Loader

Selecciona el “blush” según tu color de piel

Conoce lo que debes tomar en cuenta para escoger el mejor producto para ti
  • Por El Universal/ GDA México
  • 10 AGO. 2018 - 4:00 PM
Photo
Una buena selección de color y las técnicas correctas de aplicación de "blush" harán de este cosmético tu mejor aliado. (Foto: Archivo/GFR Media)
  • Compartir esta nota:

Sin lugar a dudas, el “blush” es uno de nuestros mejores aliados de belleza. Además de realzar el tono natural de nuestra piel, aporta un poco de color y luminosidad al rostro.

De igual manera, sabemos que escoger el tono apropiado requiere de mucho esfuerzo, pero no te preocupes. A continuación, te damos una guía rápida para elegir el color ideal de rubor según tu tipo de piel.

1. Piel de porcelana. Si tu cutis es tan blanco como el de Blancanieves, los rubores cálidos son tu mejor opción, como el melocotón o el albaricoque.

2. Piel clara. Para las chicas con piel clara, los expertos recomiendan los rubores en tonos claros. Si quieres lucir sonrojada, elige los rubores rosas en todas sus variaciones. Puedes optar por los claros para el día, mientras que los fucsias funcionan mejor para eventos de noche.

Recuerda aplicar tu “blush” con una brocha extragrande y difuminar muy bien para no dejar trazos visibles.

3. Piel clara-media. Si tu cutis es beige como el de Dakota Johnson, es recomendable utilizar dos tonos. Los tonos coral deben cubrir toda tu mejilla, mientras que los ámbar aportarán un poco de brillo. Recuerda aplicar los dos “blush” con movimientos circulares para lograr un efecto natural e impecable.

4. Piel trigueña. Al igual que la piel clara, los tonos vivos como los rosas y fucsias son ideales para tu tono de piel. Otra muy buena opción es el color ladrillo.

5. Piel oscura. Debes evitar endurecer las facciones de tu rostro si el tono de tu piel es oscuro. Para ello, utiliza rubores en tonalidades doradas.

6. Piel ébano. Para pieles más oscuras, los rubores con tonalidad mandarina son perfectos, ya que aportan un poco de color a tu piel y, además, no se pierden en tono natural de tu rostro.

Para aplicar el rubor, los expertos recomiendan aplicarlos con luz natural. Lo anterior se debe a que la iluminación artificial tiende a cambiar los tonos, dando la ilusión de que el tono es más fuerte o más débil.

Si tienes un “blush” en crema o líquido, lo ideal es aplicarlo con los dedos o con una esponja. Sólo recuerda difuminar muy bien los bordes para que no quede tu mejilla demasiado marcada.

Así que ya sabes, a partir de ahora, lo único por lo que deberás preocuparte es por sonreírle al espejo y colocar el rubor para que tus facciones sobresalgan.

  • Compartir esta nota:
Notas relacionadas
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba