Loader

Soltera pero contigo: lo mejor y peor de tener pareja.

Disfrutamos la soltería pero a veces anhelamos compañía
Photo
  • Compartir esta nota:

La mayoría de las mujeres disfrutamos de la soltería por todas las ventajas que la acompañan, pero a su vez, en secreto, muchas también anhelamos la compañía y el cariño de una pareja. Algunos opinan que, en esencia, esto es así porque el ser humano siempre va a querer lo opuesto a lo que tiene, y en muchos casos es cierto. Por ejemplo: si eres soltera tienes la libertad de hacer lo que quieres, sin considerar la opinión de otro, sin embargo pasas la mayoría de tu tiempo libre buscando compañía y decidiendo junto a otros sobre qué hacer. Entonces, cuando tienes pareja, te quejas porque todas las decisiones las tienes que tomar considerando al otro y desearías estar soltera para no tener que hacerlo. Otro que suele suceder cuando estás soltera es que observas a tus amigas felices con sus parejas y anhelas estar en su posición, pero cuando ya tienes pareja tus amigas se sienten en la confianza de sincerarse contigo y te das cuenta de que en realidad no había nada que envidiar. Si bien sé que en ambas se sufre y también se goza, lo cierto es que no he podido descifrar si una es mejor o peor que la otra. ¡Así que lo dejaré a tu juicio! Aquí una lista con algunos pros’ y cons' de tener pareja para ponerte a pensar. ;) 

 
No más abstinencia y noches de consolarte sola. Pro! 

Janguear con tus amigas se convierte en una misión. Con! 

Ya no tienes que pagar la renta sola. Pro! 

Escoger qué van a ver en Netflix puede ser un bad trip. Con! 

Y ni hablar sobre decidir dónde comer. Con! 

Dormir acurrucada todas las noches. Pro! 

Pero dile adiós a tu privacidad. Con! 

Nada mejor que discutir con tu pareja solo para una rápida reconciliación. Pro! 

Que te despierten para tener sexo cuando estás profundamente dormida. (Ojo, este puede ser un pro???? o un con????, dependiendo el mood)

En fin, lo cierto es que todo en la vida, cuando se convierte en norma o rutina, deja de ser divertido y por consecuencia nos aburre. Por eso mi mejor consejo es que no sacrifiques una por la otra, cuando realmente puedes disfrutar de las dos. 

  • Compartir esta nota:
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba