Loader

Tratamiento antiedad con células nativas vegetales

Ante la falta de firmeza por el paso del tiempo, Yves Rocher, propone un tratamiento Anti Âge Global.
  • Por Inmaculada Tapia/ EFE Reportajes
  • 18 MAY. 2017 - 12:36 PM
Photo
  • Compartir esta nota:

La belleza no tiene edad, pero la piel sí. Estar bellas no significa tener una piel libre de los inevitables signos del tiempo. Estar bella, cuando ya se tienen unos años, es lucir una piel hidratada, fresca y luminosa y eso sí se puede lograr.

Una máxima que a la firma Lierac le ha llevado a elegir a la actriz Kristin Scott Thomas, de 55 años, como imagen de su línea Premium, por su elegancia al abanderar los valores de una mujer que transmite sensualidad, serenidad y lozanía, ideal para representar a su gama antiedad.

Esta línea de belleza conjuga un cuidado global con texturas activas, que dan al rostro una nueva juventud, gracias a los descubrimientos sobre las células madre, una investigación que ofrece muchas posibilidades para el cuidado de la piel.

Cuando las células madre son menos activas y escasas provocan una disminución de los elementos que constituyen la matriz dérmica, lo que favorece la aparición de arrugas, y contribuye a que la firmeza se debilite y los poros se relajen.

La denominada “proteína de la inmortalidad”, la proteína foxo, controla las células madre en su origen, activo esencial del complejo Premium Cellular de Lierac, “la primera generación tisular para una acción antiedad global superactivada”, comentan desde la firma, por lo que, según sus responsables, “restaura la densidad y difumina finas líneas y manchas gracias al poder regenerador de esta proteína”.

Una gama que, para asegurar una protección continuada y restaurar el equilibrio de la piel, incluye extractos de flores negras cómo la orquídea, de la rosa y la amapola, un cóctel de efectos hidratantes y nutritivos que suavizan la piel y mejoran su elasticidad.

Mejorar la microcirculación. Regenerar el sistema capilar sanguíneo de la piel del rostro, mejorar la microcirculación, inhibir la producción de melanina, además de reafirmar la textura de la piel y aportar una alta hidratación, es el objetivo de Bio-Performance Glow Revival el nuevo serum de Shisheido.

“Somos los primeros en aplicar la biotecnología a la cosmética”, señala Mouna Ghoul, portavoz científica del European Research Center de Shiseido, quien apunta que este serum “reaviva la piel desde su interior, clave para resolver los problemas cutáneos, que van ligados al sistema capilar sanguíneo”.

Una cosmética regenerativa que actúa sobre las rojeces, manchas, poros y falta de luminosidad, “los factores más comunes por los que se detecta el envejecimiento del rostro”, indica Ghoul.

Esta experta apunta que, tanto el serum como el tratamiento multicorrector en crema, “aceleran los mecanismos de defensa y activan la autoreparación”.

“No se trata de reparar el ADN dañado, sino de actuar sobre la función de control del ADN para prevenir los efectos de su deterioro”, afirma Ghoul.

Valmont, por su parte, propone distintos tipos de cremas para cada década. Para las arrugas cronobiológicas de los cuarenta, producidas por la gravedad, recomienda una reafirmante facial Firming Lifting Corrector, en cuya formulación se encuentra un extracto de levadura que “disminuye la profundidad de las arrugas, alisa y reafirma la piel”, según indican.

Mientras que, a partir de los 50, momento en el que el envejecimiento se acelera a causa del desequilibrio hormonal, aconsejan una mezcla de bálsamo de contorno de ojos y una crema Dermo Structuring Master Factor III, que “compensan los efectos cutáneos asociados al desequilibrio hormonal, restaurando la tonicidad y elasticidad de la piel”, dicen desde Valmont.

Células vegetales. La regeneración celular a través de la cosmética vegetal es otra de las propuestas de cuidados redensificantes antiedad. Una mirada a la naturaleza para lograr una piel radiante.

En ese objetivo, Nuxe ha encapsulado, en Nuxuriance Ultra, las moléculas activas de la célula bifloral de azafrán y de la buganvilla, “que se liberan en todas las capas de la epidermis estimulándolas de forma continuada durante 12 horas, lo que provoca la renovación de los queranoticitos y los fibroblastos”, dicen desde esa empresa.

Esta encapsulación patentada de un ingrediente activo en una célula de buganvilla “permite incrementar la eficacia regenerativa del extracto de azafrán, además, la acción de las células bioflorales se refuerza con un complejo activo natural de extracto de alga marina y células de cacao, de manera que se restaura la síntesis de colágeno, la elastina y la movilidad celular”, dice Aliza Jabès, fundadora del grupo Nuxe.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba