Loader

Señorita Folch

Ella es el cerebro del comando, en otras palabras, una nerd con autoridad.
Photo
  • Compartir esta nota:

De entre esos comentarios lanzados sorpresivamente, admito que hay uno que me hace sonreír -y levantar la ceja izquierda- cada vez que lo pienso. Fue cuando una colega de la redacción me dijo que yo le recordaba a la señorita Folch. Vaya, vaya, ¡no sabe esa mujer lo que hizo por mi autoestima!

Para los que no se han enterado, el nombre completo de la susodicha es Amelia Folch, una de los personajes que protagoniza la serie de ciencia ficción El Ministerio del Tiempo, joya de Televisión Española (TVE), creada por Pablo y Javier Olivares. La premisa del programa es que un soldado del siglo XVI (Alonso Entrerríos), una mujer universitaria del siglo XIX (Amelia Folch), y un enfermero de 2015 (Julían Martínez), son contratados por un ministerio secreto español que posee puertas subterráneas que al atravesarlas, se puede viajar por el tiempo. (De paso, el original del que parece haberse copiado fatalmente Timeless, de NBC). Amelia (interpretada por Aura Garrido), llegó a ser reclutada por Irene Larra para que fuera la cabeza de la patrulla y pudiese responder a los imprevistos que surgían en cada aventura cuya finalidad siempre es la misma: evitar que cambie la historia. Creo que ya vas notando por qué no podía molestarme la comparación. 

Photo

Alonso Entrerríos, Julián Martínez y Amelia Folch.

Muy avanzada para su tiempo -aunque quizás un tanto ingenua para el siglo XXI- Amelia Folch fue de las primeras mujeres que entraron en la Universidad de Barcelona. Brillante, con memoria fotográfica, trabajadora y con enorme capacidad para analizar situaciones. Su conocimiento de la historia y su dominio de la literatura española y del latín, la convierten en el cerebro del comando. En otras palabras, una “nerd” con autoridad.

Sin embargo, a pesar de que el personaje sea ficticio y el nombre sea inventado, su historia en un sentido es real, según blogs de fanáticos de la serie, quienes afirman que el personaje de Amelia Folch recoge el testimonio de tres mujeres que en contra de los prejuicios de la época estudiaron en la Universidad de Barcelona y se doctoraron el mismo año, en 1882: Dolors Aleu i Riera, Martina Castells Ballespí y María Elena Maseras Ribera. Así que de la mano de Amelia Folch recuperamos tres mujeres pioneras, las primeras universitarias y las primeras mujeres en licenciarse y doctorarse, ¡casi nada! Por si fuera poco, Amelia Folch -que nació en 1857 y fue contratada por el ministerio a los 23 años- departe frecuentemente con Velázquez, Lope de Vega, Cervantes, Isabel I de Castilla y Fernando de Aragón, Pablo Picasso, Napoleón Bonaparte y hasta el mismísimo Torquemada, todos los cuales aparecen, ya sea puntual o recurrentemente, en la serie.

Photo

Yo, a diferencia de Amelia Folch, no creo haber sido primera en nada, pero coincidimos en el cabello rizo, los ojos avellana, el uso predominante de faldas, las lazadas, la admiración por el caballerosísimo Alonso Entrerríos con quien iría hasta el fin del mundo y la incertidumbre maldita entre si quedarse con el melancólico cosido al pasado Julián (interpretado por Rodolfo Sancho), o con el indómito silvestre y nunca bien ponderado “Pacino”o Jesús Méndez (que encarna Hugo Silva). Un inspector de policía que se une como agente de campo a la patrulla, que llegó al Ministerio por una puerta no registrada. 

Y para aumentar la tensión, según una foto mostrada en la segunda temporada, Amelia Folch se casaba con Julián y tenían una hija pero tras un encuentro con Pacino ahora la niña ha desaparecido de la foto. Así que, confirmada la presencia de Pacino en la tercera temporada y la ausencia de Julián, esto promete complicaciones insospechadas. Para lo único que no quisiera ser la señorita Folch.

  • Compartir esta nota:
Posts relacionadas
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba