Inicio / Sociales / De noche / Guayaberas y Caribe

Guayaberas y Caribe

Valoración promedio:

El Buick Century aguamarina acaparaba las miradas de todos antes de entrar a los predios del Encanto Bar en Dorado Beach, donde más de 500 personas disfrutaron de una experiencia inspirada en los orígenes de la destilería Bacardí. Allí, y previo al inicio de la celebración, los invitados se retrataban con el auto del año 1955 que remontaba a la atmósfera de la Cuba de esa época.

Para gozar de la Rumba Bacardí, no había que llegar necesariamente a la pista de baile. El camino hacia la misma estaba ornamentado con decenas de barriles de ron y a sus lados posaban modelos simpáticas, vestidas de blanco y con amapolas rojas embelesando sus cabellos sueltos.

Cada una de ellas se encargaba de saludar a los presentes para luego donarles tres fichas para bebidas complementarias que incluían la selección de Cuba Libre, mojitos y la nueva bebida Bacardí Pineapple Fusion.

Los caballeros con guayaberas blancas y las damas con ajuares tropicales chic admiraban las obras de los múltiples artesanos que trabajaban en vivo sus piezas.

Angelo Velázquez, maestro tabaquero, demostraba su arte fabricando cigarros puros. En otra mesa, el músico Edgar Rodríguez Díaz tocaba instrumentos de su creación Percusión Rústica, al son de las canciones de salsa que entonaba la banda San Juan Habana. En los quioscos cercanos, se tallaban figurines de madera, tejían hamacas y se confeccionaba joyería artesanal, transportando a los presentes a una cultura similar a la nuestra y a la misma vez, distintiva.

Alrededor de las 10:00 p.m., DJ Xman continuó ofreciendo una mezcla de música electrónica y tropical a los presentes, quienes ocasionalmente buscaban acogida en el Bar para evitar las lloviznas esporádicas.

El cierre de la actividad estuvo a cargo de la Rumba D’ Gaspar.