Loader

Karen Santana valora su compromiso con el país

La ejecutiva entrega de su tiempo para lograr que los servicios de 'la Y' lleguen a más personas
Photo
Karen Santana es la presidenta de la Junta de Directores de la organización sin fines de lucro YMCA de San Juan. (Foto: Juan Luis Martínez)
  • Compartir esta nota:

Agradecida por las oportunidades que la vida le ha presentado, Karen Santana decidió hace tres años buscar la forma de aportar a construir una mejor calidad de vida para los puertorriqueños.

Así fue como aceptó un puesto de secretaria en la Junta de Directores de la organización sin fines de lucro YMCA de San Juan y, desde sus conocimientos en mercadeo, lideró el comité de este tema buscando mejorar diferentes aspectos del funcionamiento de la entidad. 

 Apenas un año más tarde la eligieron para ocupar el puesto de presidenta de la junta, responsabilidad que mantiene en la actualidad.

Santana combina esta labor voluntaria con sus responsabilidades como gerente comercial de Brightstar en Puerto Rico, compañía líder en comunicación inalámbrica. A través de su trayectoria ha ganado varios premios por su enfoque en soluciones de venta B2B (negocio a negocio).    

Photo

¿Cómo surge tu interés en el área de la tecnología?

Mi primer trabajo fue en Centennial, hace 20 años, vendiendo teléfonos. Con el tiempo seguí evolucionando, trabajando en diferentes compañías de telecomunicaciones y tecnología, incluyendo Microsoft.  No he dejado el campo por lo mucho que me ha gustado.

¿Cuál es tu posición en Brigthstar?

Soy gerente comercial. Estoy a cargo de un equipo comercial de la subsidiaria y nos encargamos de darle servicios de telecomunicaciones a las empresas inalámbricas de Puerto Rico. Vendemos teléfonos, servicios asociados a los seguros, a los “trade-ins” y a todo lo que está relacionado con la industria de las telecomunicaciones.

¿Qué cualidad consideras ha sido clave para que pudieras escalar posiciones hasta llegar a donde te encuentras actualmente?

 Te diría que primero ha sido el deseo de superación, de seguir adelante. El deseo de crecer personal y profesionalmente. Soy bien enérgica y quiero hacer y aprender cosas nuevas todos los días.  Me gusta aceptar retos y con cada oportunidad me sigo moviendo.

 ¿Cuáles han sido las transformaciones que más te han impactado en el campo de las telecomunicaciones?

Nosotros vemos los prototipos de teléfonos antes de que salgan. Los teléfonos se van a mover al IOT (Internet of Things). Quiere decir que compras un dispositivo para que se conecte al aire acondicionado de tu casa y puedes prenderlo antes de llegar.

En el Mobile World Congress, que se celebra en febrero en Barcelona, vimos el 'virtual reality'.  Y, por ejemplo, un corredor de bienes raíces puede tener todas las casas en ese sistema para que el cliente, sin tener que moverse de un lugar,  pueda  ver y caminar por la propiedad virtualmente. Eso es tan sorprendente y es un ejemplo de muchos acerca de hasta dónde nos va a llevar la tecnología.

Describe cómo es tu día de trabajo normal

De reunión en reunión. Ayer, por ejemplo, estuve con un cliente para ver una solución en el área de seguros para hacer un 'upgrade' en su plataforma. También veo la operación de ventas, la proyección del cierre. Eso es ahora porque en María mis días eran totalmente otra cosa.  Me paso entre clientes locales, reuniones de equipo e internas para ver los proyectos y sacarlos adelante.

¿Cuál es la parte más retante de tu trabajo?

Complacer, dentro de lo que se puede, al cliente (que son las compañías de telecomunicaciones).

¿Cómo te involucras con la YMCA?

Siempre he pensado que la vida ha sido muy buena conmigo. Y decidí que me gustaría hacer algo de impacto, dar de mi tiempo y dejar una huella en mi país. En eso me contacté con un amigo ex jefe y mentor que es director de la junta de la 'Y' y le dije 'quiero dar'. Él me dijo que había un puesto en la junta. Empecé en el comité de mercadeo y de ahí me propusieron ser secretaria. Al año siguiente me dijeron que estaba lista para la presidencia y dije: vamos pa' lante.

¿Por qué la YMCA?

Me gusta llegar a los sitios y hacer un impacto, dejar huella. Yo quería algo complicado y me tocó porque no ha sido fácil. La YMCA no ha estado en una situación económica muy buena y después de María, te puedes imaginar que ha sido muy retante. Me interesó la 'Y' por los deportes, lo niños. No tengo hijos pero mis sobrinos son mi vida. Mi visión es poder sacar a los niños de la calle y traerlos a jugar, que es una de las misiones de la YMCA con la comunidad. También quería ayudar a las personas de la comunidad dorada que necesitan tanto apoyo. La 'Y' recogía lo que me gusta.

 Muchas personas no saben qué es lo que se hace aquí. ¿Cuál es la misión de la Y?

La 'Y'  tiene tres metas principales. Nos enfocamos en los niños a través de campamentos donde se busca desarrolar su carácter. Para los adultos hay gimnasio, piscina, clases de aeróbicos, el equipo de los Masters de baloncesto.  Y para la tercera edad, este es un espacio para compartir en mente sana y cuerpo sano. Tenemos una gran población de la edad dorada.

¿Qué es lo más importante que quieres aportar a la organización?

Que la 'Y' vuelva al sitial que tuvo hace más de 50 años, cuando todo el deporte nacía en la 'Y'. Queremos que la gente llegue, que vean esto como un centro de deporte y recreación en el mismo centro de Hato Rey. 

¿Cómo se puede lograr?

Estamos lanzando un programa para acercanos a empresas que están cerca de nosotros para que inviertan en la Y. Que nos ayuden a llevar a sus empleados la información acerca de los servicios y beneficios que ofrecemos.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba