Loader

Las creadoras de Knot Predictable comparten el desarrollo de la línea de accesorios

A tres años de lanzarse a la aventura de establecer una marca de moda, continúan desarrollando la línea con la que anhelan seguir aportando a la industria del país
Photo
Lizzie Muñoz y Jeniffer Selosse. (Foto: Gerald López-Cepero)
  • Compartir esta nota:

Durante un tiempo, Lizzie Muñoz y Jeniffer Selosse estuvieron dibujando en libretas todo lo que pensaban que era posible diseñar juntas después de convertirse en arquitectas y crear su propia firma de diseño de interiores Cincocerocuatro. Hasta que un día, hace tres años, la sed de tener una marca de productos propia superó cualquier miedo a lanzarse a la aventura de convertirse en empresarias, y así nació su línea Knot Predictable.

Por el momento, este nombre cobija los modelos de collares y carteras que han lanzado exitosamente al mercado, pero a mediano y largo plazo podría incluir otros accesorios y artículos para el hogar porque sí algo sobra en la imaginación de esta pareja de colegas y su tercera colaboradora, Zammary Reyes, son las ideas.

El trío de intrépidas “multitaskers”, como ellas mismas se definen, comenzó a trabajar en la elaboración de collares tras conseguir el material que consideraron idóneo para combinar lo bello con lo práctico: la goma esponjosa de neopreno.

“Es bien liviano, es lavable, un éxito”, explicó Selosse. “A nosotras nos gustan los ‘statement pieces’, llevar algo que sea especial, pero somos mamás que hacemos de todo y no teníamos algo que fuera cómodo, una pieza de dimensiones impactantes pero tan manejable que ni la sientes”, sostuvo Selosse.

La primera colección se llamó Ego. Inspiradas en los arquetipos femeninos de las diosas de la mitología griega, las dueñas de la marca diseñaron ocho collares utilizando únicamente los colores negro, blanco y gris.

“A la gente le encantó porque no era algo común”, destacó la diseñadora.

Photo

Lizzie Muñoz y Jeniffer Selosse conversan desde el celular con la tercera colaboradora de la marca, Zammary Reyes. (Foto: Gerald López-Cepero)

Hasta el momento, Knot Predictable cuenta con tres colecciones de collares, de las cuales una -Color Me Knot- está formada por piezas de colores brillantes: verde, amarillo, azul y rosa. La característica común de los accesorios es que están hechos por patrones de nudos creados por el trío de colegas a través de un proceso creativo colaborativo. Por eso la autoría de las piezas es de todas. Asimismo, las tres participan de la elaboración y se las ingenian para hacer funcionar cualquier invento que les ayude a echar hacia adelante su taller de trabajo.

Por ejemplo, juntas han buscaron la forma de montar y entender cómo funciona la máquina de costura industrial que compraron usada. También tuvieron que construir un mueble para exhibir sus piezas que quedó destrozado durante un viaje de negocios que hicieron a Estados Unidos. 

En abril la marca estrenó ‘Tropicalia’ su línea de carteras que incorpora el mismo material de los collares en la elaboración de los mangos. Mientras, el saco está hecho de lana de merino 100%, un material resistente, lavable, que mantiene su forma y soporta mucho peso. La respuesta de las clientas a este nuevo producto ha sido “increíble”, destacó Muñoz.

Para poder satisfacer la demanda por las piezas y ampliar su capacidad de producción las empresarias lograron un acuerdo de colaboración con la empresa puertorriqueña Retazo, para que un grupo de costureras boricuas se encarguen de tejer los bolsos mientras ellas se concentran en la confección de los mangos.

“Queremos que la línea siga creciendo, expandirnos, y ahora mismo eso difícil porque somos solo nosotras haciéndolo todo. Desde el diseño, el arte gráfico, las ventas, la administración y coser”, sostuvo Selosse. 

Photo

Reyes, quien es trabajadora social y tiene una maestría en Recursos Humanos, aseguró que para la marca es muy importante que la producción se mantenga en la isla, pues desean aportar al crecimiento económico del país.

Otro cambio en la dinámica de trabajo del equipo de Knot Predictable es la mudanza de Muñoz a Houston. Hasta hace poco, su casa era el taller de ella y Selosse, mientras Reyes trabajaba desde su casa en New Jersey. Ahora solo Selosse trabajará desde Puerto Rico y las tres se comunicarán virtualmente a diario. Trabajar de esta manera les permite manejar su tiempo de manera más eficiente para cumplir con todos sus roles, especialmente el de madres, algo que fue una meta desde el principio.

“Nuestra manera de trabajar se ha amoldado a la agenda de ellos (los niños). Como mujer, para mí es bien importante que ellos nos vean trabajar y al mismo tiempo estar presentes en su vida, en sus actividades de la escuela”, detalló Selosse.

Actualmente, las piezas de Knot Predictable están disponibles en las tiendas Kroma y Kompulsion Boutique, además de la tienda en línea. Próximamente, las diseñadoras esperan poder exportar la línea para dar a conocer el estilo puertorriqueño en otros mercados.

Para ver las piezas: www.knotpredictable.com y en las redes sociales: Knot Predictable

  • Compartir esta nota:
Volver arriba