Loader

Betty Martínez y Lincoln brillan con estilo y elegancia

La CEO de la marca de carteras de lujo Beamina se une al lanzamiento de la nueva MKC 2019
Photo
Betty Martínez fue seleccionada este año como embajadora local en redes sociales y eventos de Lincoln durante el lanzamiento de la nueva MKC 2019.. (Foto: BrandShare)
  • Compartir esta nota:

Betty Martínez está cumpliendo uno de sus sueños más añorados. Luego de años apoyando a diseñadores puertorriqueños como Stella Nolasco y Diana Vázquez, se lanzó como diseñadora de bolsos en el 2017 con su marca Beamina, que comparte con su hija Paulina Anchía. Sin embargo, la empresaria y consultora de mercadeo dice que Beamina —al igual que su compromiso con la moda local— es mucho más que una meta personal.

Por esto, Martínez fue seleccionada este año como embajadora local en redes sociales y eventos de Lincoln durante el lanzamiento de la nueva MKC 2019. Lorraine Urdaz, gerente de mercadeo regional de Lincoln para Puerto Rico, Centroamérica y el Caribe, afirma que la suma de todo lo anterior hace que Martínez se alinee perfectamente con la marca.

“Ella es madre, trabajadora, luchadora, elegante y siempre mirando al futuro con optimismo...Betty se encuentra estrenando junto a su hija su propio negocio de carteras con propósito. A través de esta alianza, Lincoln busca apoyar el talento local, facilitando las plataformas digitales de la marca, para dar a conocer la historia detrás de este nuevo proyecto entre madre e hija”, afirma Urdaz.

Photo

Una aventura generacional

Martínez creció rodeada de mujeres que amaban la moda. Recuerda que en su casa los temas de conversación giraban en torno al diseño y la confección de piezas de vestuario la mayoría del tiempo. Pero nadie en su familia le enseñó tanto como su abuela Lilli Greer, quien era modista y confeccionaba la mayoría de la ropa de las mujeres de la familia. Para Martínez, tener su propia línea de bolsos es un deseo cumplido para su fallecida abuela, a quien recuerda como una mujer elegante de ojos verdes y estilo impecable.

“Debe estar muy contenta de que se le dio”, dice Martínez.

El mejor regalo que ha traído Beamina para Martínez es la oportunidad de trabajar con su hija Paulina.

Photo

Ambas comparten un amor innato por el arte y el diseño, que, en el caso de Paulina, es una muestra de madurez prematura que Martínez celebra cada día. “Es una niña con una mente de mujer”, comparte. “Ella siempre estuvo clara de lo que quería”.

En el 2017, ambas lanzaron Beamina como un proyecto familiar. A través de su tienda online, el dúo —quienes se encargan del diseño, mercadeo y producción de la marca— ofrece una variedad de bolsos, desde carteras tipo clutch en terciopelo hasta fanny packs en cuero. Todas cargan el inimitable logo de Beamina, un par de estrellas que, según Martínez, son el significado detrás de la marca: un recordatorio de empoderamiento para todas las mujeres y niñas que portan sus bolsos.

Para la época festiva, Beamina lanzó una nueva colección de bolsos dirigidos a la mujer que disfruta del festejo nocturno, tales como su clásico modelo Fearless, en materiales de terciopelo rosado y plata.

“Todas siguen siendo versátiles, como todas nuestras carteras”, explica Martínez. “Toda mujer puede llevarlas porque son clásicas, pero con un toque especial”.

Impulso fashionista a la economía local

Una de las razones por las que Martínez lanzó su negocio es su deseo por ayudar a la economía de Puerto Rico e impulsar el talento local. Beamina es una marca hecha por manos boricuas, desde el diseño y distribución, hasta el mercadeo y la publicidad.

“De esa forma, apoyamos el talento de Puerto Rico y apostamos a dar a conocer al mundo que también desde nuestra isla tenemos la capacidad para exportar nuestros diseños a nivel internacional”, añade Martínez.

De igual forma, la marca aporta un porcentaje de la venta de cada cartera a la Fundación Ricky Martin, que se enfoca en prevenir y educar acerca de la trata humana en y fuera de Puerto Rico.

A sus 42 años, Martínez se ha propuesto convertir a Beamina en una marca global, que combine un mensaje de empoderamiento personal en cada bolso y contribuya a la expansión y reconocimiento del talento puertorriqueño. Es una misión que, junto al trabajo de su hija y el apoyo de Lincoln, le ha validado la importancia de ser una Amina, es decir, de tener fe en un sueño. 

  • Compartir esta nota:
Notas relacionadas
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba