Loader

12 consejos prácticos para alcanzar tus metas del nuevo año

Ya sea en el plano de la salud, la belleza o del crecimiento personal, hay actos sencillos que puedes realizar cada día para promover tu bienestar integral
Photo
Establecer metas pequeñas y alcanzables a través del año, en lugar de una sola, pero abrumadora meta para el 1 de enero puede ayudar alcanzar lo que desees. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Cada nuevo año trae consigo la oportunidad de revaluar el año anterior y trazarnos nuevas metas y objetivos. Sin embargo, aunque solemos comenzar a ejecutarlos con un gran ímpetu y emoción, en múltiples ocasiones nuestras resoluciones se quedan en solo intentos. Esto es bastante común y el llamado a la acción requiere estrategias simples que permitan elaborar un plan sencillo e infalible para alcanzar aquello que deseamos en el nuevo año, no importa de qué renglón de la vida se trate. Pero, ¿cómo comenzar esta tarea sin sentir frustración o ansiedad en el intento?

De acuerdo con la Asociación Americana de Psicología (APA, en inglés), es importante recordar que, aunque es común hacerlo, la llegada del nuevo año no debe servir de catalítico para realizar cambios abruptos de carácter, sino para reflexionar sobre las conductas del año anterior y prometer hacer cambios positivos en su vida.

“Establecer metas pequeñas y alcanzables a través del año, en lugar de una sola, pero abrumadora meta para el 1 de enero puede ayudar alcanzar lo que desees”, recomienda la APA en su página oficial, mientras añade que lo más importante es reconocer el cambio que deseas realizar y trabajar, un paso a la vez, por lograrlo. La doctora Kevia Calderón, psicóloga clínica, agrega que es necesario organizar las metas y los planes para el próximo año, estableciendo metas realistas y flexibles.

Para ello, comienza con una meta pequeña, cambia una conducta a la vez, habla sobre el cambio que deseas realizar con tu familia y amigos, no seas duro contigo mismo y, si necesitas ayuda en el proceso, acude a un profesional como el psicólogo, quien te puede ofrecer estrategias para ajustar tus metas para que sean más alcanzables, así como ayudarte a cambiar conductas poco saludables y abordar asuntos emocionales.

A continuación, algunas recomendaciones para que alcances el bienestar integral, poco a poco. Recuerda que son los pequeños cambios los que te pueden llevar al éxito.

1.  Alcanza la felicidad a través de la nutrición

Lo más importante para sentirse bien es comer bien. Hay alimentos que favorecen que el cerebro esté contento, la felicidad y el bienestar en general. Entre ellos están los que contienen el ácido graso omega-3 que se encuentra en los pescados de aguas profundas, como el salmón. Además, contienen ácidos grasos esenciales y sustancias antiinflamatorias, así que son buenos para relajarnos. También puedes incluir las nueces y las semillas, que son ricas en proteínas vegetales, fibra, magnesio, calcio y vitaminas del complejo B. Otro alimento para promover la felicidad es el chocolate oscuro. Este tiene propiedades antioxidantes que estimulan la producción de endorfinas y mejoran el estado de ánimo. Eso sí, debe ser 70% cocoa.

Karilyn López Negrón, licenciada en nutrición y dietética, y educadora renal

2. Controla el tamaño de las porciones

Esta es una de las claves para tener una alimentación balanceada. Puedes ir aumentando los vegetales, disminuyendo los carbohidratos y moderando las proteínas para tener un plato balanceado. Mientras más colores tenga el plato, más variada será nuestra alimentación.

Karilyn López Negrón, licenciada en nutrición y dietética, y educadora renal

3.  Realiza tus chequeos médicos

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) señalan que este es un buen momento para acudir a tu médico si has dejado pasar alguna de esas citas de rutina necesarias para mantener tu salud en un estado óptimo. En estas, tu médico puede hacer el chequeo rutinario según tu edad y género, verificar el estatus de tus vacunas, realizar las pruebas de cernimiento que necesitas, así como hacer recomendaciones adicionales que te ayuden a alcanzar tus metas de salud. Recuerda ir, también, al dentista.

4. Duerme más

Estamos acostumbrados a cumplir con todas nuestras obligaciones al punto de sacrificar nuestras horas de sueño para cumplir con el trabajo, la familia o, incluso ver televisión. Los CDC explican que no dormir lo suficiente puede, no solo dejarte soñoliento, ser menos productivo y hasta ocasionar accidentes laborales o vehiculares, sino también aumentar tu riesgo de obesidad, hipertensión, enfermedad cardiovascular, pobre salud mental y hasta la muerte.

5.  Consistencia es la clave

En términos de ejercicios, ser consistente es la clave. Con solo presentarte a tu entrenamiento físico ya tienes el 80% de tu batalla gana y ahí es donde la mayoría de las veces las personas fallan. El otro 20% es nutrición y otros elementos. Si lo miras desde otro punto de vista, la persona que aumenta de peso es porque lleva un tiempo siendo consistente con lo que no debe, serlo, como comiendo más o no realizando suficiente actividad física, por ejemplo.

Desmond Santiago, Straightening Conditioning Coach / preparador físico

6. Entrena los días que puedas, aunque sean corridos

Asegúrate de entrenar al menos dos días a la semana, aunque sean corridos. A veces pensamos que debemos descansar un día entre medio, pero si no es posible, entrena un día y al siguiente también, si no, se convierte en el juego de nunca empezar.

Desmond Santiago, Straightening Conditioning Coach / preparador físico

7. No hagas resoluciones

En lugar de hacer resoluciones, debes comenzar el año, creando un mapa mental de lo que quieres y, dirigiéndote hacia eso, hacer intenciones. Por ejemplo, si quieres dejar de fumar, no intentes hacerlo de una vez, sino que, cada día, en vez de fumar, por ejemplo, los cinco cigarrillos que fumas normalmente, fuma solo tres y ve aumentando la cantidad progresivamente. Romper los objetivos en otros más pequeños es mucho mejor. Lo que te toca hacer el día de hoy, eso sí lo puedes lograr.

Nayda Fernández, cofundadora de prlovesyoga.com

8. Busca el silencio para tu equilibrio emocional

En esta era digital, en la que tenemos mucho ruido a nuestro alrededor, es necesario buscar más espacios de silencio. De acuerdo con la Universidad de Harvard, una mente que logra estar en silencio por lo menos 15 minutos diarios, ya sea meditando o simplemente respirando, es una mente que logra solucionar problemas más rápidamente, puede ser más creativa y, al final, ser, también, más productiva. Debe ser una prioridad para ti mismo, porque te ayudará a calmar el sistema nervioso y a conocerte mejor. Esos silencios dicen mucho de ti: si te saboteas, si te amas o si trabajas para cumplir tus propósitos. Es un ejercicio de autocuidado diario para lograr tu paz emocional y equilibrio.

Nayda Fernández, cofundadora de prlovesyoga.com

9. Potencia tu rutina de belleza

La Academia Americana de Dermatología (AAD, en inglés) señala que lavarte la cara antes de irte a dormir -¡y sin fallar!- es el paso más sencillo e infalible para lograr una piel radiante. Sin embargo, un estudio nacional realizado en el año 2017 por la marca de productos de cuidado de la piel CeraVe reveló que hasta el 80% de los norteamericanos lavan su cara incorrectamente y que hasta un 54% aseguraron saltarse el lavado de cara antes de acostarse a dormir. Para hacerlo correctamente, la AAD recomienda usar un limpiador no abrasivo y utilizar tus dedos para aplicar el limpiador, luego de humedecer tu cara con agua tibia. Luego, seca tu piel con una toalla suave y aplica humectante.

10. Trabaja en tu autoestima

No importa la edad que tengas, trabaja día a día con tu autoestima y no dejes que tu edad, tu peso, tu color de piel y de ojos o la textura de tu cabello defina quién eres. “Lo divertido es descifrar cuál es nuestro mejor yo, amando el trayecto y progresando, sin miedo, hacia esa dirección”, explica, por su parte, la actriz Melanie Thandie Newton, quien en el 2017 se unió a la marca RoC Skincare como portavoz de su campaña #ForYourAge.

11. Socializa y diviértete

Lleva a cabo actividades recreativas como tomar una clase de baile o algo que te ayude a tener tiempo para ti y ayudarte a mejorar el ánimo y el estado de bienestar. Procura llevar a cabo reuniones recreativas con tus amistades y seres queridos. Establece un calendario de actividades recreativas que deseas llevar a cabo durante el mes.

Dra. Kevia Calderón, psicóloga clínica y codirectora de Psych Wellness Center

12. Conéctate con tu yo interior y sé agradecido.

Realiza ejercicios de relajación, meditación y visualización positiva, así como actividades que te permitan estar en contacto con la naturaleza. Crea el hábito de agradecer, pues, ser agradecidos con lo que somos y tenemos en el presente nos permite experimentar estados de bienestar y vivir una vida plena.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba