Loader

Con nueva casa Uno de 50

La joyería española se muda al primer nivel de Plaza Las Américas
Photo
José Azulay, el propietario de la cadena de tiendas española, destaca que la nueva tienda cuenta con una decoración muy similar a la que tendrá la tienda de Soho en Nueva York. (Foto: Suministrada)
  • Compartir esta nota:

La joyería española, Uno de 50, reabrió recientemente su tienda en el primer nivel de Plaza las Américas, buscando darle a la marca un mayor impulso entre el mercado puertorriqueño al que llegó desde el 2013. 

“Este cambio de localización va a suponer un impulso tanto para la tienda como para la imagen de la marca. Este nuevo espacio tiene, como siempre, una decoración muy especial diseñada por el equipo creativo de Uno de 50 donde vemos alguna pincelada del nuevo concepto de tienda que se presentará en el Soho de Nueva York este verano”, expresó José Azulay, el propietario de la cadena que ya cuenta con cerca de medio centenar tiendas en Estados Unidos y Europa.

En este recién inaugurado espacio ya está disponible la colección Trigo, en la que predomina la armonía entre el color y el aspecto de este cereal en sus diferentes etapas de crecimiento, y con un cromatismo que va del verde hasta los tonos más ocres símbolo del paso del tiempo.

Entre la creatividad y los negocios

Por varias generaciones la familia de Azulay ha estado relacionada con el negocio de la joyería. Desde muy niño comenzó diseñando relojes en el negocio de su padre, pero cuando fue creciendo empezó a necesitar algo que le permitiera ser aún más creativo. 

“Fue entonces cuando, a través de una persona se me presentó la oportunidad de diseñar joyas. No lo dudé, me encantó la idea y sobre todo la filosofía de la marca de crear solamente 50 unidades de cada diseño”, recordó.

Al principio logró compaginar la creación de relojes y el diseño de joyería, pero poco a poco fue dedicando más tiempo a su gran pasión por las joyas y dejó a un lado la relojería. 

A finales de los años 90 nació Uno de 50 con el objetivo de romper totalmente con lo que existía hasta el momento. 

“Tenía un estilo único e inconfundible que se aleja totalmente de la joyería tradicional, gracias al cual que hemos llegado a más de 40 países a día de hoy. La gente cada vez valora más la exclusividad, llevar algo diferente, y eso ha sido el éxito de la marca, ofrecer un diseño único”, aseguró Azulay.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba