Loader

Cómo un vestido de Kate Middleton arruinó una marca de moda

La pieza de la firma Issa London que utilizó para anunciar su compromiso con el príncipe William provocó el cierre de esa marca británica
  • Por Magacín
  • 09 MAR. 2018 - 4:29 PM
Photo
Kate Middleton cuando anunció su compromiso con el príncipe William en 2010. (Foto: Archivo)
  • Compartir esta nota:

El hecho de que Kate Middleton utilizara el famoso vestido de seda azul de la firma Issa London para anunciar su compromiso con el príncipe William en 2010 provocó el cierre de esa marca británica cinco años después. 

Así lo reveló recientemente en una entrevista con el Daily Mail la diseñadora brasileña Daniella Helayel, quien era para ese entonces la fundadora y directora creativa de Issa. 

Photo

Según Helayel, la elección de la ahora duquesa de Cambridge de la pieza llamada “Sapphire London” ocasionó que en menos de 24 horas después del anuncio el vestido se volviera una sensación y se agotara. Sin embargo, la modista no contaba con el dinero suficiente para financiar la producción en una venta masiva de este tipo para lograr satisfacer la demanda.

“El banco se negó a darme crédito, y la fábrica me gritaba que pagara sus cuentas. Necesitaba un inversor”, confesó tras explicar que el día en el que Kate se comprometió Issa solo contaba con 25 empleados y tres cortadores de patrones en su estudio. 

Después Camilla Al-Fayed, amiga de la diseñadora, compró el 51% de las acciones de la compañía y se reclutó un nuevo CEO en 2012. Luego, Helayel renunció a su puesto como directora creativa en mayo de 2013. Dos años más tarde, la firma cerró. 

“Me fui porque no pude soportar más. Me sentí tan estresada que mi cabello se puso blanco y comenzó a caerse. Me rompí al final. Tenía un gran negocio, que había construido por mi cuenta durante más de una década. Verlo evaporarse fue desgarrador. Me tomó dos años y no diseñé nada. Fue muy doloroso”, agregó la diseñadora que recientemente lanzó su nueva marca, Dhela. 

Helayel aseguró que no tenía idea de que Kate usaría una de sus creaciones para anunciar su compromiso y dijo que esa mañana recibió una llamada de un amigo que le contó que Kate llevaba puesto el vestido “Sapphire London”.

La pieza azul, que costaba 430 libras (595.65 dólares), estuvo disponible en el detallista británico Harvey Nichols. De acuerdo con informes, los diseños de la marca se vendieron en más de 43 países.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba