Loader

El calor, la deforestación y exposición a la luz solar nos exponen a más condiciones de la piel

Por ello, es importante que evitemos exponernos al sol por periodos prolongados, tratando de mantenernos bajo sombra, lo más posible
Photo
El calor propicia varias enfermedades en la piel, que también se afecta por la deshidratación. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Para esta fecha, es común que el calor que se siente tan fuerte durante el verano comience a bajar. Sin embargo, tras el paso del huracán María, todavía se sienten temperaturas abrumantes, que no suelen ser comunes en octubre.

La falta de brisa y de sombra, debido a la deforestación y las circunstancias que vive el país, nos tienen más expuestos al sol, que junto al calor crean un ambiente propenso para el desarrollo de enfermedades de la piel.

La exposición al sol es inminente en muchos casos, según destaca la dermatóloga, Hilda Justiniano. La nueva realidad que vivimos requiere que participemos en tareas en las que estamos más expuestos a los rayos de sol, como por ejemplo, tender ropa, recoger escombros o hacer largas filas en el exterior.

“Demasiada exposición a los rayos solares puede causar quemaduras.  Cuando los rayos UV llegan a las células de la piel, alteran procesos delicados que afectan su crecimiento y apariencia.  Esto causa que la piel envejezca más aceleradamente.  Además, exposición aumentada al sol también aumenta el riesgo de cáncer de piel, el tipo de cáncer más común.  El cáncer de piel puede aparecer inicialmente como una pequeña mancha en la piel o una pápula que crezca o hasta sangre espontáneamente.  Aunque la mayoría son localizados a la piel, algunos cánceres pueden ser localmente invasivos y en otros casos hasta puede extenderse de la piel a otros órganos del cuerpo”, explica Justiniano.

Por esta razón la doctora recomienda que evitemos exponernos al sol por periodos prolongados, tratando de mantenernos bajo sombra, lo más posible.

“En caso de que sea imposible evitar la exposición, podemos usar métodos de barrera como sombreros, gafas, camisas de manga larga, sombrillas y/o bloqueador solar. Es preferible que este sea SPF 50 o más y que se aplique cada dos horas para que sea efectivo”, enfatizó la galena.

El calor propicia varias enfermedades en la piel, que también se afecta por la deshidratación.

“Mientras más sudamos, más hidratación perdemos y a parte del cuerpo la piel se pone reseca e irritada y más propensa a dermatitis.  Para evitar esto, aparte de tomar mucha agua, debemos ingerir frutas con alto contenido liquido como sandia, melón y chinas. También debemos bañarnos con jabón suave que no reseque y utilizar algún humectante para piel sensitiva luego del baño.  Las personas propensas a la dermatitis deben usar ropa suelta y fresca.  En caso de que se brote su dermatitis puede tratarla con hidrocortisona en crema en lo que puede ser evaluado por su dermatólogo”, explicó Justiniano.

Otro aspecto importante en el que hizo hincapié la doctora es tomar precauciones contra las infecciones, pues las condiciones actuales nos hacen estar más propensos a ellas, debido a la ruptura de piel.

“Estas heridas son más comunes en las labores de limpieza luego del paso del huracán.  Las infecciones por hongos y bacterias son más comunes cuando estamos en áreas calientes o con ropa húmeda por periodos prolongados.  Si tenemos alguna herida es importante lavarla rápido con agua y jabón y aplicarle algún ungüento como Vaselina para protegerla.  Si la herida es pequeña se puede tratar en su casa, pero si es grande o empeora es importante que sea evaluada por un médico.  El intertrigo es una erupción que frecuentemente ocurre en la axilas o pliegues del abdomen y en la ingle debido a la humedad. De tener esta erupción se puede tratar con polvos absorbentes y tratando de mantener estar áreas secas.  De no mejorar o empeorar debe visitar a su dermatólogo para tratamiento”, señaló.

Después de tanta lluvia ya se está comenzando a escuchar con más fuerza la cantidad de mosquitos que están surgiendo por las aguas estancadas y los escombros. Las picadas de estos insectos nos exponen a un gran número de enfermedades. La doctora indicó que según el Centro de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), recomienda que los mejores repelentes son los que contienen los ingredientes DEET, Picaridin (conocido también como KBR 3023, Bayrepel e icaridin), el aceite de limón y eucalipto, el para-menthane-diol (PMD), IR3535 y 2-undecanone.

“Estos son seguros para uso hasta en mujeres embarazadas y/o lactantes pero no se deben usar en bebes menores de 2 meses.  En adición, podemos protegernos cubriéndonos con ropa adecuada, usando mallas metálicas ("screens") en las puertas y ventanas y evitando salir en la tarde cuando los mosquitos están más activos”, añadió la doctora.

  • Compartir esta nota:
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba