Loader

El secreto para que tu ropa dure más está en cómo la lavas

Si todavía no lo haces, es momento de que comiences a leer la etiqueta para saber cómo debes cuidar cada prenda de vestir
Photo
Conoce cómo debes lavar, secar y guardar los diferentes materiales para que la ropa permanezca en buenas condiciones. (Foto: Shutterstock0
  • Compartir esta nota:

Cada prenda de vestir viene con instrucciones de cómo lavarlas, secarlas y hasta engancharlas. Ese dato se puede considerar como uno de conocimiento general. Pero ¿acostumbras leer las instrucciones de la ropa antes de usarla?

La respuesta de mucha gente es “no”. Y es que, se trata de una etiqueta pequeña con letras que casi hay que leerlas utilizando una lupa.

Sin embargo, en esas instrucciones está el secreto para que la pieza dure más tiempo en las mejores condiciones, pues allí también se encuentra información muy valiosa sobre los materiales que la componen y el tipo de lavado que debe recibir.

Cuando se trata de blusas delicadas en seda o algodón, lo mejor es lavarlas en seco, aunque hay algunas piezas que pueden lavarse a mano, todo dependerá de las instrucciones.

Si vas a lavarlas a mano, Kim France y Andrea Linett dicen en el libro “The Lucky Shopping Manual” aconsejan hacerlo por separado y dejarlas secar al aire libre antes de envolverlas en papel de seda y guardarlas en una bolsa plástica en un lugar fresco.

Las piezas en jersey ligero no deben ser colgadas a la hora de secarse, Chantal Thomass señala en su libro “Encuentra tu estilo para cada ocasión”. Mejor ponlas a secar en una superficie plana. En el caso de los jerseys más gruesos o pesados sí puedes colgarlos para secarse.

Los mahones pueden lavarse a máquina con agua fría, pero si quieres que se mantengan como nuevos, lávalos a mano con agua fría y detergente para ropa delicada. Guárdalos doblados o colgados en tu guardarropa.

Los trajes de baño y la ropa interior deben recibir el mismo tipo de cuidado. Por tratarse de piezas delicadas deben lavarse a mano con agua tibia y guardarse dejando espacio entre cada pieza.

Los conjuntos de chaqueta y pantalón o falda deben lavarse en seco la menor cantidad de veces posibles porque se desgastan rápidamente.

Limpia las piezas de cuero con un pedazo de tela humedecido con un jabón que no contenga detergentes y déjalo secar. La gamuza o “suede” se limpia con un cepillo de cerdas suaves. Guarda estas piezas en un lugar ventilado.

Las piezas en seda se lavan con agua fría y se deben planchar a temperatura baja y sin vapor. Si es posible, coloca un pañuelo de algodón sobre la pieza para que el calor no le dé directamente.

Los tejidos sintéticos como la lycra, el poliéster y el nilón hay que lavarlos con agua tibia y plancharlos a temperatura baja y sin vapor.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba