Loader

Un refugio exclusivo dentro del nuevo megacrucero Bliss

Te sentirás como en un barco aparte. Un hotel boutique de lujo en altamar. Esa es la sensación que tendrás si viajas en el complejo de suites The Haven, de los nuevos barcos de Norwegian Cruise Line
Photo
El “courtyard” de techo retráctil con piscina privada y el jacuzzi. El concepto de suites de lujo de The Haven, además de en el Bliss, también se encontrará en el Norwegian Epic, Gem, Pearl, Jade y el Jewel.
  • Compartir esta nota:

A la hora de embarcar, podrás pasarle por el lado a la fila de pasajeros del barco que transportará a poco más de 4,000 pasajeros, directo al mostrador de registro. El día de desembarque también. 

Una vez abordo, te escoltarán a tu suite, donde te estará esperando una botella de champán -o un espumoso-  y tu mayordomo personal. Que también podrá desempacar y empacar por ti, traerte el desayuno a la cama o servirte el té de la tarde. 

Este administrador certificado entrenado por The International Institute of Modern Butlers se encargará de consentirte en tus vacaciones las 24 horas. ¿Vas a planificar una excursión, quieres hacer reservaciones para la cena, o un masaje en el Mandara spa? El "concierge"lo hará por ti mientras disfrutas de tus días de asueto en alta mar. 

Photo

Los huéspedes de The Haven disfrutan de área de longe y barra por separado y con marcas premium.

The Haven es un enclave exclusivo, una especie de barco dentro de otro barco, con los camarotes más elegantes, más amplios y mejor equipados, de entre todas las opciones de alojamiento del esperado Norwegian Bliss -recién inaugurado este verano- con servicios que se ofrecen por primera vez en el mar para el mercado global. Magacín fue invitado en exclusiva por D'Luxe Cruises de Puerto Rico para participar del itinerario pionero del Bliss, que pertenece a la clase "Breakaway Plus".

Arriba como un enorme "penthouse" y pasando por desapercibido, sin letrero de ninguna clase, The Haven combina elegancia contemporánea, con sus interiores en tonalidades tierra y tenues grises, además de obras de arte. Una exclusiva tarjeta da acceso a las dos plantas de The Haven, situadas en las cubiertas 17 y 18, donde se ofrece lo último en lujo con un restaurante privado con terraza exterior,  “lounge”, un “courtyard” con techo retráctil, piscina, dos jacuzzis, sauna, salas de tratamientos de spa, biblioteca y un solárium sólo para los huéspedes de The Haven. 

Photo

El servicio personal de conserjería y mayordomo las 24 horas durante toda tu estadía.

Toma por caso la Deluxe Owner’s Suite, el camarote más espacioso y lujoso a bordo. Esta suite ofrece las mismas vistas que tiene el capitán y dos balcones.

Para tomar el sol o un chapuzón, es cuestión de dirigirse al patio con terrazas privadas semidescubiertas, jacuzzi y servicio de valet para que no tengas que levantarte de la tumbona turquesa para nada.

También hay camarotes para pasajeros con necesidades especiales, por ejemplo para quienes usan sillas de ruedas en una variedad de categorías incluyendo suites; todos ellos con lavabos bajos, taburetes plegables en las duchas y asideros. Hasta estudios para los pasajeros que viajen solos. 

Photo

La lujosa Bliss Haven Spa Suite

Además, tienes oportunidad de invitar a comer tus amigos o familiares que no se estén quedando en The Haven, en el restaurante privado en una mesa afuera, "al fresco", con vista inmejorable, de puro mar, o dentro. Pero si deseas salir para comer en cualquiera de los otros restaurantes del barco, también es posible, especialmente porque Norwegian históricamente ha sido un innovador en términos de libertad en alta mar, para que los huéspedes puedan comer cuando quieran, donde quieran y con quien quieran. Por ejemplo, la parrilla de Cagney's es parada obligada, igual que Moderno Churrascaría, la parrilla brasileña, La Cucina para suculencias de Italia, Food Republic, el oriental y el Draft Beer District Brewhouse.  

La experiencia "Freestyle Cruising"también incluye entretenimiento para todas las edades, con producciones galardonadas de Broadway -como Jersey Boys-  hasta fiestas temáticas en cada crucero. Después, a terminar el día descansando en una almohada previamente seleccionada por ti, de entre una selección de colchones especiales, edredón de plumas y sábanas. 

Photo

El comedor al que solo tienen acceso los huéspedes de The Haven.

Norwegian Bliss fijará su puerto base estacional en Miami en invierno de 2018 para poder realizar cruceros hacia Alaska durante el verano o  un crucero hacia el Caribe en invierno. 

A partir del 17 de noviembre de 2018 el Norwegian Bliss realizará cruceros de siete días rumbo al Caribe Oriental y lo hará saliendo cada sábado desde el puerto de Miami, con escalas en St. Thomas, Islas Vírgenes EE.UU.; Tórtola, Islas Vírgenes Británicas y Nassau, Bahamas.
 

Photo

El Vibe Beach Club es un área privada para adultos.

En su amplia selección de camarotes, los cruceristas podrán disfrutar de las suites de lujo en The Haven by Norwegian, estudios para todos los pasajeros que viajen solos que incluyen vistas virtuales al mar, además de ofrecer otras opciones de categorías de camarotes ideales para grupos grandes. Para todos los pasajeros de The Heaven, habrá dos salas de observación para ver a las ballenas en Alaska o contemplar las puestas de sol en el Caribe.

El Norwegian Bliss es el tercer barco de la clase de Breakaway Plus. La obra de su casco  incluye imágenes de ballenas jorobadas para mostrar la importancia de la conservación de los océanos.  El barco contará con 308 mini suites, 1.088 camarotes con balcón, 111 camarotes exteriores y 374 interiores.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba