Loader

Estilistas brindan ayuda en medio de la crisis

Aunque falta el agua y la luz en la mayor parte de la Isla, algunos peluqueros y barberos se tiran a la calle para ofrecer sus servicios y dar una ayuda extra a quienes lo necesitan
Photo
Desde cortes de cabello hasta agua potable, algunos peluqueros buscan la manera de brindar sus servicios y ayudar tanto a su clientela como a damnificados luego del azote del huracán María. (Foto: Archivo)
  • Compartir esta nota:

A medida que pasan los días, los estragos ocasionados por el paso del huracán María por Puerto Rico, son más evidentes. Las largas filas para obtener servicios esenciales llevan a muchos al desespero, pero también han llevado a algunos especialistas en el área de la belleza a buscar la manera de ayudar a otros.

Respuesta rápida

Tan pronto como el pasado domingo, cuatro días después del azote del huracán, la estilista Laura Om se unió a la Tere Marichal, intérprete del personaje infantil “María Chuzema” y al acupunturista José Santini, del grupo Salud y acupuntura para el pueblo, para realizar un evento de recaudación de fondos y artículos de primera necesidad.

“Iba a cortar pelo en el Parque del Indio en Condado para hacer un movimiento y poder recolectar artículos para llevar a los refugiados. José Santini me dijo que nos debíamos enfocar en los refugiados de San Juan, que es la ciudad en la que vivimos. Conozco Tere Marichal, que ha estado bien activa ayudando a los refugiados que están en el (Coliseo) Pedrín Zorrilla, y le dimos forma a esta iniciativa”, explicó la propietaria de Om Studio Beauty City, en la Calle Loíza, en Santurce.

Ese día se ofrecieron servicios de acupuntura, reiki, masaje y corte de pelo a cambio de donativos. Om considera que el junte fue exitoso, pues lograron recoger una gran cantidad de artículos de primera necesidad, que ya fueron entregados a los refugiados. 

“Estamos considerando hacerlo nuevamente en las próximas semanas”, adelantó.

Recorte en la calle

Photo

Luego de días sin poder trabajar y con varios clientes llamando para solicitar sus servicios, el barbero Miguel Reyes no lo pensó dos veces para levantar una carpa en plena Calle Boulevard -entre la Avenida Maine y la Aguas Buenas- en Bayamón.

“Algunos clientes querían que fuera a la casa porque ya estaban ‘pelús’, pero no hay luz y poca gasolina y decidí abrir la carpa y atenderlos”, expresó Reyes, quien labora en la barbería que está a escasos metros de su carpa y que permanece cerrada por falta de electricidad.

Para poder brindar los servicios de barbería, por un costo de $12, Reyes cuenta con un generador eléctrico y varias sillas.
Comenta que desde ayer miércoles ya ha atendido a unos 30 hombres, clientes habituales y nuevos. Espera estar en ese espacio de martes a sábado de 10:00 a.m. a 5:00 p.m. “si no se arregla esto”.

Da la milla extra

A principios de esta semana, el peluquero Johnny Torres ofreció algunos servicios de peluquería a sus clientas habituales que así lo requirieron. Pero su servicio no se quedó ahí, pues también repartió envases con agua aquellas que necesitaban el preciado líquido.

“Hoy después de Maria decidí trabajar algunos clientes, tengo que seguir trabajando como sea. Y más que feliz por trabajar le di agua algunos de mis clientes. No conozco a nadie que haya llegado a lo más alto sin trabajo. Simplemente no te rindas intentando hacer lo que realmente quieres hacer. Donde hay amor e inspiración, no creo que te puedas equivocar. #huracanmaria”, escribió el peluquero lareño en las redes sociales.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba