Loader

Pioneras puertorriqueñas en el siglo XX

Lecturas para conocer a mujeres cuya valentía abrieron caminos
  • Por Carmen Dolores Hernández
  • 04 MAR. 2018 - 01:00 AM
Photo
  • Compartir esta nota:

Nuestro mundo sería muy diferente sin mujeres valientes y osadas que han abierto brechas para dejar caminos por los que otros puedan transitar. 

Líderes en diversos campos, han ensanchado espacios vitales, logrando que se acepte su paridad con los hombres en lo social, lo intelectual, lo político y lo artístico. Puerto Rico ha sido la cuna de un gran número de tales mujeres valientes y luchadoras que han cambiado la faz de nuestra tierra. Aquí presentamos varios libros que las describen y definen, destacando sus logros.

Photo

Nilita Vientós Gastón. Una vida en imágenes
Ruth Vassallo
San Juan: Editorial Marién, 1989
Esta biografía en imágenes de Nilita (1903-1989) complementa sus memorias: “El mundo de la infancia”. Incorpora citas y fotografías, presentando así a la abogada (primera mujer abogada en el Departamento de Justicia); a la intelectual (presidenta del Ateneo; mantenedora del programa televisivo “Puntos de vista”); a la escritora (“Introducción a Henry James”, “Impresiones de un viaje”); a la periodista (su columna “Indice Cultural” apareció en El Mundo durante décadas), a la mujer extraordinariamente culta y defensora infatigable de su patria y sus principios. Más que feminista, Nilita fue post-feminista: “No pido permiso. Hago lo que creo que debo hacer, sin importarme si la gente lo considera propio de una mujer o de un hombre”.
Photo

Luisa Capetillo. Obra completa
Introducción, notas y edición de Norma Valle Ferrer
Ed. especial del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos y del Proyecto de Estudios de las Mujeres, UPR en Cayey, 2008.
Se suele citar, de la arecibeña Luisa Capetillo (1879-1922), su desafío de las “buenas costumbres” al usar ropa de hombre en público, infracción que le valió la cárcel. Pero ella fue mucho más que una rebelde de la moda. Educada por sus padres y por las lecturas que hacía en las fábricas de tabaco, se expresó en numerosos ensayos, cuentos y artículos periodísticos que publicó bien como libros, bien en revistas y periódicos obreros. Fue organizadora sindical en Puerto Rico, Nueva York, Tampa, Cuba y la República Dominicana. Exigió el derecho al voto de las mujeres como parte de su defensa de los derechos universales que hacía como anarquista. Este libro reúne su obra. 
Photo

Palabras de mujer. Una época reflejada en la vida de Felisa Rincón
Josean Ramos
San Juan: Editorial Universidad de América, 1988
Doña Felisa Rincón de Gautier (1897-1994) cuenta aquí su vida, que la llevó de la costura (tuvo un taller y luego una tienda de ropa) a ser alcaldesa de San Juan (1946-1968). Fue la primera mujer latinoamericana en serlo de una ciudad capital. “Me inicié en la política en el año 1932”, dice. “Antes de eso ni los criminales, ni los enfermos mentales, ni las mujeres podían votar…”. Durante su incumbencia, estableció servicios públicos innovadores, colaboró con Ricardo Alegría en la restauración de la ciudad colonial y estableció centros preescolares que sirvieron de modelo para el programa estadounidense de “Head Start”. Bajo su incumbencia, San Juan pasó de ser una ciudad pequeña a convertirse en una capital importante del Caribe. 
Photo

Detrás del silencio. Una vida, un oficio, un camino. Autobiografía pictórica de Gilda Navarra
Gilda Navarra
San Juan: Editorial Revés, 2006
Una pieza de coleccionista (se imprimieron 200 ejemplares), este libro hermoso presenta, con imágenes y palabras, la carrera artística de Gilda Navarra (1921-2015) en las artes del movimiento corporal, tanto en la danza como en la pantomima y la mímica. Estudió en España con Pilar López, en Estados Unidos con Martha Graham y en París con Etienne Decroux y Marcel Marceau. Fundó con su hermana, Ana García, una academia de bailes y el Teatro del Niño; poco después, los Ballets de San Juan. Profesora del Departamento de Drama de la UPR, estableció en 1971 el Taller de Histriones, compañía de pantomima cuyas obras acusaban una precisión y perfección tales que han sentado pautas de exigencia artística.
  • Compartir esta nota:
Volver arriba