Loader

Amor en tiempos de crisis

Si deseas mantener tu relación en estos momentos, aquí algunas opciones para poner en práctica
Photo
  • Compartir esta nota:

Todos sabemos que algunas de las principales causas de divorcio o separación de parejas son los problemas económicos, los estresores externos que nos provocan frustración e impotencia, y la falta de privacidad o espacio de intimidad. Queda claro que lidiar con situaciones como estas es común en nuestras relaciones; pero qué pasa cuando de un día para otro, todos estos factores se juntan y nos enfrentamos a un caos de necesidades, frustración, humores cargados y crisis en todos los aspectos de nuestras vidas. ¿Crees que tu relación pueda sobrevivirlo?

Después del paso del huracán María he visto de todo un poco. Parejas que llevaban años juntos y deciden separarse porque uno desea salir de Puerto Rico, mientras el otro quiere quedarse. Parejas que han acudido a fármacos y otras drogas para controlar los malos humores y evitar que las discusiones los lleven a una separación. Algunos que han decidido salir juntos de la isla con miras a comenzar una nueva vida en otro lugar; y otros que deciden quedarse a bregar con la situación y terminan sintiéndose más unidos que nunca. 

¿Pero, por qué a algunos la tormenta los ha llevado a una separación y a otros los ha unido más fuertemente? Definitivamente el nivel de tolerancia y la personalidad de cada cuál tiene muchísimo que ver, pero también la madurez, el compromiso y la voluntad de cada uno sobre lo que quiere y lo que debe hacer para conseguirlo. Entonces, si deseas mantener tu relación en estos tiempos, aquí algunas opciones para poner en práctica.
 

  1. Tal vez parezca vano, pero el mejor consejo que te puedo ofrecer es follar. Está comprobado que la actividad sexual nos ayuda a mantener un buen estado de ánimo y de humor, gracias a que hormonas como oxitocina, serotonina y endorfinas son liberadas durante el coito. Además, el sexo nos sirve de ejercicio y el sudor nos ayuda a eliminar toxinas que acumulamos con la mala alimentación, la contaminación exterior y el estrés al que nos exponemos a diario. Así que, como dijo la brillante Krystal Rivera: “follemos en tiempos de crisis”.
     
  2. Si sientes que vas a explotar, sal y despéjate. Sabes a lo que me refiero: todos hemos tenido esos momentos donde se nos acabó la paciencia y ya no queremos bregar con los mosquitos, la falta de comida o de dinero, el tapón y las filas. Llegaste a tu límite y, ¿a quién tienes de frente? A tu pareja. En ese momento recomiendo que te montes en el carro, prendas el aire acondicionado y salgas a pasear un rato o vayas a algún lugar que te dé paz: la playa, el mall, una barra, la vuelta de la esquina… cualquier lugar menos tu espacio de convivencia. Así evitas discusiones innecesarias, que no tienen que ver con tu pareja, sino con el estrés que estás viviendo.
     
  3. Saca un rato para desahogarte con tus amigas. Esto es esencial en cualquier momento de tu vida, pero ahora es requisito. Necesitas hablar y socializar con otras personas fuera de tu círculo diario (familia, pareja e hijos). Escuchar otras historias y no las mismas que ya conoces. Enterarte de lo que está pasando a tu alrededor, porque alguien te lo cuente cara a cara, y no por medio de las noticias o las redes sociales. Este rato entre amigas, no tan solo te ayudará a descargar cualquier problema o frustración que tengas, sino que además te brindará otra perspectiva sobre la situación en general, los problemas de otros y cómo cada uno está enfrentando la situación.  
     
  4. La comunicación siempre es clave. Déjale saber a tu pareja lo que sientes, lo que te agobia, tus frustraciones o simplemente las cosas que te encojonan. Crear este espacio de empatía y sinceridad entre ambos les ayudará a fortalecer el respeto y la seguridad que cada uno siente por el otro; y por consecuencia la relación se beneficiará.
     
  5. Hazle saber lo importante que es él/ella para ti. Lo mucho que valoras la relación y lo afortunada que eres al tener su compañía y apoyo en esta situación tan difícil para ambos. Déjale saber que cuenta contigo en las buenas y también, como ahora, en las malas. Estos actos de afecto y cariño ayudan a bajar las defensas que mantenemos arriba como resultado de la situación que se enfrenta.

Las relaciones siempre han sido, y seguirán siendo, una combinación de trabajo y placer, solo que ahora ambas partes deben trabajar extra si desean sobrevivir juntos estos tiempos no tan divertidos.

  • Compartir esta nota:
Posts relacionadas
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba