Loader

Mujeres en Hollywood ven posible cambio tras escándalo de acoso

Las acusaciones de algunas mujeres, como las actrices Ashley Judd y Rose McGowan, contra el productor Harvey Weinstein pueden alentar a más de ellas a ventilar sus propias historias y obligar a los hombres que tienen poder a reflexionar sobre su propio comportamiento
  • Por Bloomberg
  • 09 OCT. 2017 - 5:52 PM
Photo
Ashley Judd fue una de las actrices que denuncio el acoso sexual contra el productor Harvey Weinstein. (Ga Fullner / Shutterstock.com)
  • Compartir esta nota:

La aparición de reclamos de acoso sexual contra el productor Harvey Weinstein tiene el potencial de ser un punto de inflexión para Hollywood, ya que le ofrece una nueva oportunidad de deshacerse de su imagen de "casting de sofá", según defensores de las mujeres en el lugar de trabajo.

Las acusaciones de algunas mujeres, como las actrices Ashley Judd y Rose McGowan, contra un destacado y exitoso líder del sector pueden alentar a más de ellas a ventilar sus propias historias y obligar a los hombres que tienen poder a reflexionar sobre su propio comportamiento. El escándalo de Weinstein también debería presionar más a los estudios para que pongan más mujeres en puestos de liderazgo y mejoren la paridad en la contratación y el pago, dijeron.

"El problema es muy común en Hollywood", dijo Maria Giese, una cineasta y activista. "Para una mujer joven, sin conexiones ni experiencia, la compensación solicitada para progresar es demasiado a menudo de carácter sexual, y está ocurriendo en una industria que produce la exportación cultural más influyente de Estados Unidos".

Giese dijo que tuvo su propia experiencia de que se esperara que tuviera relaciones sexuales con ejecutivos que ayudaron a que sus películas tempranas se produjeran –ofertas que ella declinó–. No identificó a las personas involucradas. Cansada de su falta de avance profesional, ayudó a persuadir a la Unión de Libertades Civiles de EE.UU. para que iniciara una investigación en 2015 sobre las prácticas de contratación en la industria cinematográfica, que llamó la atención de la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo.

El caso Weinstein ataca el corazón del problema que impide progresar a las mujeres en Hollywood porque el sector se basa en la reciprocidad, en favores debidos y devueltos, incluso sexuales, dijo Giese.

Weinstein, conocido por sus agresivas campañas de premios que llevaron a óscares a películas como "Shakespeare enamorado", tomó el jueves una licencia de la compañía que fundó con su hermano. El New York Times informó que el productor había pagado al menos a ocho mujeres para resolver demandas de acoso sexual. Weinstein negó muchas de las acusaciones y dijo al New York Post que el informe era injusto. Tres miembros del consejo de administración de su empresa, Weinstein Co., renunciaron el viernes, según Deadline, y los restantes directores contrataron a abogados externos para investigar las acusaciones.

La abogada Lisa Bloom dijo el sábado en Twitter que también había dimitido como consejera de Weinstein. "Tengo entendido que el señor Weinstein y su junta directiva están avanzando hacia un acuerdo", dijo en el tuit.

El escándalo sacudió a un sector que ha excluido ampliamente a las mujeres de papeles prominentes detrás de la cámara y de una representación igualitaria frente a la cámara. Investigaciones realizadas por la Universidad del Sur de California descubrieron que el porcentaje de personajes femeninos de reparto en las películas no ha sobrepasado el 30 por ciento durante la última década. Y detrás de la cámara, solo el 4,2 por ciento de los directores eran mujeres, el 13,2 por ciento de los escritores y el 20,7 por ciento de los productores en 2016, a pesar de que ellas representan alrededor de la mitad de la población.

Parte del reto para las mujeres es el miedo a las repercusiones en su carrera por hablar. Megan Ellison, la hija del fundador de Oracle Corp. Larry Ellison, quien creó la productora Annapurna Pictures, comentó con simpatía en un tuit la historia del New York Times. "Las mujeres enfrentan graves repercusiones por compartir sus experiencias y merecen todo nuestro apoyo", dijo. "Admiro el coraje de estas mujeres".

  • Compartir esta nota:
Volver arriba