Loader

¿Perfección? Tendencia del pasado

Con el paso del tiempo el ideal de belleza evoluciona hacia estilos más diversos
Photo
En los últimos meses, la imagen de Winnie Harlow ha recorrido el mundo y no es para menos, pues es la primera modelo con vitíligo.
  • Compartir esta nota:

Con el paso de los años el concepto de belleza ha dado un giro trascendental y mucho de lo que antes se consideraba un defecto ahora es lo que da un sello único, no solamente a las modelos sino a la mujer.

En la década de los 80 la modelo Cindy Crawford llamaba la atención porque se negó a eliminar un lunar en su rostro y eso se convirtió en la cualidad que la identificaba. Pero hasta ahí llegaba lo que se le permitía a quienes eran consideradas “bellas”, pues las exigencias eran muchas.

Hace tan solo 10 años era imposible ver sobre una pasarela a una mujer sobrepeso, con problemas en la piel, con discapacidades, con arrugas en su rostro y hasta con los dientes separados.

Hoy día todas esas características son más comunes entre algunas famosas que han hecho de lo que antes se consideraba un “defecto”,  una cualidad distintiva de su belleza.

La veterana modelo Ann La Place señala que en la actualidad esta industria en la que ha estado activa por casi dos décadas cada vez se expande más para mostrar lo diverso que puede ser el concepto de la belleza.

En su experiencia como propietaria de la agencia Element Model Management, La Place señala que esta diversidad se ha visto reflejada en las jóvenes que buscan abrirse paso en el competitivo mundo del modelaje.

“Antes era siempre el mismo estilo de modelo. Ahora cuando en las revistas y en campañas publicitarias las chicas ven modelos que se parecen a ellas,  piensan que también hay un espacio para ellas y se sienten identificadas”, menciona La Place.

A nivel internacional, una mujer que acapara titulares y captura la atención de seguidores y no seguidores de la moda es Carmen Dell’Orefice, quien tiene record Guinness como la modelo más longeva del mundo. A sus 85 años ha modelado para Chanel, Marimekko y ha sido imagen del perfume Chanel N.5 y de compañías como Rolex, Elizabeth Arden y Revlon.

Mientras que Georgia May Jagger -la hija menor del cantante Mick Jagger y la exmodelo Jerry Hall- no solo llama la atención por su belleza y sus destrezas como modelo, sino también por la gran separación que tiene en sus dientes superiores delanteros que se han convertido en su sello personal.

En los últimos meses, la imagen de Winnie Harlow ha recorrido el mundo y no es para menos, pues es la primera modelo con vitíligo -una enfermedad degenerativa que crea decoloración en la piel- que logra realizar campañas publicitarias y participar en desfiles.

A esta lista de modelos que han roto barreras se une Ashley Graham, quien ha demostrado que ni las pasarelas ni las campañas publicitarias son terreno prohibido para la mujer plus.

Por su parte, Andreja Pejic, es una modelo transgénero que ha trabajado con grandes casas de diseño como Jean Paul Gaultier, Marc Jacobs y Rosa Clará, modelando tanto ropa masculina como femenina. En el 2011 formó parte del Top 50 de modelos masculinos de Models.com y apareció en la posición 98 entre las mujeres más sexys del mundo, según la revista FHM. Ha realizado editoriales para diversas ediciones de las revistas Vogue y L’Officiel en diferentes partes del mundo y GQ Australia.

En Puerto Rico, una modelo que ha tenido grandes logros es Dalila Zapata. Esta joven puertorriqueña con Síndrome Down se ha destacado como modelo no solo en la isla sino también en la Semana de la Moda de Nueva York y Child Model en Atlanta además de otros eventos en Orlando y en París. La modelo también ha participado en campañas publicitarias para las tiendas Sears y Walmart.

Sin espacio para copias

Aunque en más de una ocasión los titulares de las noticias han sido acaparados por personas que se someten a decenas de cirugías para parecerse a sus artistas o personajes favoritos, la realidad es que cada vez son menos los que llegan hasta las oficinas de los cirujanos plásticos con una foto de la persona a la que quieren parecerse. Con el paso de los años se han abierto las puertas a la era del individualismo.

El cirujano plástico, Antonio Busquets, señala que el cambio en los cánones de belleza en las últimas décadas ha llevado a mujeres y hombres a buscar mejorar el físico, pero de una manera más individual y no siguiendo un solo estilo.

Busquets destaca que un buen ejemplo de ese cambio de percepción en la belleza es la recién estrenada película “Baywatch”, pues en comparación con la serie que se hizo popular en la década de 1990, ahora las actrices muestras un físico tonificado, pero hay diversidad de tipos de cuerpo.

“En los 80 y 90 muchos de los resultados que buscaban eran senos bien grandes y narices demasiado estilizadas. Antes querían las cejas bien altas, ahora las quieren en su sitio. La cirugía de la cara era un símbolo de estatus con el que la persona dejaba ver que tenía dinero”, asegura el director médico de Busquets Plastic Surgery, en Viejo San Juan. 

En la actualidad, lo que persiguen las personas a través de las cirugías y los procedimientos a nivel facial es rejuvenecer o mejorar su apariencia, pero no cambiar su físico.

“Lo que quieren es quitarle al rostro entre 10 y 15 años y verse naturales, que esa cirugía no se note. Antes ibas a una fiesta y sabías quienes tenían la nariz hecha. El ‘facelift’ antes era lo más apretado posible y eso ha cambiado. Ahora se busca devolver el volumen que se ha perdido en el rostro y eso lo estamos haciendo con transferencia de grasa. Los vectores, que para donde uno hala la piel en ‘facelift’, antes eran posteriores y eso ya no se hace así. Ahora son superiores para batallar los efectos de la edad”, añade Busquets.

En cuanto al cuerpo, esa idea de que la perfección se lograba con senos grandes ya quedó atrás. Busquets dice que cada vez son más las mujeres que piden un busto más pequeño, pues quieren lucir bien la ropa y los escotes, pero sin dejar de verse naturales.

Otro aspecto importante es la aceptación de las curvas femeninas. Celebridades latinas y anglosajonas han “puesto de moda” el tener un trasero prominente, lo que va a la par con una cintura fina. Para los glúteos, Busquets destaca que la transferencia de grasa ayuda a lograr una apariencia más natural. Un tema que se mantiene en debate, pues otros cirujanos plásticos como el doctor Carlos Planell apoyan el uso de implantes que, puestos de la manera correcta, representan menor peligro a la salud de la persona.

  • Compartir esta nota:
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba