Loader

Descubre el nirvana de la conducción entre templos, follaje y comida deliciosa en Tailandia

Stefan Bogner, el fotógrafo y fundador de la revista Curves que ha manejado por las carreteras más soñadas de todo el mundo, queda impresionado con las curvas de Tailandia, incluso compara el norte de ese país con la Toscana, en Italia
  • Por M.L.S.
  • 05 FEB. 2019 - 06:00 AM
Photo
  • Compartir esta nota:

Stuttgart. Una mirada a la popularidad de Das Treffen (La Reunión) en Tailandia disipará rápidamente el mito que Estados Unidos y Europa encabezan la creciente obsesión global por Porsche. La reunión de Porsche en Bangkok es una idea de Sihabutr Xoomsai, el Editor Ejecutivo de GT Porsche Tailandia y Director de Cine de Triton Film, conocido por sus amigos simplemente como ‘Tenn’.

Después de la tercera, y más exitosa, edición de Das Treffen de fines del año pasado, ‘Tenn’ invitó a Stefan Bogner, el fotógrafo y fundador de la revista Curves, de Munich, a unirse a él en un viaje por carretera en el norte de Tailandia con un grupo de entusiastas de ideas afines para descubrir algunas de las mejores carreteras del mundo y comprender mejor los sutiles matices de la vibrante comunidad de Porsche en el sudeste asiático.

400 kilómetros de recorrido por la entraña montañosa
El momento de la invitación fue el ideal, ya que llegó justo después de que fuera presentado el nuevo Porsche 911 modelo 992, a unos 13.000 kilómetros de distancia en Los Ángeles (Estados Unidos). ¿Qué mejor momento para reflexionar sobre las virtudes de las máquinas atemporales que precedieron al 911 de octava generación?’

Naturalmente, Bogner no necesitó preguntar dos veces y se dirigió rápidamente al punto de partida en Nan. El viaje de dos días, alrededor de 400 kilómetros por el interior montañoso del norte de Tailandia lo llevaría a él y al grupo hacia el oeste, a Phayao, pasando por Chiang Rai y terminando en Chiang Mai, las antiguas columnas que rodean los parques nacionales de Doe Phu Ka y Phu Sang.


“Sabía que Tailandia tenía buenas vías, pero no imaginaba que sería un espectacular destino para un viaje por carretera”, dice Bogner, quien escogió un Cayenne E-Hybrid para el recorrido. “Por supuesto que yo pensaba que un Cayenne sería ideal para atravesar una región tan montañosa, pero esto no quiere decir que los conductores de los 911 no se estuvieran divirtiendo también”.

Dice mucho que Bogner, un hombre que ha manejado por las carreteras más soñadas en todo el mundo, estuviera tan impresionado con las curvas de Tailandia. Incluso compara el norte de ese país con la Toscana, en Italia. “Bangkok es una megaciudad tan ruidosa y caótica, que escapar a un oasis así fue una grata sorpresa”, dijo. “Llamaría a la zona este de Chiang Mai la Toscana de Tailandia porque hay colinas, las carreteras están perfectamente impecables y en gran parte desiertas; el clima es perfecto y la comida es deliciosa”.

Photo

El viaje fue de 400 kilómetros por el interior montañoso del norte de Tailandia.

Bogner: “Las carreteras son como una serie interminable del famoso carrusel de Nürburgring” 
En lo que respecta a las carreteras en sí y al entorno que las rodea, Bogner señala que la inclinación de los peraltes y el verdor abrumador son únicos. “Las carreteras son como una serie interminable del famoso carrusel de Nürburgring flanqueada por empinadas paredes de color verde. Acompañadas del alto y grueso follaje que forma el bosque es imposible ver todo el paisaje desde un solo lugar; sientes como si estuvieras conduciendo a través de un túnel gigante”.

Debido al insoportable nivel de humedad, hasta los Porsche más antiguos del grupo fueron equipados con aire acondicionado por el bien de sus dueños. Si bien las nuevas versiones del 911 Carrera T, 964 RS y Carrera 3.0 RSR eran fabulosas, ningún automóvil cautivó más a Bogner como el sensacional 911 SWB de los años sesenta. “Ese es un automóvil muy especial debido a su rareza”, dijo Bogner, “Y ver uno aquí en Tailandia es muy sorprendente, especialmente por la altísima tasa impositiva para los autos clásicos y de lujo”.

Ello solo fue una muestra de la devoción que tienen los entusiastas tailandeses hacia la marca. Como afirma Bogner, la pasión por Porsche en el sudeste asiático es “profunda y de ninguna manera superficial”. Entre el grupo de viajeros por carretera y los cientos de propietarios en Das Treffen Bangkok, esto es evidente. “A diferencia de certámenes como el Luftgekühlt, en California, donde el ambiente es relajado, aunque sea un poco comercial; todo es más restringido en Tailandia”, dijo el periodista. “La gente es amigable y práctica, y no pudo haber sido más acogedora”. 

Photo

Las carreteras están rodeadas de empinadas paredes de color verde.

911 con un impresionante cuero italiano
Al dejar que sus autos hablen por ellos, Bogner sugiere que los propietarios tailandeses se enorgullecen de los detalles más finos que los distinguen a ellos y a sus Porsche. “Hay una pasión incansable y un conocimiento profundo entre la comunidad tailandesa de Porsche y, si observa detenidamente, encontrará algunos detalles excepcionales, desde los relojes antiguos hasta los materiales utilizados en sus automóviles. Había un muchacho en Das Treffen, dueño de un 911, que tenía el interior adornado con un impresionante cuero italiano que yo nunca había visto antes”.

Si ya había sensación de comunidad en Das Treffen, Bogner se consideró más parte de una familia en el viaje con ‘Tenn’ y sus amigos. “Todo el recorrido fue simplemente una experiencia absolutamente placentera”, dijo. “La gente nos recibió con mucho cariño, los paisajes eran espectaculares, los caminos geniales para conducir y los autos se comportaron de manera impecable. Todos pasamos un muy buen rato”.

Pero más allá de descubrir que Tailandia es un destino para recorrer por carretera, está el hecho de saber que los mismos nativos no lo han descubierto de aún de esa manera. De hecho, Bogner sugiere el concepto real de un viaje: salir con amigos y conducir a lugares interesantes, comer bien y, en general, relajarse y tomarse las cosas con calma. Todavía algo no muy común en Tailandia como sí lo es en Europa o América. “Siempre imaginamos a Tailandia como un país para vacacionar en la playa y no como un lugar para manejar, y la idea de un viaje por carretera es en gran medida nueva para la comunidad automovilística tailandesa”, dijo. “Uno de los integrantes de la caravana lo describió perfectamente como ‘tiempo para mí’, y estaba totalmente en lo correcto”.

Photo

Viajar por carretera en Tailandia es una modalidad nueva para los tailandeses, acostumbrados al turismo de playa..

Tailandia es mucho más que playas idílicas
Entonces, ya lo sabes, el secreto ha sido revelado. Tailandia es mucho más que playas idílicas o las ocultas delicias de las compras en Bangkok. Cuenta con una comunidad Porsche tan vibrante como el verde de su selva tropical, y especialmente en el norte encontrarás un conmovedor nirvana de conducción mucho más rápido de lo que imaginas. Y no es necesario que conduzcas un rudo Cayenne, aunque como Bogner llegó a apreciar en el curso de su odisea del sudeste asiático, este SUV es un verdadero todoterreno, un amigo fiel en la filmación y el auto perfecto para conformar una caravana.

“Me gustaría dar un agradecimiento especial a ‘Tenn’, a Porsche y a todos los involucrados en el viaje. Desde el primer segundo tras aterrizar en Bangkok hasta el momento en que llegamos a Chiang Mai después de unos días inolvidables, nunca hubo un momento aburrido”. Si está pensando en dirigirse al sudeste de Asia y a Tailandia en particular en 2019, recuerde: ¡empaque sus zapatos de conducir además de su toalla de playa!

  • Compartir esta nota:
Volver arriba