Loader

El Corte Inglés: destino foodie

La cadena de tiendas española ofrece una amplia oferta gastronómica
  • Por Por Rosa María González Lamas
  • 05 DIC. 2017 - 08:00 AM
  • Compartir esta nota:

En la hora pico del almuerzo colocaron frente a mí el cocido Hong Kong-Madrid versión Street XO y meses después, a la hora de la cena, volví a sentarme en esa céntrica gastrobarra “trendy” para degustar unos creativos huevos asiáticos a baja temperatura con que el controvertido cocinero Dabiz Muñoz dejaba patente su intrepidez culinaria que atraía como imán a ese Gastro Experience que había ayudado a estrenar en Callao.

Otro día probé alguna Hamburguesa Nostra de buey del Valle del Esla y, al igual que lo hizo Street XO, tiempo después me trasladé a la milla de oro madrileña donde me relamí con helados rocambolescos de Jordi Roca y también disfruté por copas algunas de las nobles insignias del vino de Rioja en otra sucursal del destino “foodie” en que se ha convertido El Corte Inglés.

Recuerdo las paellas y los menús del día de las cafeterías de hace décadas, el bar de antaño junto al Club del Gourmet de Princesa, o el runrún que crearon las llegadas de Martín Berasategui con Txoko o Dani García con Lamoraga a la oferta de restauración de El Corte Inglés de Goya, todos preludio de una ruta que a fines de 2012 desembocó en la creación de Gourmet Experience como último grito sibarita, un centro cosmopolita que integra espacios de buen comer con área de compras para alimentos exclusivos y suculentos, en un ambiente informal que situó el entretenimiento gastronómico en la cúspide del edificio de El Corte Inglés en Callao, condimentando con impresionantes vistas del Teatro Real, el Palacio de Oriente, la Plaza de España, la Gran Vía o la Torre de Madrid una oferta de sabor tan variada como excitante.

Fue el punto de partida para una nueva era gastronómica en El Corte Inglés, que comenzó a integrar su oferta de restauración con la de tienda, la experiencia de shopping gourmet con la de degustación, aportando con este ensamblaje una propuesta de ocio que añadió valor a la marca, convirtiendo a la gastronomía en magneto para su experiencia de compras con el fin de hacerla especialmente atractiva a los turistas y a una generación más joven, muy expuesta a temas culinarios.

Allí junto a Street XO se establecieron otros espacios con operadores consolidados y se creó un área con dulces, helados, la esencia de las tabernas vascas, la originalidad carnívora en forma de hamburguesa, las aguas con más glamour, los quesos más refinados o los embutidos más reverenciados. Y con “l’enfant terrible” Muñoz fueron llegando a Gastro Experience otros cocineros de renombre y jóvenes promesas que aportaron sus sabores de España y del mundo a locales que pronto se convirtieron en parada obligatoria tanto del comer como del figurar.

Una experiencia completa

Del éxito de Callao, Gastro Experience se expandió años después a El Corte Inglés de Serrano, a donde Muñoz trasladó su Street XO de comida callejera con referencias del mundo y lo transformó, de gastrobarra en restaurante independiente, para compartir vecindario con la heladería creativa Rocambolesc, de Jordi Rosca, o la antojería de inspiración mexicana Cascabel de Roberto Ruiz, además de con todo un nivel dedicado en exclusiva a la venta de productos y bebidas, que convirtió a este céntrico local del refinado barrio de Salamanca en otro gastrodestino indispensable para los sibaritas en Madrid.

Ésta y otras tiendas cuentan con barras de degustación, espacios donde disfrutar productos que se venden en el área de compras, así como vinos por copa o con descorches de botellas. Ubicadas tanto en Gourmet Experiences como en las tiendas Club del Gourmet, las barras superan ya la veintena en toda la cadena de El Corte Inglés.

Pero no todo el sabor de El Corte Inglés se concentra en los Gastro Experiences o los legendarios Club del Gourmet, sino que también se han creado locales timoneados por chefs reconocidos, como es PuertalSol, un espacio gastronómico ubicado en El Corte Inglés de la céntrica Puerta del Sol madrileña y liderado por el reconocido chef Alberto Chicote. Allí puede degustarse la cocina madrileña más tradicional en un ambiente de taberna chic y con una cocina central donde el público ve a los cocineros mientras elaboran recetas como callos a la madrileña o torreznos fritos, o se despachan latas de conservas, o chacinas y quesos, acompañados de una gran oferta de vinos y cócteles que se pueden disfrutar en un salón interior o en la terraza con vistas a la Puerta del Sol y al templo comercial que es la calle Preciados.

Del mismo modo, en los almacenes de la avenida Castellana se sitúa Las Nubes de Castellana, un restaurante singular y también con vista que fusiona la cocina mediterránea e internacional con el mundo de la moda, deglosado en cuatro elementos que coexsiten: una barra de vinos y barra de coctelería, un reservado para reuniones y comidas de trabajo, un amplio comedor con una mesa de “showcooking”, y un mirador con reservados, todo ambientado con imágenes y fotos del mundo más “fashion”. Además de una cuidada carta que apuesta por productos de calidad, temporada y kilómetro 0, dispone de una bien surtida bodega de vinos que se amplía con la oferta de botellas del Club del Gourmet, y también de espacio para el tapeo y la degustación de cervezas artesanas.

En el proceso de expansión de su oferta gastronómica, en verano de 2016 El Corte Inglés estrenó en Barcelona La Plaça Gastro Mercat, transformando su anterior área de cafetería en un concepto “food court” dispuesto como una rambla que adapta su variada oferta según la hora del día, siempre para disfrutarse en un comedor y también con espectaculares vistas panorámicas que abarcan desde la Sagrada Familia y Montjüic hasta Plaza Cataluña. De los bocadillos al sushi, la pasta, los arroces, los dulces o los cócteles, a las áreas dedicadas a la degustación de mariscos, carnes y pescados, mucha de la oferta se confecciona con ingredientes que apuestan por la proximidad y también están disponibles en el Club del Gourmet. Los espacios gastronómicos son escaparate para los productos de la despensa de Club del Gourmet y también para el menaje a la venta en las tiendas, pues gran parte de los menús y la decoración se han creado con productos ofertados por El Corte Inglés.

A través de sus puntos de venta en toda España, además del casi centenar de cafeterías y más de 150 espacios operados por marcas externas como Rodilla, 100 Montaditos o Starbucks, hay unos 40 restaurantes con la enseña de respetados cocineros, como Xosé Cannas (A Ultramar, en Vigo), Miguel Ángel García (Le Bistroman en Marbella) o María José San Román (La Taberna del Gourmet en Alicante), entre muchos otros.

Precisamente Alicante es uno de los destinos a donde también contempla expandirse el concepto La Plaça Gastro Mercat, que, además, tiene en agenda llegar a Valencia y abrir más locales en el futuro, al igual que Bistró, un concepto de cocina informal de alta calidad con un diseño muy cuidado que hace algunos meses se estrenó en El Corte Inglés de Pozuelo de Alarcón en Madrid.

No sólo en España es destino “foodie” El Corte Inglés, pues entre los planes de la empresa está establecer más Gourmet Experiences, uno de ellos en Lisboa, ya que la cadena y su oferta gourmet tienen una reputada presencia en Portugal, donde los almacenes también contemplan estrenar un nuevo concepto de tabernas españolas, actualmente en desarrollo. Aunque El Corte Inglés ha recibido acercamientos para abrir Gastro Experiences en mercados internacionales, de momento no se plantea esta posibilidad ya que no quiere desligar el concepto de los grandes almacenes de la cadena, que, de momento, sólo tiene presencia en la Península Ibérica.

A por más

A través de sus establecimientos El Corte Inglés busca también asociarse a proveedores de marcas reconocidas y alto valor añadido, haciendo también una apuesta por los productos ecológicos, para lo que dentro de algunos supermercados cuenta con espacios dedicados como La Biosfera. Es, además, conocido el vínculo de El Corte Inglés como proveedor de los ingredientes que se emplean en la archiconocida saga televisiva Master Chef en España.

La cadena cuenta con un equipo de trabajo dedicado al desarrollo de nuevos productos gastronómicos. La decoración interior es también un elemento importante en la gastroexperiencia, una tarea para la que El Corte Inglés siempre ha contado con el talento de destacados interioristas y hasta premiados directores artísticos del mundo del cine.

Tanto los restaurantes como muchos Gastro Experiences funcionan en su mayoría en horarios extendidos a los del tiempo regular de compras en las tiendas, abriendo algunos hasta la madrugada y también los domingos.

Quién sabe si en el futuro, veamos también espacios para eventos educativos, cursos de vino, catas comentadas o talleres de cocina, o algún nuevo local de sabor caribeño entre las gastroexperiencias de El Corte Inglés.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba