Loader

6 razones para buscar ser tu propia jefa

Tres emprendedoras puertorriqueñas revelan sus motivaciones para lanzarse a esta movida profesional
Photo
Dentro de la diversidad de cada una de las entrevistadas, hay coincidencias (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Trabajar por cuenta propia o ser dueña de una empresa a veces llega por herencia, por tradición familiar, pero cuando ese no es el caso ayuda tener razones poderosas que hagan emerger las destrezas y cualidades necesarias para el éxito, sobre todo si el panorama luce poco alentador.

Magacín conversó con tres emprendedoras cuyos trasfondos e historias profesionales son bastante disímiles y revelaron sus poderosas motivaciones para lanzarse a la aventura incluso más de una vez. Resulta que aun dentro de su diversidad, hay coincidencias. 

Ivette Torres, la única con educación en negocios y amplia experiencia en el mundo del comercio al detal, lo hizo inicialmente para poder estar más cerca de sus dos hijas luego de divorciarse. Gisel Santiago, corredora de bienes raíces, cambió su carrera como maestra del salón de clases para aventurarse como contratista mediante propuestas para el Departamento de Educación de Estados Unidos y finalmente dio el salto a la venta de seguros y las bienes raíces. Y la comunicadora e historiadora Maricelis Rivera Santos se separó de una fructífera carrera como periodista en varios de los principales medios informativos de Puerto Rico para convertirse en profesora universitaria y asesora en comunicación y desarrollo de negocios. Aquí comparten algunos de los beneficios de ser sus propias jefas.

Flexibilidad
Las tres profesionales destacan la flexibilidad como una de las razones por las que disfrutan de ser sus propias jefas. En el caso de Torres, el amor por la alta costura y la moda fue una constante en su vida desde la adolescencia. Tomó clases con Carlota Alfaro, contaba con una maestría en mercadeo de modas de Luisiana State University y experiencia gerencial en establecimientos de varias cadenas estadounidenses, cuando finalmente se rindió a su pasión y comenzó a crear desde vestuarios de teatro hasta trajes de gala.
"Me encanta trabajar por cuenta propia porque administro mi tiempo", afirma la emprendedora, que en 2015 se hizo representante independiente de AVON a tiempo parcial. Cuando tuvo que cerrar su negocio de costura, hizo de esta su principal empresa y al presente cuenta con unas 60 personas en su organización, a quienes ayuda a adiestrar y apoya. 

Tiempo
Para Santiago el valor supremo  de convertirse en corredora de bienes raíces es contar con más tiempo para ella. "Mi razón principal fue la comodidad de tener tiempo para mi familia. Tenía un buen trabajo, pero no tenía tiempo para estar con mi familia", admite.
Lo mismo destacan las otras dos entrevistadas, que incluso han realizado viajes fuera de Puerto Rico, tanto para asuntos familiares como profesionales, al tiempo que siguen manejando sus negocios organizando ellas mismas sus horarios. Torres celebra en particular que pudo coordinar sin contratiempos el viaje a la graduación de su hija mayor en New York University.

Tranquilidad
Santiago, madre de tres, señala que obtuvo un beneficio adicional: "tranquilidad". "El no estar en los tapones por la mañana y para regresar a la casa, el poder hacer mis citas después de que pase la hora del tapón, llevar a mis hijos a  la escuela en lugar de encargarle a alguien que me los llevara… Uno tiene otro tipo de estrés, pero no es ir al ritmo de otra persona sino al ritmo de uno", detalla.

Inspiración
Comunicadora al fin, Rivera Santos valora el amplio espacio creativo que le brinda proveer servicios a diversos clientes a la vez. Luego de haber sido la asesora en comunicación y prensa de la pasada secretaria de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico, Carmen Guerrero, hoy directora regional de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) para Puerto Rico y el Caribe, a finales de 2016 la emprendedora decidió fundar Access All Services (AAS). "Crear tu propia estructura para compartir peritaje y encaminar proyectos en instancias distintas a las que tenía cuando estaba empleada por otra empresa, proyectos que quizá en esas otras empresas no se podían viabilizar, es una de las bondades de trabajar por mi cuenta", explica.

Capacidad de aportar y servir
Otro aspecto que asegura la hace sentir plena es aportar a la sociedad de forma directa, "ser parte de un crecimiento económico que debe darse desde la base, desde las microempresas, que todos poquito a poquito, grano a grano ayudemos a encaminar el País".
Esa satisfacción que siente Rivera Santos de ayudar a gerenciar y a comunicar proyectos de empresas u organizaciones, la experimenta Santiago ayudando a familias a conseguir, vender o conservar sus hogares, y Torres ayudando a nuevas representantes de AVON a crecer sus respectivos negocios. "Es muy gratificante ver cómo personas que han pasado situaciones como yo encentran una oportunidad viable y puedo seguir con mi mentalidad de emprendedora", señala.

Dinero
Naturalmente, la idea de todo negocio o proyecto empresarial es generar ingresos. Las entrevistadas aseguran que con educación continua, estructura y disciplina han logrado y hasta superado sus propias expectativas.
"Todo el mundo me decía que estaba loca (cuando dejé los proyectos educativos para el gobierno federal). Yo cobraba como $3,400 mensuales y ¡mi primera comisión fue de $3,000!", recuerda Santiago.
Mientras, dejando salir la periodista en ella, Rivera Santos advierte que para tener éxito en toda empresa es indispensable planificar objetiva y metódicamente, "sin caer en el positivismo desmedido y enajenado”.
“Teniendo en cuenta que hay una crisis en el País, es posible desarrollar un proyecto y poner todo su empeño hasta conseguirlo", asegura la presidenta de Access All Services.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba