Loader

Funcionalidad en el diseño

Los elementos claves del estilo escandinavo, útil y atemporal.
  • Por Inmaculada Tapia EFE Reportajes
  • 10 MAY. 2017
Photo
El diseño escandinavo es uno de los estilos más confiables que ofrece el mundo del diseño.
  • Compartir esta nota:

Cuando el diseño escandinavo se instala en casa todo parece ordenado, es como si la estructura de las cosas en sí misma se encargara de ello, pero lo cierto es que las líneas precisas de cada mueble parecen invitar a que todo fluya, incluso el orden.

Es uno de los estilos más confiables que ofrece el mundo del diseño, con serenas paletas de colores, líneas elegantes, y un uso intensivo de los recursos naturales, los cuales representan un aspecto de sus mejores cualidades.

De hecho, ha recibido reconocimientos y buenas críticas por su capacidad de permanencia en sus diseños que se atribuye a su funcionalidad, utilidad, y naturalmente su belleza atemporal.

Madera, elemento clave. La madera es uno de los elementos claves en este estilo de decoración. En tonos claros y luminosos, en un intento de que reflejen la luz exterior, la madera natural es uno de los imprescindibles de este tipo de diseño.

La web de interiorismo Kavehome.com es una de las especializada en este tipo de mobiliario y donde se pueden encontrar piezas como Tressia, Brocsy y Larey, para ofrecer ese espacio limpio de formas para el hogar.

Tressia es una silla con el espíritu sencillo del pasado y está realizada en madera de caucho maciza en color natural.

Fabricado en madera de munggur maciza, Brocsy, es un taburete, diseñado para dar un toque escandinavo a cualquier interior. La dualidad de color en sus patas es una de sus características más distinguidas.

La lámpara de sobremesa Larey destaca por su estructura de madera, que culmina en una pantalla blanca de algodón. Siguiendo las últimas tendencias de iluminación, Kavehome.com propone esta lámpara para crear una relajante luz de ambiente.

Mesas auxiliares. En el comedor, las mesas auxiliares al lado, o justo frente al sofá principal, son un objeto imprescindible para crear ese rincón que aporte el gusto por el diseño nórdico, con un contraste de materiales en los que se combina madera natural y metal.

Un aparador de líneas rectas como Eunice incorpora un toque intemporal por su estética y sus colores a un comedor con cierto aire retro. Realizado en madera maciza de fresno que encaja con casi todos los estilos decorativos, gracias una combinación de la madera con el color blanco, hace que su ubicación como lugar de almacenaje sea diversa, desde el comedor, al dormitorio o la zona de entrada.

La firma Vertbaudet construye en el estilo nórdico una fuente de inspiración gracias a los colores pastel, texturas cálidas y líneas suaves, que traslada desde la moda de la calle a los textiles de la casa.

Con la intención de celebrar su 50 aniversario, la empresa textil Nya Nordiska presentó Core Classics, una revisión a ese medio siglo con telas con las que han conseguido mayor funcionalidad.

“Nuestro objetivo era mostrar el poder visionario de nuestros diseños, que han conservado su intemporalidad”, comentó Sybilla Hansl, hija del fundador de la compañía.

Diseños clásicos de rayas y cuadros bicolor que se adentran en sus raíces inspiradas en el diseño tradicional escandinavo, en algodón puro.

Los complementos. Pero si los muebles son el elemento principal, los decorativos y tecnológicos, como el caso de las minicadenas, no se quedan atrás. Es el caso de Pioneer Onkyo, que ha lanzado su línea de minicadenas inspiradas en el diseño “nordic pop”, como definen desde la firma, y que se pueden encontrar en cuatro colores distintos: blanco, aguamarina, rosa y negro.

Un diseño retro de alta fidelidad para los apasionados de la música y el diseño. Pequeños y capaces de adaptarse a cualquier rincón de la vivienda. Las cuberterías minimalistas son también tendencia dentro del diseño nórdico. La colección Barcelona de muymucho, en dorado satinado, cobre y negro mate, ponen en valor cualquier vajilla sobre la mesa.

“El cobre es un acabado que aporta calidez, elegancia y distinción”, comentan desde esta web especializada en decoración. El bronce, combinado con textiles que reflejen textura y efecto mármol en vajilla o accesorios decorativos en la mesa “aportará un estilo escandinavo”.

 Algo de historia. El diseño escandinavo, como estilo, es originario de Dinamarca, Finlandia, Islandia, Suecia y Noruega. Surgió en los años 20 y tuvo su esplendor en los años 50.

Uno de los creadores más destacados de este estilo fue Alvar Aalto, uno de los primeros desarrolladores de los conocidos muebles de madera curvada. Aalto buscó la forma de doblar la madera como los diseñadores y arquitectos de la Bauhaus hacían con el acero. La técnica empleada fue el uso del vapor y el calor para doblar y moldear la madera. Inventa la forma para unir los componentes sin utilizar elementos metálicos.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba