Loader

Alfonsina Molinari comparte las ventajas y desventajas de ser madre después de los 40 años

La actriz busca ahora su segundo bebé
  • Por Camile Roldán Soto
  • 13 MAY. 2018 - 06:30 AM
Photo
(Foto: Xavier Araujo / GFR Media)
  • Compartir esta nota:

Alfonsina Molinari siempre supo que quería ser madre, y tenía la certeza de que su deseo se cumpliría.

Por eso, no se desesperó cuando cumplió 40 años y no había parido. Pero al encontrar al hombre que consideró indicado para formar una familia, el actor Jorge Castro, sabía que tenía que apurarse para lograr quedar embarazada.

Olivia Gabriela es producto de tratamientos de fertilidad que tuvieron como consecuencia un embarazo perfecto, según lo describió la actriz.

Cuando la bebé llegó, Alfonsina tenía 41 años. Apoyada en la información de todos los libros que leyó durante la gestación, su intuición y la madurez de esta etapa de vida, tiene muy claro cómo desea que Olivia crezca.

Entre sus prioridades, está que ella aprenda a cultivar su inteligencia emocional. Piensa que esta herramienta será clave para que pueda descubrir que la felicidad no llega, más bien se cultiva en el interior. Y Alfonsina quiere que su hija sea feliz.

Al pensar en modelos para ejercer el rol de mamá los primeros nombres que llegan son los de su madre, Johanna Rosaly, y su cuñada, Jazmín Caratini.

“Mi ejemplo número uno es lo que viví con mi mamá, que crió a tres. Y ella está muy envuelta en el cuidado de la nena”, comentó.

De Caratini, quien está embarazada, admira la relación que mantiene con su hijo de 13 años y su manera de disciplinar sin levantar la voz.

Alfonsina es una mujer muy estructurada. Pero si algo le ha enseñado el proceso de criar es que al perseguir sus metas como madre debe evitar la rigidez exagerada. Anda, como tantas otras madres, en búsqueda del balance que le funcione mejor a su estilo de crianza.

“Leo mucho. Probablemente, te puedo decir todo lo que es correcto en la crianza. Cuánta cantidad de televisión se supone que no vean, qué se supone que coman, cuándo se supone que duerman. Pero también estoy dándome cuenta de que hay que ser un poco más flexible y gozarse un poquito más las cosas”, contó.

La maternidad también ha traído otras lecciones. Alfonsina ya no utiliza absolutos ni critica a otras madres.

“Estoy bien consciente de que todas hacemos lo mejor que podemos, con las mejores intenciones”, reflexionó, mientras su hija, que hoy tiene 21 meses, intentaba capturar toda su atención llamándola con insistencia: “¡mamá!, ¡mamá!”.

La actriz busca la manera de hilar sus pensamientos mientras atiende a su bebé. Jorge la ayuda, llamando su atención con un peluche.

La pareja está buscando otro bebé. “Me gustaría mucho que Olivia tuviera más familia”, dijo la actriz.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba