Loader

Joy, una sonrisa floral

Dior presenta su nueva fragancia de lujo
Photo
El frasco, con el Joy grabado desde el cristal, tiene la estrella de 5 puntas -uno de los talismanes del mismísimo Christian Dior- y un tapón rodeado de hilos, en un guiño a la casa de alta costura. (Foto: Suministrada)
  • Compartir esta nota:

Hacía 20 años que la venerable casa francesa no lanzaba un perfume para mujer. Desde J’adore -y su característica nota de Jazmín Grandiflora de Grasse, quintaesencia de la nobleza floral- no anunciaban una nueva promesa olfativa. Hasta ahora. Y de la mano de François Demachy, el perfumista exclusivo de Dior. Si J’adore es todo feminidad, deseo y empoderamiento enfundado en oro, (con Charlize Theron de portavoz), y Dior Love (con Natalie Portman de representante) es espíritu libre y alta costura, el nuevo jugo rosado se inscribe en una promesa de felicidad. Una nueva declaración de amor a la vida, glamour y placer, unido a una poderosa campaña caracterizada por Jennifer Lawrence. La actriz mejor paga de Hollywood y súper conocida por su sentido del humor, protagonista de una de las caídas más épicas en la historia de los Premios Oscar, que aparece en este anuncio con un faldón en capas de tul y collar de diamantes zambulléndose en una piscina y escupiendo agua como si fuera una fuente, mientras suena “Like A Rainbow” de los Rolling Stones. La misión de Dior es volver a mercadear perfumes por las emociones que provocan y no por sus materias primas.

En una sola palabra, su nombre resume todo: Joy. La fragancia arranca con la cáscara de bergamota y la mandarina que explotan al unísono con las flores. La rosa -en esencia y en absoluto- y el jazmín, se mezclan en una sonrisa vibrante. Su nota media se asemeja a una caricia de maderas. Sándalo sostenido por una pizca de cedro y una gota de pachulí. Ya en sus notas de fondo se distingue la serenidad de los almizcles, escogidos y dosificados.

El frasco, con el Joy grabado desde el cristal, tiene la estrella de 5 puntas -uno de los talismanes del mismísimo Christian Dior- y un tapón rodeado de hilos, en un guiño a la casa de alta costura.

“Este perfume se parece a ciertos cuadros puntillistas ricos en técnica precisa sin ser pesado. Cada uno percibe su luz con evidencia, pero a su manera”, dice su creador. “Este perfume está construido de la misma forma... He necesitado mucho tiempo, elaboración y abstracción pero al final, es inmediato y vivo”.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba