Loader

Grandes seductoras en la literatura

Su objetivo es la posesión total y asfixiante de su “presa”, a la que cautiva con buenas o malas artes para conseguir algún beneficio
  • Por Carmen Dolores Hernández
  • 17 JUL. 2017
Photo
Cuatro recomendaciones para disfrutar la lectura. (Archivo)
  • Compartir esta nota:

A diferencia de la mujer apasionada, de la amante enamorada, la seductora no se entrega a un hombre sino que lo domina. Su objetivo es la posesión total y asfixiante de su “presa”, a la que cautiva con buenas o malas artes para conseguir algún beneficio: fama, fortuna, relevancia, comodidad. Este tipo de mujer ha sido notorio desde que Cleopatra sedujo a Marco Antonio para mantenerse en el trono de Egipto. Se ha reflejado innumerables veces en libros que exploran las diversas modalidades de la seducción y que suelen ser obras de escándalo. En nuestro tiempo, la imagen de la gran seductora ha perdido preeminencia, quizás porque la idea misma de la “seducción” ya no resulta transgresiva. Y, sin embargo, en la vida real no se explican -sin la acción de una seductora- sucesos como la renuncia al trono de Inglaterra de Eduardo VIII y su matrimonio con Wallis Simpson, ni la manera en que Eddie Fisher abandonó a su mujer, Debbie Reynolds, para casarse con Elizabeth Taylor o Brad Pitt a Jennifer Aniston para casarse con Angelina Jolie.

Photo

Lolita

Vladimir Nabokov

New York: Vintage, 2010

Publicada en el 1955, esta novela del escritor ruso emigrado a Estados Unidos, Vladimir Nabokov, presenta muy vívidamente el perverso juego de la seducción, que en este caso lleva a cabo una preadolescente de 12 años. El hombre maduro que va cayendo preso de su atractivo aparentemente inocente, Humbert Humbert, narra el proceso de tentaciones inconfesables y de humillaciones progresivas. La descripción de cómo la Lolita del título lo deslumbra y juega despiadadamente con él, de cómo se entrelazan las nociones de transgresión y locura conforman uno de los grandes relatos de seducción en la literatura.

Photo

Pepita Jiménez

Juan Valera

Fl: Stockcero, 2011

Pepita Jiménez, viuda -a los 20 años- de un octogenario, no es una seductora cualquiera, aunque utiliza deliberadamente el efecto de sus encantos para descarrillar la vocación de un joven seminarista que es hijo de su prometido, casi tan viejo como su marido muerto. Luis de Vargas ha ido de vacaciones a la casa de su padre viudo antes de hacer su profesión de sacerdote. Se siente, sin embargo, cautivado por la joven viuda que lo fascina con su belleza y su vitalidad y que, en último término, triunfa sobre su vocación. Publicada en 1874 y ampliamente aclamada, la novela es mayormente epistolar.

Photo

The Blue Angel

Heinrich Mann

New York: Howard Fertig, 2011

La historia clásica de la ruina de un hombre respetable -un profesor, en este caso- por obra de una corista se cuenta en este libro escrito por el alemán Heinrich Mann (hermano de Thomas) que dio pie a la famosa película dirigida por Josef Von Sternberg con la joven Marlene Dietrich en el papel principal de Lola-Lola (Rosa en la novela). El título del libro en alemán es “Professor Unrat” (que quiere decir profesor basura) y la anécdota narra el descenso de un profesor de secundaria, estricto y respetable, a la categoría de esclavo sexual de una artista de poca monta con quien se casa. Totalmente humillado, debe tolerar que ella reciba visitas masculinas en su propio hogar. La novela acaba con el profesor Unrat arrestado tras robarle dinero a un estudiante e intentar matar a su propia mujer.

Photo

Caesar and Cleopatra

George Bernard

Shaw New York: Penguin Classics, 2006

Los repetidos intentos de Cleopatra, reina de Egipto, en el siglo I a. de C, de seducir a Julio César, que invadió su reino, aparecen en esta obra dramática del irlandés Goerge Bernard Shaw. Se escenifica aquí el momento en que Cleopatra, presa, se ingenia la treta de esconderse en una alfombra enrollada para presentarse ante César y ganar su favor. Sus estratagemas dieron resultado, dado que de la unión de ambos nació Cesarión, quien, tras la muerte (por suicidio) de su madre reinó brevemente en Egipto. El caso de la seducción del sucesor de Julio César, Marco Antonio, por Cleopatra, es el tema de una obra de Shakespeare, “Antony and Cleopatra” y de una novela de la escritora australiana Colleen McCullough, entre otras obras.

  • Compartir esta nota:
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba