Loader

Chanel enloquece al mundo de la moda con una colección inspirada en el Titanic

La recreación de un barco de 300 pies y una colección crucero elegantísima dejaron a los invitados extasiados
Photo
  • Compartir esta nota:

Los actores Kristen Stewart, Ralph Fiennes y Margot Robbie estiraron sus cuellos asombrados. Un crucero crujiente de 330 pies- con chimeneas humeantes y pasarelas- era algo que los invitados famosos de Chanel nunca imaginaron ver amarrado en tierra firme de la capital francesa, y mucho menos dentro del Grand Palais de la ciudad.

Es que el magnífico Karl Lagerfeld, que ya había deslumbrado al convertir su pasarela en una nave espacial, esta vez eligió una ambientación para la colección crucero anual de Chanel inspirada en el Titanic. Fue un espectáculo digno de un decorado que podría haber construido el propio James Cameron, director de la famosa película protagonizada por Kate Winslet y Leonardo DiCaprio.

El espectáculo que entregó el director creativo de Chanel, de 84 años, volvió a empujar el límite y las expectativas frente a los desfiles de modas.

"La vara ha quedado muy alta ... El diseño del set en sí me impactó", dijo Margot Robbie, protagonista de la película “Yo, Tonya”.

"Es sorprendente, pero no me sorprende. Este es el genio y la imaginación de Karl", dijo la modelo Lily-Rose Depp, hija del actor Jhonny Depp. "Todo es tan realista, hasta la luz que parece agua, y el humo y las estrellas", agregó.

Recrear el barco, inspirado en el Titanic que se hundiera en 1912, fue un trabajo que demandó dos meses. Con un exterior en madera contrachapada y un casco hecho en acero, la enorme embarcación, enloqueció al mundo de la moda.

Aunque el parecido con el Titanic era sorpredente, Lagerfeld eligió botar su barco con el nombre de "La Pausa", así en español, en honor a la villa en la que viviera la fundadora de la marca, Coco Chanel.

La embarcación cobró vida con luces que imitaban las olas del mar y el sonido de graznidos de las gaviotas.

El mar quedó impregnado también en los diseños cargados de rayas, tonos azules, blancos, rojos, boinas y pañuelos, ideal para esta colección crucero.

Las colecciones de cruceros o "resorts", que presentan solo un puñado de casas de moda del mundo, se concibieron originalmente para dirigirse a las mujeres ricas que viajaban en cruceros en el invierno escapando del frío. Hoy en día, se usan como un medio lucrativo de reestimular las tendencias en la pausa de mitad de temporada.

En esta ocasión, la presentación de la colección crucero 2018/2019 de Chanel, el show coincidió con aquella inspiración náutica.

Elegantes pantalones holgados abrieron el show, luciendo líneas ópticas en blanco y negro.

El leitmotif de la colección se basó en los diseños pintados en los buques de guerra estadounidenses y británicos de la Primera Guerra Mundial con los que intentaban camuflarlos de los U-Boats alemanes. Así, las rayas pusieron proa a mangas con capas, ciñeron faldas y vestidos de corte deportivo.

Los estilos de los años sesenta también fueron un elemento clave en la colección que presentó 87 piezas.

Las boinas blancas acompañaron a las modelos que dejaron ver sus abdominales y piernas largas cubiertas por minifaldas.

Zapatos de una sola correa, y suela de goma ideal para caminar dentro de los barcos, completaron el estilo en tonos plata y blanco.

El barco, que conjuró imágenes de la Riviera francesa, también enamoró a la actriz Kristen Stewart. "Sus shows son como caminar hacia un sueño muy elaborado", dijo sobre Chanel.

Stewart llegó al desfile en París como una escala en el camino al Festival de Cine de Cannes que este mes se celebra en el sur de Francia, donde servirá como uno de los miembros del jurado.

Después del espectáculo, los invitados VIP como ella se embarcaron en el casco de La Pausa para disfrutar a bordo de una fiesta y bautizaron el barco con champagne hasta altas horas de la madrugada del viernes.

Con información de The Associated Press

  • Compartir esta nota:
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba