Loader

Le Boutique Mobile: una tienda de ropa que llega a tu puerta

Una joven banquera y madre da rienda suelta a sus sueños y a su pasión por la moda para crear una empresa diferente
  • Compartir esta nota:

Hace unos años, cuando Yahaira Lozada se dedicaba a la industria de la banca, su tiempo era tan limitado que no podía ir a las tiendas a comprar ropa. Constantemente pensaba en el gran negocio que representaba llevar la ropa a domicilio.

Esta idea siempre se mantuvo en su mente, pero sin darle importancia. No fue hasta que quedó fuera de su trabajo que decidió hacer realidad su sueño de crear Le Boutique Mobile.

“Haciendo ‘research’ encuentro que en estados unidos esto se volvió un ‘boom’. Hay una asociación en la que hay 500 camiones y aquí no había ninguno. Se lo dije a mi familia y me dijeron que estaba loca”, comenta Lozada, a quien dos semanas después de hablar con su familia, fue su mamá quien le compró el camión.

Photo

Pero, el proceso de crear su boutique sobre ruedas fue puesto en pausa durante su embarazo. Al dar a luz, comenzó a trabajar nuevamente el proyecto, teniendo el inconveniente que, al llevar tiempo sin trabajar, no contaba con suficientes recursos económicos para remodelarlo.

“Empecé a tocar puertas. Mucha gente me dijo que no. Ahí encontré al Banco de Desarrollo Económico, donde me dijeron que sí y me dieron el préstamo”, recuerda.

Tomó un año tener listo el camión para la última semana de agosto, pero el paso de los huracanes Irma y María causaron daños en el vehículo y tomó un tiempo en devolverlo a su estado óptimo. Por eso, comenzó a funcionar como boutique hace varias semanas.

Photo

Le Boutique Mobile ofrece una limitada, pero bien seleccionada cantidad de piezas de ropa, que se dividen entre casual, formal y varios vestidos de noche. Lozada señala que también se trabaja a petición de la clientela cuando busca lago específico.

También ofrece bisutería de líneas de artesanas locales además de carteras y correas.

Lozada llega a casas y oficinas en las que requieran su visita. También forma parte de actividades de amigas y siempre les sirve una copa de vino para crear un ambiente más relajado.

“A la gente le ha encantado. Cuando me ven en la calle, me tocan bocina y hasta quieren que me pare en el expreso”, menciona.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba