Loader

Laura Gómez: una subversiva en Silicon Valley

Es la fundadora de una compañía de tecnología para empoderar a los latinos, así como a personas de todas las razas, creencias y trasfondos, de modo que puedan ampliar sus oportunidades para emplearse
Photo
Para Laura Gómez es importante servir de defensoras de otras latinas. (Foto: Teresa Canino)
  • Compartir esta nota:

Laura Gómez lo tiene muy claro: “cuando no somos parte de la tecnología, no somos parte de la riqueza”.

Por eso, esta inmigrante mexicana criada en Silicon Valley, trabaja para ampliar las oportunidades de trabajo en esta área entre personas de todas las razas, creencias y trasfondos educativos.

En 2015, lanzó Atipica, una empresa dedicada a lograr esta meta a través del uso de la inteligencia artificial para ayudar a compañías como Netflix a encontrar los mejores empleados basándose en criterios que promueven la diversidad.

Lejos de repetir anticuados o trillados métodos de selección de candidatos -como darle demasiado peso a la universidad donde estudió la persona-, el sistema de Atipica promueve un cambio de pensamiento respaldado por datos.

“A mis clientes les digo que no hay que entender la diversidad, sino entender la demográfica cambiante de la fuerza laboral. Quien está entrando hoy al mundo de la tecnología no se ve igual a los Mark Soderberg del 2005”, explicó la empresaria de 38 años, quien visitó la isla recientemente para ofrecer una charla en el espacio de colaboración Piloto 151, en Santurce.

Aseguró que las empresas que no adapten sus métodos de contratación a los nuevos panoramas en cambio constante van a perder talento.

Inteligencia artificial en favor de la diversidad

Gómez está empeñada en promover la diversidad desde hace tiempo. Cuando empezó a trabajar en Hewlett Packard, con apenas 17 años, empezó a sentir la ausencia de mujeres como ella en su lugar de trabajo. Luego, se fue a trabajar a Twitter y se encontró en la misma situación. Era la única latina en esa empresa. Entonces, empezó a darse cuenta de lo duro que es “ser la primera en todo”.

Luego, le tocó participar de un panel en Stanford Law School junto a varios ejecutivos de empresas como Google y el reverendo Jesse Jackson, activista de los derechos civiles. Durante la conversación, ella opinó que si la inteligencia artificial puede usarse para crear la realidad virtual y los autos que se manejan automáticamente, también era posible sacarle partido para promover la diversidad en las empresas.

“Atipica es inteligencia artificial para la diversidad”, resumió la emprendedora.

Explicó que los algoritmos utilizados por su compañía para encontrar talento no incluyen datos que podrían afectar la justicia del proceso de reclutamiento.

Google tiene un producto similar a Atipica y dicen que si alguien aplicó para la empresa y rechazó la oferta luego estará en un rango más alto. Nosotros decimos que hay que excluir todo eso porque de lo contrario nada más le estarás dando oportunidad a las mismas personas”, explicó.

“Nosotros excluimos también las escuelas. No nos importa de dónde te graduaste”, señaló.

Entonces, ¿qué es importante para conseguir un buen empleo? De acuerdo con Gómez, lo más importante son las destrezas de los candidatos.

A los latinos, la empresaria les recomienda buscar la manera de relacionarse con la tecnología, sin temor al rechazo, porque las oportunidades surgen cuando la gente es persistente.

Tampoco hay que rehuir de pedir ayuda y atreverse a buscar la forma de establecer relaciones con personas clave para lograr una meta. Confesó que ella misma es ejemplo de este modo de actuar. Cuando le quedaban apenas tres semanas para cerrar su compañía, conoció en una cena a un potencial inversionista. Aunque dudó y sintió temor, le preguntó si le interesaba invertir en su proyecto. Él le dijo que tenían que hablar pero que le parecía una buena idea. Días más tarde, recibió una noticia que no podía creer: tendría el dinero que necesitaba.

Vital perseverar

“Yo recibí 100 ‘no’ y un ‘sí’. Por ese ‘sí’ Atipica existe y Netflix es mi cliente. Antes era difícil cuando me decían que no. Ahora cuando alguien me dice que no, no me importa”, reiteró.

En el proceso para crear una empresa, también es importante armarse de perseverancia porque por más suerte que se tenga, los momentos difíciles siempre van a llegar.

Entre los negocios de tecnología que más llaman la atención de Gómez están los que utilizan datos para ayudar a la humanidad, como es el caso de las plataformas para ayudar a la gente a determinar las causas que desea apoyar financieramente.

Si fuera a invertir en una nueva empresa, Gómez quisiera experimentar con la industria gastronómica, pues es una chef natural que disfruta de cocinar platos típicos de su país. Por lo pronto, la también amante de los maquillajes, tiene su mirada puesta en Puerto Rico. Aquí, sostuvo, piensa establecer algún tipo de oficina para reclutar internos y empleados a tiempo completo (especialmente mujeres), igual que ha hecho en diferentes estados de Estados Unidos y ciudades de México.

A los puertorriqueños que están afrontando las consecuencias del azote del huracán María, Gómez les invitó “a resistir” ante la experiencia difícil.

“Los desastres nos influencian de una manera que no sabemos, pero seguimos”, apuntó.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba