Loader

Los pussyhats, el hijab de Nike y ropa de basura del mar, nominados al diseño del año

El tradicional concurso del Museo de Diseño de Londres los eligió entre los mejores
  • Por Agencia EFE
  • 16 AGO. 2017 - 12:56 PM
Photo
El pussyhat, la chaqueta de Levi´s y Google y el hijab de Nike. (Museo de Diseño de Londres)
  • Compartir esta nota:

El hijab diseñado por Nike causó sensación cuando fue presentado en sociedad y ahora está a punto de consagrarse. El díselo pensado para que las musulmanas puedan hacer deporte figura, junto a una chaqueta inteligente y ropa hecha con basura del mar, en la lista de los nominados al diseño del año anunciada hoy por el Museo del Diseño de Londres.

Parte de los 62 candidatos de la décima edición de los premios "Beazley Designs of the Year" reflejan un momento de agitación política, que ha dado rienda suelta a la creatividad con compromiso social.

Las nominaciones se distribuyen en seis categorías -Arquitectura, Digital, Moda, Gráfica, Producto y Transporte-, y en las que participan distinguidos diseñadores internacionales, comisarios y artistas.

En el rubro Moda está nominado el Hijab Pro de Nike que trabajó con un equipo de atletas para desarrollar un hijab elástico de una sola capa inspirado en la victoria de Sarah Attar para Arabia Saudí en los Juegos Olímpicos de 2012. Y que fue presentado dos días antes del Día Internacional de la Mujer en marzo pasado y que saldrá a la venta a comienzos de 2018.

Atletas de alto rendimiento habían compartido con la empresa los problemas asociados con el uso de un hijab tradicional durante una competición. El peso de la prenda, la necesidad de cambiarla y de una tela que absorbiera el sudor estuvieron en top de los pedidos de las atletas que muchas veces se veían forzadas a tener que lavar todas las noches su único hijab de competición.

“El hijab de Nike puede cambiar el modo en que se apoya a las atletas musulmanas”, dijo el museo a la hora de nominar el invento.

También está nominada una chaqueta inteligente diseñada por Google y Levi´s. Se trata de la emblemática chaqueta camionero que renace como una prenda interactiva que permite a los usuarios acceder a una variedad de servicios móviles adaptados a las necesidades de un viajero urbano. Se puede escuchar o cambiar una música determinada con solo tocar la manga de la chaqueta. También informa el tiempo de llegada a un destino con solo acariciarla. “Esto permite a los diseñadores de moda incorporar interactividad digital y conectividad en la ropa como parte de su proceso de diseño natural, utilizando telares industriales estándar, convirtiendo la tecnología en un nuevo "material" para su expresión creativa”, destacó el museo al nominar la prenda.

Otro de los elegidos es la marca de ropa Ecoalf que combina la fabricación de indumentaria con una buena causa: limpiar los océanos de residuos con la ayuda de pescadores. “Es un proyecto único, complejo y revolucionario que pretende transformar los residuos plásticos encontrados en el Mediterráneo en hilo para hacer tejido. La tela está hecha de 43% de poliéster reciclado del Mar Mediterráneo, 29% de lino postindustrial, 22% de Tencel y 6% de algodón post-industrial”, destaca el museo en su nominación.

El Proyecto Pussyhat, que impulsó al movimiento de justicia social organizando a mujeres alrededor del mundo para tejer y llevar el gorrito rosado con orejitas de gato durante las marchas por el Día Internacional de la Mujer, es otro de los elegidos.  

Nacido en 2016, de la mano de Krista Suh, una guionista de comedias, y Jayna Zweiman, una arquitecta de Los Angeles, el Proyecto Pussyhats cobró un fuerte auge cuando se convirtió en uno de los símbolos que millones de mujeres lucieron en las protestas del pasado mes de enero contra Donald Trump por sus comentarios sexistas.

Lo que comenzó como un pequeño proyecto entre amigas en el Little Knittery en el pueblo de Atwater logró traspasar fronteras y convertirse en un asunto global que le ha dado la posibilidad a las mujeres que no pueden asistir a las marchas en pro de sus derechos, de mostrar el apoyo al movimiento.

El activismo político ha sido uno de los grandes protagonistas de esta edición, reflejado en los pósters antibrexit de Wolfgang Tillimans.

Siguiendo esta temática, también destacan los carteles "Finding Her" de la agencia japonesa IC4 Design, ambientados en "Buscando a Wally" y creados con el objetivo de promover la igualdad de género en el ámbito laboral en Egipto.

También se puede encontrar la colección de postales de "Me & EU", creadas por Nathan y Sam Smith, y con destino a diferentes partes de Europa como símbolo de conexión después del referendo del 23 de junio de 2016.

El gigante tecnológico Google está nominado por partida doble. Su lanzamiento, el pasado mes de mayo, de un conjunto de "emojis" de mujeres profesionales trabajando y en el que se muestra a mecánicas, doctoras y otras profesiones asociadas tradicionalmente al género masculino le ha valido otro lugar en la lista de los mejores diseños.

Al igual que el año pasado, cuando la vivienda diseñada por Ikea para los refugiados ganó el premio general, muchas de las propuestas innovadoras han girado en torno a la temática de la migración.

Entre los diseños nominados en este ámbito, sobresale la bandera de los refugiados creada para el primer equipo olímpico durante los juegos de Río de Janeiro de 2016.

Además, en la categoría de Productos, está el dron de búsqueda y rescate Avy, diseñado para ayudar a los buques de inmigrantes a cruzar el Mediterráneo.

Este año, la categoría de Digital tiene una representación importante con la recreación en tres dimensiones de la prisión Saydnaya en Siria y que incluye testimonios de supervivientes.

Todos los diseños seleccionados se exhibirán a partir del próximo 18 de octubre en el Museo del Diseño de Londres, aunque para saber el ganador de cada categoría habrá que esperar hasta enero de 2018.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba