Inicio / Sociales / Celebración / Nueve décadas de lealtad

Nueve décadas de lealtad

Valoración promedio:

Cuando el rey francés Luis XIV dejó París, decidió construir Versalles como una pequeña ciudad alejada de los problemas. Con sus tres palacios, sus jardines y su parque, Versalles era un dominio inmenso que en días recientes, sirvió de inspiración para la celebración de los 90 años de La Fraternidad AFDA.

Fuentes, arbustos espejos, candelabros de cristal y una profusión de hortensias blancas y verdes, orquídeas y rosas limonas convirtieron los tres salones principales de la Fraternidad, localizada en Condado, en el escenario ideal para la histórica celebración.

Sobre 200 invitados, compartieron en esta gala donde reinó el espíritu de la fraternidad fundada en el 1923 y que mantiene desde sus comienzos su principio de ser una agrupación de amigos en busca de alejarse de la asociación fría y rígida de los llamados casinos y clubes.

Estaciones de gnocchi de papa berreu blanc de charlot, confitado con camarones, así como estaciones de mini wellington, hamachi, ceviche de halibut y gravlax salmon formaron parte del extenso menú preparado por la chef ejecutiva del AFDA, Windy González. El menú realizado por la Chef incluyó además una singular estación de risotto con ragú de osobuco con salteado de setas exóticas.

La orquesta de Quique Talavera interpretó lo mejor de su repertorio, haciendo bailar a todos bajo el candelabro de cristal que marcaba el centro de la pista. Mientras, el maestro Antonio Martorell tuvo a su cargo la realización de la obra conmemorativa de las nueve décadas de existencia del AFDA. Un trabajo en óleo, pastel y papel sobre cartón que plasma el tradicional saludo fraternal sobre el mar que sirve de marco a la sede de la fraternidad.

“Un mar persistente que con su brisa estupenda seca el sudor del baile y el amor”, señaló en un aparte Martorell.

Lourdes y Karen Padilla tuvieron a su cargo la creación de la tarta de aniversario. Una obra de arte en azúcar de cinco pisos en pastillaje que fue admirada por todos y ante la cual la Junta de Directores del AFDA, presidida por Javier Calderón Martínez, y su directora ejecutiva, Wanda Piña-Ramírez, brindaron por las próximas décadas a compartir con un grupo tan unido, una gran familia de amigos que se llaman y tratan siempre como hermanos.