Loader

“Cuando mi cabello está saludable y acabadito de hacer me siento linda, me sube el ánimo”

Dayanara Torres está enfocada en las nuevas oportunidades y se convierte en la primera portavoz puertorriqueña de la campaña digital de la marca ELVIVE, de L’Oréal
Photo
Para los ejecutivos de L’Oréal Paris, Dayanara cuenta con las cualidades exactas que quieren proyectar a través de ELVIVE. (Foto: Suministrada)
  • Compartir esta nota:

Para Dayanara Torres, mantener su cabello saludable y hermoso es una parte importante de su rutina de belleza.

“El cabello para mí es sumamente importante. Cuando mi cabello está saludable y acabadito de hacer me siento linda, me sube el ánimo. Creo que es algo que nos pasa a todas las mujeres”, asevera la exreina de belleza que recientemente se convirtió en la primera puertorriqueña en ser portavoz de la campaña digital de Total Repair 5 de la marca ELVIVE, de L’Oréal.

Esta campaña se enfoca en el tema del regreso o “come back” de una línea que fue muy popular y a la que L’Oréal vuelve a apostar, esta vez con nuevos ingredientes.

“Me siento sumamente feliz, simplemente la campaña, Siempre he usado los productos de L’Oréal. Cuando veo esta campaña fue justo cuando gano ‘Mira quien baila’ (el año pasado). Me encantó el comercial, lo que decía, se me pararon los pelos porque era perfecto para mí porque ‘Mira quien baila’ fue mi ‘come back’ y uso los productos de L’Oréal. Unos meses más tarde llamaron a Jennifer (Nieman, su representante) para decirle que querían que yo lo hiciera”, recuerda con emoción.

Para los ejecutivos de L’Oréal Paris, Dayanara cuenta con las cualidades exactas que quieren proyectar a través de ELVIVE, pues es una figura que ha sobresalido por su “capacidad de evolución externa e interna, versatilidad y espíritu emprendedor”, lo que la ha posicionado “como una de las representantes femeninas más influyentes, tanto en Puerto Rico como en el mundo entero”.

Photo

A lo largo de su carrera como reina de belleza, cantante, modelo y presentadora, Torres ha tenido a audacia de realizar cambios dramáticos en su cabello que van desde cortes muy cortos y melenas hasta tonalidades diversas que van desde negro y azul hasta rojo y castaño claro.

No obstante, aunque pueda parecer que a la actual jueza del programa “Mira quien baila” en México se le hace fácil tomar este tipo de decisiones, ella expresa que no es así.

“Mi color natural es castaño bastante claro, como más me gusta es oscuro porque añade brillo y se mantiene más saludable. Aunque he realizado bastantes cambios, me cuesta hacerlos y tengo que pensar muchas cosas porque la naturaleza mi cabello es fuerte”, menciona.

Ahora que ha regresado a trabajar frente a las cámaras, donde su cabello debe lucir en óptimas condiciones todo el tiempo, Dayanara reconoce que su melena se maltrata con mayor facilidad y busca constantemente la manera de hidratarla y cuidarla.

Nuevas oportunidades

Luego de años dedicada a la crianza de sus hijos, Dayanara regresó a los escenarios el año pasado cuando participó y ganó la competencia “Mira quien baila” de Univisión. Esta experiencia le abrió otros caminos para llegar a las mujeres que siempre la han admirado y a quienes busca inspirar con sus acciones.

“Somos mujeres poderosas, tenemos mucho valor. Tenemos un gran corazón, somos mujeres luchadoras y trabajadoras, que nos preocupamos siempre por los demás. Es importante saber que uno tiene un brillo que es importante sacarlo. Yo me mantuve alejada con mis niños, en mi cuevita y no me atreví a hacer cosas. Pero es el momento de atreverse a brillar y seguir adelante, nosotras lo valemos”, comenta la Miss Universe 1993.

En la actualidad, Dayanara se encuentra ante el reto de pertenecer al jurado de una nueva edición de “Mira quien baila” que se lleva a cabo en México y que la mantiene viajando entre este país y Los Ángeles, ciudad donde reside junto a sus hijos Christian y Ryan.

Esta nueva experiencia ha sido enriquecedora, pero cuenta que lo más difícil de esta tarea es ver a un participante fallar, luego de toda una semana de sacrificios y tensión.

“Me duele mucho cuando algo no le sale porque se lo que pasa. Me rompe el corazón cuando algo no salió tan perfecto. Si difícil era competir, más difícil es ser juez porque yo lo viví. Entonces me identifico con ellos y los quiero abrazar y que nada les salga mal”, asegura.

  • Compartir esta nota:
Notas relacionadas
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba