Loader

Zulema Arroyo Farley descubre su don de médium

Está en paz desde que asumió su llamado de conectar a los vivos con los que han partido al plano espiritual
  • Por Carmen Graciela Díaz
  • 23 SEP. 2018 - 09:00 AM
Photo
Zulema Arroyo Farley es una médium mayagüezana radicada en Nueva York. (Foto: Suministrada)
  • Compartir esta nota:

Cuando pequeña, a sus 8 años, Zulema Arroyo Farley recuerda que una ambulancia se detuvo en la casa donde vivía con su familia para que su abuelo Santos, desde su camilla, dijera adiós antes de morir. Esa memoria, sin embargo, nunca ocurrió “en la vida real”. Esa secuencia de imágenes es lo que Arroyo Farley considera la primera aparición que tuvo.

Tras años de sentirse diferente a los demás, de mensajes que todavía no sabía reconocer y premoniciones, Arroyo Farley descubrió su don como médium. “Es un gran alivio. Ha sido como una descarga emocional porque imagínate lo que es guardar un secreto como este toda tu vida. Me siento liberada”, dice esta mayagüezana radicada en Nueva York.

Arroyo Farley es sobreviviente de sarcoma -un tipo raro de cáncer del que se estiman alrededor de 13,000 casos nuevos en 2018 en Estados Unidos, según la Sociedad Americana Contra el Cáncer- que le diagnosticaron en 2015.

Tras ese diagnóstico, estableció junto a su esposo Nick Farley, un experto en finanzas que, entre otros roles, fue jefe global de IT en Wall Street, la fundación sin fines de lucro Artz Cure Sarcoma Foundation. Desde entonces, la fundación aboca sus esfuerzos en concienciar sobre la enfermedad y recaudar fondos para investigaciones que conduzcan a un tratamiento eficaz.

Unos días después de cumplir sus 45 años, Arroyo Farley obtuvo la confirmación que necesitaba sobre su sospecha. “Eres médium, eres médium psíquico”, le recalcó a través de una lectura privada la médium MaryAnn DiMarco.

“Desde ese día pude respirar una paz interior, era una alegría. Caminaba y pensaba que mi corazón le sonreía a todo el mundo. Sentí una tranquilidad de finalmente decir, ‘Voy a ser yo, quien siempre he sido’”, cuenta Arroyo Farley.

Esa realización la lleva a pensar que contener su don tuvo consecuencias en su salud. “Me he dado cuenta que a lo mejor muchas de las enfermedades que tengo autoinmunes han sido causadas porque toda ese energía que tenía por dentro, tratando de salir, se dice que te puede causar eso. Y sé que era lo que me causó ansiedad muchas veces en mi vida”, reflexiona.

Desde que nació, Arroyo Farley ha sido intervenida quirúrgicamente en 13 ocasiones. También es paciente de lupus, actualmente en remisión. “Me siento bien. Me sigo inyectando la quimioterapia semanalmente, un nivel bajo de quimio, y ya sé cómo manejarla. Al principio no sabía cómo manejarlo”, dice.

Aparte del sarcoma y el lupus, entre las condiciones de Arroyo Farley están retinopatía autoinmune, tiroiditis de Hashimoto, trastorno del tejido conectivo y gastroparesis.

La revelación de Arroyo Farley como médium psíquico está, sin duda, marcada por su salud y su trayecto para acoger esta nueva etapa, pero también por las historias de quienes ha atendido en sesiones individuales y grupales.

Entre las apariciones que ha tenido no se olvida del expropietario de su residencia que le revelaría la verdad de su muerte. El hombre, según Arroyo Farley, no murió en un gimnasio cercano por un ataque al corazón como le habían dicho, sino que murió de una sobredosis en la sala donde conversamos.

Arroyo Farley es una suerte de coleccionista de historias si se consideran los relatos que escucha de sus clientes. Entre ellos tuvo un padre que, como cuenta, durante años buscó a su hijo, con esperanza que estuviera vivo aunque sospechaba que había muerto. Mediante una lectura, Arroyo Farley viabilizó que ese padre recibiera un mensaje de su hijo fallecido para que así el hombre le diera paso a su sanación y tuviera clausura para poder seguir adelante.

Cuando tuvo su primera lectura grupal, Arroyo Farley comprendió cuán “increíble” era su don como conducto de información por la especificidad de los datos que trascienden, explica.

“Le doy gracias a Dios todos los días (porque) las historias que llegan donde mí son desgarradoras. (…) Soy bendecida porque aun cuando yo no era médium, viví una buena vida, aun con mis enfermedades en comparación a lo que la gente sufre y pasa”.

Su primer libro

Desde la sala de su hogar en Manhattan, Arroyo Farley no esconde la ilusión que le provoca el lanzamiento el próximo año de su primer libro. Bajo el sello de Atria Books, una división de la editorial Simon & Schuster, el libro es una autobiografía que, de acuerdo con Arroyo Farley, tiene como foco el “bucket list” -o “life list”, como le llaman- que ella y su esposo han creado, aparte de abordar el sarcoma como parte de su historia personal.

“El libro explica el momento que soy diagnosticada, que creo que me voy a morir, y todo lo que tiene que ver con amor e inspiración. Todos me dicen que terminará siendo una película”, asegura.

Arroyo Farley apuesta que su segundo libro se enfocará en ser médium y su camino hacia esa realidad. Su objetivo es tener su propio programa para el mercado hispano. Arroyo Farley, conocida como “La médium latina”, colaborará con el programa Despierta América y espera lanzar en el futuro pequeños vídeos para educar sobre ser médium, afirma quien cuenta que ha recibido ofertas para un show y un podcast.

Poder educar a la audiencia sobre ser médium es una de sus metas porque afirma que hay diversos mitos.

“No trabajamos nada que tenga energía negativa. Todo es en nombre de Dios, rezamos”, ilustra quien sostiene que mantiene unos parámetros “para recibir de manera segura la información” de sus guías y espíritus de personas fallecidas. Arroyo Farley ejemplifica que no pueden entrar a su cuarto y no le pueden “enseñar la muerte”. “Solo me pueden enseñar, dejar ver, cosas que pueda prevenir”.

Esta nueva faceta no descarrila el trabajo de la fundación, reitera. “Donde quiera que yo vaya”, plantea, “voy a hablar que soy sobreviviente de cáncer y que soy sobreviviente de sarcoma, y eso ayuda a seguir creando conciencia”.

La fundación, a su vez, se mantiene ayudando a pacientes de sarcoma y otros tipos de cáncer. Artz Cure Sarcoma Foundation respondió al paso del huracán María y Arroyo Farley tramitó la llegada de suministros a Puerto Rico y facilitó vuelos para pacientes de cáncer sin seguro médico en Estados Unidos. Luego del huracán, entre otros casos recientes, la fundación canalizó que un donante privado le reconstruyera la casa a un paciente de cáncer en Cabo Rojo.

De igual modo, la salida del libro se enlazará a la misión de la fundación de Zulema. “Cuando el libro salga, en vez de celebrarme como autora, quiero que la fiesta de lanzamiento sea el regreso del evento de la fundación, una subasta de arte, le firmo los libros a los que estén presentes, y el 10% de las ganancias del libro las donaré a mi fundación para el sarcoma”.

Ahora que no tiene motivos para guardar su secreto, afirma que como médium le interesa “conectar a las personas con sus seres queridos; traerles validación, clausura y darles conforte”.

Por esa posibilidad, Arroyo Farley está feliz y tranquila como el que comprende que ha encontrado su camino. “Pienso que estos 45 años de mi vida han sido una preparación para esto porque para mí esto es un nuevo comienzo”.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba