Loader

El negro se cuela en la moda femenina de Milán

El evento de moda italiano comenzó ayer y se extenderá hasta el 24 de septiembre con tendencias para el próximo verano
  • Por EFE
  • 19 SEP. 2018 - 2:51 PM
  • Compartir esta nota:

El negro, un color más habitual para los guardarropas de invierno, se coló en la Semana de la Moda de Milán de la mano de firmas como Jil Sander y Alberta Ferretti, que han apostado por él para sus colecciones de la próxima temporada primavera-verano.

La Semana de la Moda de Milán arrancó el martes con eventos secundarios pero hoy tuvo su gran sesión de la mano de estas dos firmas italianas, que sirvieron de antesala a platos fuertes como Max Mara, Fendi, Prada, Moschino y Emporio Armani, que desfilarán mañana en este escaparate de tendencias internacional.

Jil Sander presentó una colección sobria, de tejidos de corte recto y anchos, cómodos, que no marcaron la silueta.

El negro vistió trajes de camisa sin mangas y pantalones de pata de elefante, pero también monos largos, chalecos sobre vestidos por encima de la rodilla y jerséis de lana, que las modelos lucieron como si fueran vestidos.

La firma de la diseñadora alemana también apostó por vestidos con escote recto y solo de un tirante ancho, o por camisas amplias y sin mangas, de cuello en V.

El negro cedió cierto espacio al beige y al azul aguamarina, que tiñeron camisas y vestidos vaporosos de tejidos con transparencias.

Los jerséis de cuello “halter” se lucieron sobre amplias faldas de lana, largas y con el corte por debajo de la rodilla, mientras que amplios chubasqueros en tonos marrón “camel” y con capucha se mostraron solos, como si fueran vestidos.

Como complementos, la firma apostó por bolsos de piel en colores azul, blanco y marrón, de asas largas y de tamaños que variaron para contentar a todos los gustos.

Las modelos de Jil Sander también llevaron largas medias de lana hasta las rodillas y zapatos y sandalias de plataforma, mientras que, como accesorios de joyería, los grandes reyes fueron los pendientes de aro en tonos dorados y plateados.

Por su parte, Alberta Ferretti utilizó el negro para proponer largos vestidos de tejidos transparentes y con encaje, faldas cortas y vaporosas y blusas de mangas largas y con volantes en la zona del pecho.

Además del negro, la diseñadora italiana presentó para la próxima temporada estival prendas en tonos amarillos, naranjas y verdes, pero también azules y rosas pastel.

Los petos rosas se alternaron con blusas de encaje y tejidos de seda en tonos blanco crudo, faldas vaqueras con bolsillos extragrandes y pantalones de cintura alta y muy anchos en colores verdosos.

También hubo espacio para los vestidos cortos, de inspiración romántica, con volantes y bordados, y pantalones blancos, de ganchillo, con ribetes en la zona del tobillo.

Las sandalias planas, con estampado animal y de inspiración romana, completaron los “looks”, mientras que como complementos la casa italiana eligió grandes bolsos y mochilas de paja.

La Semana de la Moda femenina de Milán continuará presentando las sugerencias para la próxima temporada primavera-verano de grandes firmas como Giorgio Armani, Versace o Tod’s hasta el próximo 24 de septiembre.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba