Loader

El dominio de los instintos

La diversidad emocional está creciendo. Los humanos buscarán nuevas sensaciones y sentimientos, hasta nuevas palabras para expresarlas
  • Por WGSN
  • 18 MAR. 2019 - 1:00 PM
Photo
En un mundo cada vez más dominado por los datos, la idea de seguir el instinto puede parecer arcaica, pero nuevas investigaciones están revalidando el poder del instinto. (Foto: WGSN)
  • Compartir esta nota:

En medio de un mundo cada vez más dirigido por los datos, en 2019 se está viendo un regreso hacia nuestra intuición, con nuevas investigaciones que están volviendo a validar el poder de los instintos.

En un contexto donde la economía global está lista para desacelerarse, el instinto será una forma de pensar a largo plazo, de desarrollar recursos sustentables e inspirarse en la naturaleza y otras especies para encontrar soluciones. Aprendiendo a seguir nuestros instintos, crearemos una nueva simbiosis entre los humanos y la naturaleza.

Instinto visceral

En un mundo cada vez más dominado por los datos, la idea de seguir el instinto puede parecer arcaica. Sin embargo, nuevas investigaciones están revalidando el poder del instinto.

Un estudio de 2016 de la Universidad de Cambridge descubrió que los inversionistas con una alta interocepción (sensibilidad a las “señales del cuerpo” o sensaciones viscerales) experimentaron un mayor y más perdurable éxito financiero que sus pares.

“Una gran parte del éxito y de la supervivencia del inversionista parece estar relacionada con su fisiología”, dice el investigador Dr. Mark Gurnell. Mientras tanto, un estudio de Economist Intelligence Unit informa que el 87% de los ejecutivos dijeron que ignorarían (10%) o volverían a pensar o a recolectar (77%) los datos si estos contradijeran su instinto visceral.

A medida que nos sintonizamos con el poder del cuerpo, las experiencias viscerales serán más importantes. El enfoque en los instintos llevará a un interés renovado en los métodos físicos y manuales de hacer, moldear y experimentar.

El poder de las vísceras, particularmente de los intestinos, también está transformando la industria del bienestar, con consumidores que se vuelven más conscientes de ellas y científicos que afirman que tienen más impacto en la salud que nuestro ADN. Se ha demostrado que los microbiomas afectan la salud mental, la calidad del sueño, las alergias a las comidas y cómo hacemos frente al estrés: mientras más diversas sean las bacterias del intestino de una persona, más resistente tenderá a ser el mismo.

En lo que respecta al cuerpo y a los alimentos, los probióticos y los psicobióticos (que usan bacterias para alterar la mente) se están desarrollando para convertirse en ingredientes clave: solo en Estados Unidos el mercado de probióticos alcanzará los 66 mil millones de dólares para 2024, según la firma estadounidense Grand View Research.

Nuevos sentimientos

En 2019 la conciencia emocional se volverá cada vez más importante, tanto para los sentimientos conocidos como para aquellos que son más difíciles de definir.

En el idioma tahitiano, “mehameha” es la percatación a través del escozor de la piel de que algo no está bien, y en finlandés, “kaukokaipuu” describe un fuerte anhelo por un lugar en el que nunca estuvimos. Estas dos palabras se encuentran en el Libro de las emociones humanas, donde Tiffany Watt Smith explora 156 emociones y las palabras que se usan para describirlas. Es un viaje por sensaciones que hemos experimentado pero que nunca pudimos describir – una confirmación de que las emociones son más diversas de lo que cualquier idioma puede describir.

Perfección imperfecta

Los productos y los espacios irán más allá de la función transmitiendo tiempo, textura y emoción.

En un mundo imperfecto, adoptaremos la belleza de los entornos imperfectos: las superficies que han envejecido, los productos que remiten a lo artesanal y los edificios que cuidan el alma.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba