Loader

Piernas al descubierto en verano

Esculpir las piernas es posible, mejorar su estado y su belleza requiere atención y tratamientos
  • Por Inmaculada Tapia / Agencia EFE
  • 12 JUN. 2017 - 2:41 PM
Photo
La mesoterapia, cremas y radiofrecuencia son algunos tratamientos que mejoran su aspecto, si no sufren ningún daño aparente. (Agencia EFE)
  • Compartir esta nota:

Las piernas son uno de los puntos que más complejos arremolinan en la mente de una mujer. Lucirlas se convierte en un suplicio, pero mejorar su aspecto, la tersura de la piel y la sensación de  pesadez, es posible.

El doctor Ivan Mañero, especialista en cirugía plástica y director de IM Clinic, explica que las  piernas son la parte “más compleja de mantener, porque es la que sufre todo el peso del cuerpo, no solo en cuanto a tejido, sino también a nivel vascular”.

Mañero indica que ellas son la diana de la celulitis, de las varices y del descolgamiento de la piel y es donde se acumula la grasa de las mujeres por el efecto de los estrógeneos. Al ser una zona  compleja de tratar y de operar, se convierte en la candidata ideal para  la prevención. Según el especialista, “la primera premisa en unas piernas es cuidarlas”.

El experto asegura que las extremidades inferiores se benefician de los pilares básicos como una buena alimentación, el deporte y también de la ausencia de tabaco.

Las mujeres con un trabajo que las obligue a estar mucho tiempo de pie “son tributarias de mala circulación”, por lo que recomienda medias de compresión todo el año. 

Si, a pesar de ello, las piernas empeoran, aconseja atacar varios puntos: son las más beneficiadas con la práctica de ejercicio físico y deben hacerlo porque se quedan sin masa corporal con un aspecto seco y envejecido si no se hace, y aconseja el “fitness” porque aumenta su masa muscular.

Mañero propone devolverlas el tono y la juventud cuando aparecen pequeñas varículas,  bien con láser o con una cirugía simple, rápida y de fácil recuperación. 

Photo

“Cuando el enemigo es más grueso, el láser no es suficiente y hay que pincharlas”. El doctor recomienda diferentes sistemas y medicación y, según el caso, “la cirugía es la única opción. Te operas, pero tendrás que seguir con las medias y el deporte”.

Aclara que el láser no es un tratamiento definitivo. “Quita las existentes, pero si hay tendencia a las arañas vasculares, es posible que salgan otras nuevas”. 

Describe a las piernas como “un enemigo de por vida”. La piel envejece y, si la castigamos con el tabaco y el sol , además de cambios de peso se convierte en “una goma elástica, que cae”. 

Estimulando con cremas y tratamientos como la mesoterapia o la radiofrecuencia, se consigue una mejora de la zona. 

Para todoterrenos

Con la intención de que podamos lucir unas piernas ligeras por dentro y bellas por fuera, Legvass de MartiDerm, intenta con su cosmética minimizar síntomas, como la pesadez o la hinchazón, cuando el problema no ha llegado a un punto de no retorno.

El tratamiento está especialmente indicado para el cuidado vascular, con tres productos con bioactivos vegetales que, según sus creadores, actúan en sinérgia para combatir la insuficiencia venosa, aliviando esa sensación de pesadez.

Para esas mujeres todoterrerno, que no paran de la mañana a la noche, que llegan al final del día con sensación de hormigueo, la Asociación Cuida tus Venas propone diferentes ejercicios para conseguir reprogramar esta parte del cuerpo.

1. Yoga. Es un excelente ejercicio para estimular la circulación sanguínea desde casa. La respiración amplia y abierta que requiere ayuda al corazón para que la sangre fluya con libertad es un gran aliado.

2. Caminar, sin rumbo a ninguna parte es una actividad al alcance de todos que potencia el bombeo de sangre a las extremidades. 

3. Alimentación sana: cuídate con un almuerzo rico en fibra, frutas, verduras y cereales. Si, además, intentas reducir al mínimo el consumo de sal conseguirás retener menos líquidos, algo que incide directamente sobre la circulación sanguínea.

4. Antivaricosos orales y en crema: son ideales para aliviar el dolor y la pesadez de las piernas cansadas o hinchadas al favorecer el retorno venoso, produciendo sensación de bienestar, pero siempre bajo control médico.

  • Compartir esta nota:
Notas relacionadas
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba