Loader

Lecturas para quienes gustan de historias del género policíaco

Recomendamos cuatro historias sobre detectives
  • Por Carmen Dolores Hernández
  • 24 JUN. 2017 - 09:00 AM
Photo
(Archivo)
  • Compartir esta nota:

 Las mujeres han invadido un género -el policíaco- que solía ser exclusivamente masculino. Ahora no solo escriben novelas de crímenes y detectives sino que también son las investigadoras privadas, mujeres policías, detectives forenses y aficionadas a la indagación detectivesca (siguiendo la pauta de Nancy Drew, que apareció en la serie estadounidense firmada por Carolyn Keene, publicada de 1930 a 2004) que figuran en ellas.

 Para las que disfrutan con la detección y la inducción, aquí hay un puñado de títulos que tendrán a las lectoras pasando páginas sin poder despegar los ojos del libro, descubriendo -con las protagonistas- quién cometió el crimen. Hay detectives y policías de todas las nacionalidades, pero concentramos en las hispanas, aunque no pudimos resistir la tentación de incluir a la detective aficionada más famosa de todos los tiempos, la inglesa Miss Marple. (Los libros pueden conseguirse por Internet si no están en las librerías locales.)

Sleeping Murder

Agatha Christie

New York: Dodd, Mead & Co, 1976

            Una vieja solterona, entrometida y medio decrépita, Miss Jane Marple es una de las detectives aficionadas más emblemáticas en la historia del género. Creación de Agatha Christie, que la hizo protagonista de 12 de sus novelas y 20 de sus cuentos, su personaje pasó al cine innumerables veces, interpretado por actrices como Margaret Rutherford, Angela Lansbury y Helen Hayes. Muchas de las novelas, como esta, tienen en su centro crímenes misteriosos que les presentan un reto a los lectores ansiosos de descifrar el enigma. Aquí se trata de un crimen cometido muchos años atrás, atestiguado por una niña muy pequeña que luego cree que sus recuerdos son alucinaciones.

Los crímenes del abecedario

Esteban Navarro

Barcelona: Ediciones B, 2014

            Esta es la segunda aparición de una de las más populares investigadoras españolas de la literatura policiaca en ese país, Diana Dávila, policía de Huesca que en esta novela intenta, junto con su compañera de trabajo, Arancha Aranzana, descubrir a un asesino en serie que se ceba contra chicas jóvenes y las mata en parejas. Su particularidad: los nombres de las dos chicas que victimiza en cada ataque empiezan con la misma letra del abecedario y el asesino lo va recorriendo entero. ¿Más detalles? Los métodos del asesino se inspiran en la novela “Justine” del Marqués de Sade.

Hombres desnudos

Alicia Giménez Bartlett

Barcelona: Planeta, 2015

            La perspectiva feminista de la autora le da un perfil particular al personaje de Petra Delicado, una mujer policía de Barcelona. Ella es fuerte, directa y desafiante de las convenciones sociales. Se ha casado tres veces y no quiere tener hijos, pero es un lince a la hora de resolver crímenes como los de este libro que incide sobre el mundo de los “strippers”. Petra Delicado suele trabajar con Fermín Garzón, su subalterno. Hizo su aparición en la novela “Ritos de muerte” de Giménez Bartlett en 1996 y ya lleva una docena de novelas como protagonista, además de aparecer en una serie televisiva que lleva su nombre. Esta novela en particular fue premio Planeta de 2015.

La trilogía del Baztán: El guardián invisible, Legado en los huesos, Ofrenda a la tormenta

Dolores Redondo

Barcelona: Destino, 2013 y 2014

Amaia Salazar es una mujer policía del País Vasco que es experta en rastrear asesinos en serie. Ha estudiado para hacerlo en la academia del FBI en Estados Unidos, donde le enseñaron a buscar la “firma” -o patrón común- en los asesinatos. En estas tres novelas, sin embargo, se enfrenta con crímenes bizarros que se les atribuyen a seres mitológicos -el basajaun en la primera novela y el Tartallo, en la segunda- que no son fácilmente clasificables. La tercera novela envuelve a la misma Amaia en un ambiente de maldad misteriosa, amenazando su vida privada de mujer casada (con un estadounidense) que acaba de tener un hijo. Es la más escalofriante de las tres.

  • Compartir esta nota:
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba