Loader

Guilty te invita a estrenar sin arruinarte

Esta nueva compañía puertorriqueña promueve el alquiler de ropa como una alternativa para mantenerte al día con las tendencias sin necesidad de salir de compras con frecuencia
Photo
Armando Sánchez y Suhaily Sepúlveda son los creadores de “Guilty”, un innovador concepto de alquiler de ropa. (Foto: Vanessa Serra)
  • Compartir esta nota:

¿Eres de las mujeres que se para frente a su clóset lleno y piensas que no tienes nada que ponerte? ¿Compras ropa con emoción y luego la utilizas muy poco? ¿Piensas frecuentemente en lo mucho que te gustaría darle variedad a ajuar?

Si las respuestas a estas interrogantes es que sí, eres una de las muchas mujeres que Suhaily Sepúlveda y Armando Sánchez tuvieron en mente cuando desarrollaron “Guilty”, un concepto de alquiler de ropa que te permite estrenar ocho piezas mensuales al pagar una cuota fija de $49.

“Este ‘issue’ de tener el clóset lleno y nunca tener qué ponernos es algo que trasciende edad, culturas y nos pasa a todas. La alternativa muchas veces es salir corriendo a las tiendas, comprarnos ropa y eso nos resuelve esa semana y la próxima. Esa contentura de estrenar dura poco y luego vuelves a pelear con el clóset porque no tienes nada que ponerte”, opina Sepúlveda.

No obstante, la joven abogada y empresaria aclara que esa inconformidad con el clóset no necesariamente tiene que ver con cuánto dinero tengas para invertir, sino con la variedad. Para Sepúlveda, la realidad es que el clóset normal es estático. Compras la ropa y la dejas, pero la vida real no es así, pues el estilo y el gusto de la mujer evoluciona a medida que ésta va madurando.

Por eso, tanto ella como Sánchez decidieron apostar al concepto de “sharing economy” que se ha popularizado a través de Netflix y Uber, pero en el caso de Guilty el servicio es de moda.

La empresaria describe a Guilty como ese clóset de tu mejor amiga, de tu mamá o de alguien que conoces, que te encanta y del que puedes tomar piezas prestadas.

“No hay que tener que comprar las cosas para poder disfrutarlas, aprovecharlas y vivirlas, podemos alquilarlas. No es un concepto que nos hayamos inventado nosotros, sino que ha ido proliferando en otras partes del mundo, pero no en Puerto Rico.

¿Por qué un servicio de alquiler de ropa?

“A mí la gente siempre me pregunta dónde compro mi ropa. Me preguntan si gasto mucho y la realidad es que no, solo que sé comprar. Nunca sabía qué hacer con esa habilidad para escoger la ropa y si se podía hacer con eso, pero las cosas se combinaron y empecé a mirar ese ‘trend’ de cómo el ‘sharing economy’ está tan vigente y por qué no hacer un ‘sharing economy’ de moda, que también es algo que se ha explorado bien poco y que a la vez es algo que siempre me ha gustado, el tema de vestirse”, explica.

Todo un reto

El tipo de servicio no es lo único que llama la atención de esta historia que recién comienzan a crear esta pareja de empresarios, también el momento en el que decidieron apostar por el sueño de construir una empresa propia.

Cuenta Sepúlveda que, aunque la idea de embarcarse en el empresarismo rondaba desde hace un tiempo, no fue hasta después del paso del huracán María que decidieron darle forma. Fue así como Guilty vio la luz el 31 de octubre de 2017.

“Nos dijeron locos, nos dijeron que estábamos al garete, que íbamos a perder dinero. Pero tanto Armando como yo somos bien idealistas y luchadores. Ver a tanta gente dejando Puerto Rico después del huracán y diciendo que hasta aquí habíamos llegado, nos motivó. Por eso son luz, sin agua, sin poder vivir como antes decidimos hacerlo porque era ahora o nunca”, recuerda Sepúlveda.

Los jóvenes tuvieron que buscar lugares que ofrecieran servicio de internet gratuito para crear una plataforma virtual tipo tienda en el que las mujeres pudieran seleccionar la ropa que deseaba recibir para crear sus “closets”. La primera idea fue lanzar en concepto a través de tiendas temporeras o “pop ups”, pero desistieron de la idea pensando que tal vez la falta de luz y agua desalentaría a los potenciales clientes.

“Decidimos hacer un ‘website’ y logramos hacerlo en tiempo récord. Ya en diciembre habíamos duplicado la gente que se había metido el mes anterior. Para mí fue un ‘shock’ porque pensaba que la gente estaría reacia y tanta gente me había dicho que estábamos locos, que llegué a pensar que sería un desastre. La respuesta fue tan positiva que nos dio un impulso brutal para comprar más ropa y hacer promociones en Instagram y Facebook”, confiesa.

En crecimiento

Durante los primeros meses, Sepúlveda dedicaba sus fines de semana a lavar y planchar la ropa en su casa. En enero, la demanda hizo que buscaran una lavandería que brindara ese servicio.

Para ese tiempo surgió la oportunidad de entrar al programa Pre18, un programa preparatorio desarrollado por la aceleradora internacional Parallel18 tras el paso del huracán María y que busca apoyar a negocios innovadores que desean establecerse en la Isla.

“Desde que entramos a Parallel hemos crecido un 300%. En ese momento tuvimos que decidir si íbamos a hacer esto de verdad o iba a seguir siendo un ‘hobby’ glorificado con dos trabajos ‘full time”, señaló Sepúlveda.

Los socios destacan que el éxito de Guilty está atado a lo fácil que resulta gozar de los beneficios del servicio. El costo mensual es de $49 y debes pagar $50 al inicio de tu suscripción.

Actualmente la página tiene sobre 400 estilos de ropa disponibles -mayormente blusas y vestidos- que la mujer va seleccionando de acuerdo a su gusto y su talla.

“Cuando entran ven todo el catálogo y lo que les gusta lo ponen en su clóset. Te entregamos cuatro piezas cada dos semanas de esas mismas que pusiste en tu clóset. Si no te sirve o no te gusta, nos dejas saber y coordinamos un cambio. Ahora mismo trabajamos de xsmall a large y algunas piezas xlarge. Estamos haciendo un ‘wait list’ para plus size”, explica Sepúlveda.

Si te gusta una pieza la puedes comprar y si la prenda de vestir se pierde o sufre un daño irreparable, se te factura. También se puede cancelar el servicio en cualquier momento.

Tanto Sepúlveda como Sánchez saben que tienen en sus manos un proyecto con mucho potencial y no descartan ofrezcan una mayor variedad de productos en el futuro.

“Estamos en San juan, Guaynabo, Isla Verde y algunas áreas de Bayamón y abriendo una lista de espera. Queremos expandir a todo Puerto Rico, pero todavía estamos negociando para ver con quién podemos hacer esas entregas”.

Pasos para suscribirte

1. Accede a la página - A través de lookguilty.com puedes crear tu cuenta con tu información.

2. Crea tu clóset - En la página encontrarás el inventario completo disponible al momento para que selecciones las piezas que deseas recibir. Es importante que tengas a la mano tus medidas para que selecciones la talla correcta.

3. Suscríbete - Selecciona el método de pago y suscríbete para que comiences a recibir el servicio lo más pronto posible.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba