Loader

Marcas de maquillaje que no hacen pruebas en animales

Mira cuáles son algunas de las compañías de cosméticos que están certificadas en una producción libre de crueldad animal
  • Por El Comercio/ GDA
  • 12 DIC. 2018 - 3:27 PM
Photo
Para certificar que una compañía es libre de crueldad contra los animales existen dos reconocidas organizaciones mundiales que regulan los procesos: PETA y Cruelty Free International. (Foto: Archivo)
  • Compartir esta nota:

Cada año, más de 100 millones de animales sufren y mueren como consecuencia de pruebas químicas y cosméticas. Ellos, son obligados a prácticas como inhalar gases tóxicos e ingerir químicos corrosivos. Pero no todo es negativo. Los tiempos están cambiando y con ello la conciencia está tocando cada vez más puertas de grandes compañías de maquillaje, que buscan unirse a políticas de producción “cruelty free”.

Para certificar esto, existen dos reconocidas organizaciones mundiales que regulan los procesos: PETA y Cruelty Free International. A partir de ellas, las empresas de cosméticos obtienen una testificación de que no prueban en animales en ninguna etapa de sus procesos de producción, desde los proveedores e ingredientes hasta los productos finalizados. Además, se comprometen a no ingresar en el mercado chino, debido a que en ese territorio las pruebas en animales son obligadas por ley.

Cover Girl y Natura son las marcas de maquillaje que recientemente recibieron la certificación “Leaping Bunny” de la Organización Internacional Libre de Crueldad, en noviembre y octubre de este año respectivamente. Con esto, Cover Girl se ha convertido en la marca de maquillaje más grande certificada sin crueldad, demostrando al mundo que es posible ser una firma accesible e innovadora sin infligir sufrimiento a los animales.

En la lista también destacan firmas como Kat Von D Beauty, que además de ser “cruelty free”, poseen líneas de cosméticos 100% veganos y comprometidos con el medio ambiente. En este caso, el maquillaje también es libre de parabenos, talco y aceites minerales; y su “packaging” reduce el consumo de plástico en un 35%, promoviendo así una conciencia ética más completa.

Por otro lado, Anastasia Beverly Hills cuenta con la certificación Cruelty Free de PETA desde el año 2014. Inglot también forma parte de la lista libre de crueldad animal de PETA, señalando que en ninguna parte de su proceso de producción prueban en animales (ni en los ingredientes, ni en proveedores, ni en productos finales).

A diferencia de su línea de perfumes, Marc Jacobs Beauty sí es una marca “cruelty free”. Por ello, la línea cosmética no vende sus productos en China, territorio donde según ley las pruebas en animales son obligatorias.

NYX forma parte del programa de “PETA’s Beauty Without Bunnies” desde el año 2010. En el año 2014, reafirmó su política libre de crueldad, luego de ser comprada por L’Oreal, compañía que si vende su producción a China.

El mismo caso sucedió con la marca Too Faced, que forma parte de la lista libre de crueldad de PETA desde el 2001, y que reafirmó su política luego de que en el 2016 fuera comprado por Esteé Lauder, marca que si vende en China, donde las pruebas animales son obligatorias por ley.

Aunque Urban Decay también forma parte del grupo L'Oreal, en 2012 sostuvo que sus políticas continuarían siendo libres de crueldad animal.

Además de formar parte de la lista de PETA, Tarte proporciona a sus consumidores una línea de cosméticos 100% veganos.

Wet ‘n wild es conocida como una de las marcas de maquillaje “cruelty free” con precios más accesibles. Además, en 2016 iniciaron a producir cosméticos y brochas de origen vegano.

Natura recibió la certificación “Leaping Bunny” en octubre de este año, aunque su compromiso en contra de las pruebas en animales se encuentra vigente desde el año 2006.

Bodyography es una de las marcas más comprometidas, ya que además de ser certificados por PETA como marca libre de crueldad animal, ofrecen una variedad de cosméticos veganos, libres de gluten, parabenos, talco y aceites minerales.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba