Loader

Croacia rinde homenaje a la corbata como símbolo de amor y fidelidad

La prenda nació hace tres siglos en el país balcánico y mañana la celebran con un festival
  • Por Agencia EFE
  • 17 OCT. 2017 - 5:59 PM
Photo
En el pasado, las mujeres croatas solían atarle, con un nudo específico, un pañuelo rojo al cuello a sus parejas que partían a la guerra como señal de fidelidad y amor. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Zagreb - Con motivo de la celebración mañana del Día Internacional de la Corbata, Croacia celebra esta semana el primer festival dedicado a esta prenda, que tiene sus orígenes en este país balcánico, donde nació hace tres siglos y medio como un símbolo de amor y fidelidad.

"Aunque muchos creen que la historia de la corbata es militar y guerrera, se trata en realidad de una historia de amor", dijo Zeljko Matejcic durante el Festival de la Corbata en Zagreb.

Matejcic es comandante del regimiento "Royal Cravattes", una histórica formación militar croata, a la que el mundo le debe la corbata y que volvió a desplegar estos días su ceremonial en el centro de esta capital.

El comandante reveló que en el pasado fueron las mujeres croatas que "al despedirse de sus queridos que iban a la guerra, solían atarles, con un nudo específico, un pañuelo rojo al cuello como señal de fidelidad y amor", pues expresaban así su esperanza en volver a recibir la prenda de manos del retornado.

Así nació la corbata, una prenda que domina hasta hoy la moda formal y también informal de los varones en el mundo occidental.

Durante este festival de seis días que concluye mañana, el público pudo admirar el pintoresco cambio de guardia de los "Royal Cravattes" y su marcha solemne por la ciudad, llevando al cuello los históricos pañuelos.

En las ceremonias participaron decenas de soldados de infantería y caballería, con armero, trompetista, tambor, abanderado y comandante, así como otras formaciones militares tradicionales.

El festival de esta semana honra a la corbata con numerosos acontecimientos, instalaciones artísticas, fiestas y ventas de toda una variada gama de diseño de la prenda.

Para recordar simbólicamente que Croacia es la cuna natal de este adorno fue colocada una gran corbata al cuello del héroe nacional croata Ban Jelacic, en una estatua que tiene en el centro de Zagreb.

Otros 40 monumentos de la capital fueron adornados con pañuelos rojos como los que durante la Guerra de los Treinta Años (1618-1648) llevaban miembros de las unidades de la caballería ligera croata que fueron incorporadas al ejercito real francés.

Con esas unidades, se fundó en 1664 el regimiento croata "Royal Cravattes" entre las filas reales francesas, donde rápidamente su pañuelo atrajo la atención y fue bautizado como "cravate".

Los franceses no tardaron en darle un toque más elegante y refinado, y ya en la corte de Luis XIV (1643-1715) la corbata se había convertido en todo un símbolo de distinción y estética varonil.

  • Compartir esta nota:
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba