Esteve