Loader

Las telas de Carolina

Están hechas para lograr espacios más acogedores
Photo
Carolina Álvarez Textiles, una línea de telas que tienen impresos los dibujos creados por la diseñadora. (Fotos: Teresa Canino)
  • Compartir esta nota:

Algo tienen las telas. Será su forma de caer. Unas veces sutil y desenfadada; otras pesada y fuerte. O quizás la gran cantidad de posibilidades que ofrecen, todo lo que se puede crear con ellas: almohadas, cortinas, vestidos, servilletas y más. Carolina Álvarez no tiene claro qué de todo lo anterior la atrae a este material. Pero el magnetismo siempre ha estado ahí.

Cuando era pequeña, admiraba las alfombras tendidas en el suelo de las tiendas que visitaba junto a su mamá. También observaba con fascinación la colección de servilletas de distintos países que ella, una artesana, guardaba en un cofresito. Así por el estilo, todo lo que estuviera relacionado al arte y la creación de espacios llamaba su atención.

Durante un tiempo estudió fotografía en su país, Chile y mientras acompañan a un fotógrafo a tomar imágenes de casas para una revista de decoración revivió su pasión por el diseño de interiores. Entonces decidió que se formaría en esa área.

En Puerto Rico, donde reside hace seis años, Álvarez conectó directamente con la creación de textiles cuando para celebrar el primer cumpleaños de su hija elaboró unos banderines de papel se quedó con el deseo de confeccionarlos en tela. Se matriculó en cursos de costura y mientras continuaba estudiando diseño creció su interés en utilizar textiles diferentes a los que ofrecía el mercado para incorporar a los espacios.

Y eso es precisamente lo que hace a través de Carolina Álvarez Textiles, una línea de telas que tienen impresos los dibujos creados por ella.  

Para hacerlas, Álvarez se deja inspirar por los paisajes e imágenes que la inspiran a dibujar. Luego, utilizando un programa de computadora modifica la intensidad o incluso cambia totalmente el color de cada pintura hasta que finalmente la manda a imprimir en el textil.  

La primera colección que hizo se llamó “Under the Sea” y en ella se manifiesta el agradecimiento de la artista hacia la posibilidad de tener accesible la playa en Puerto Rico, un lujo que no gozaba en su ciudad natal, Santiago de Chile.

Álvarez también tiñe telas utilizando tintes naturales que crean patrones diferentes en cada sesión. Este proceso le fascina porque hay colores, como el índigo, cuya preparación es casi mágica.

“Tú lo preparas con cal y un concentrado de azúcar. Haces una primera prueba en el frasquito y después, mirando cómo el líquido se separa, quedando abajo el amarillo, puedes empezar a teñir. Cuando metes la tela sale un color verde porque al hacer contacto con el oxígeno es que se pone azul. Y mientras más la sumerjes, más intenso es el color”, explica la decoradora de interiores. 

A través de sus creaciones Álvarez busca ofrecer a sus clientes un elemento adicional para incorporar a la decoración de los lugares. También le interesa colaborar con otros diseñadores para que puedan tener la alternativa de sus telas al proponer alternativas a sus clientas.

“Esta es una pieza que está pensada desde el principio hasta el final”, destaca al reconocer el valor del proceso de crear patrones. 

Actualmente, Álvarez está trabajando en nuevos diseños tomando en cuenta las peticiones de los clientes para añadir colores más intensos a los que ella regularmente utiliza. A través de sus piezas quiere lograr rincones más agradables y acogedores para todo el que escoja sus telas.

Para información sobre la línea subscríbete a http://eepurl.com/c0-wqX  o visita en Instagram @carolinaalvareztextiles.

  • Compartir esta nota:
Notas relacionadas
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba