Inicio / Sociales / Filantropía / A todo son

A todo son

Valoración promedio:

Desde el Teatro Ambassador, las luces verdes interiores iluminaban la acera. El color guardaba un significado para los pacientes de cáncer, amigos, familiares y público general que se dieron cita esa noche para el evento benéfico Celebrando a Todo Son.

De más está decir que la esperanza y la alegría fueron protagonistas en esta fiesta que por cuarto año consecutivo el Hospital Auxilio Mutuo ha celebrado para recaudar fondos a beneficio del Auxilio Centro de Cáncer, y el Programa Adopte un Paciente, una iniciativa que busca ayudar a los pacientes con los gastos médicos en los que incurren durante su tratamiento.

“Ser la madrina de este evento es una alegría inmensa porque es un esfuerzo común por todas las personas que hemos sido tocadas por el cáncer, nos unimos en un esfuerzo común que es la recaudación de fondos para estos pacientes. El Fondo ayuda a pacientes de quimioterapia que tengan alguna necesidad especial, algún gasto no cubierta de un estudio o un medicamento”, expresó Eugenia Mayoral, co-presidenta de Celebrando a todo son.

Por su parte, Jorge Luis Díaz, co-presidente de la actividad y esposo de Mayoral comentó; “yo creo que este programa le da una satisfacción a quien adopta un paciente, porque sabe que está ayudando a una persona a sobreponerse a una pugna, no a una situación económica, sino a una enfermedad que amenaza la vida”, añadió.

Temprano en la noche, se supo que la velada rompió récords en la venta de boletos. Más de 200 personas buscaron sus mesas y se ubicaron en las sillas correspondientes para estar atentos a las tres llamadas protocolares antes de comenzar el espectáculo.

A las 8:30 p.m., Alexandra Malagón, maestra de ceremonia, subió al escenario para dar la bienvenida oficial a la audiencia. La animadora pidió un aplauso de pie a los pacientes de cáncer presentes por hacerle frente a esta enfermedad que también ha impactado a varios miembros de su familia. Díaz y Mayoral aprovecharon para reconocer a los patrocinadores, y Jorge L. Matta, administrador del Hospital Español Auxilio Mutuo agradeció a los presentes el apoyo a la institución.

Minutos antes de comenzar la fiesta, Fernando Cabanillas, Director Médico de Auxilio Centro de Cáncer, se dirigió al público brevemente sólo para ser elogiado después por Malagón tras ayudar a los artistas Dagmar Rivera y Chucho Avellanet a recuperarse en sus luchas contra este mal.

La banda de Humberto Ramírez se encargó de encender el Teatro con mucha emoción y añoranza. Luego de una balada inicial, Avellanet apareció cantando en la entrada del Teatro, sorprendiendo a los presentes con enérgicas intervenciones, y no reparó en serenar a dos o tres damas en su camino al escenario. Al poco tiempo, Dagmar se le unió en un dueto. Ambos agradecieron la labor y el apoyo de Cabanillas en sus procesos. Acto seguido Ismael Miranda y Glenn Monroig subieron al escenario para completar el concierto que celebraba la esperanza por la vida.