Loader

Llegó el momento de recoger tu clóset

A punto de comenzar una nueva temporada, llega la hora de organizar esta área de tu hogar
Photo
La organización de tu clóset te ayudará a seleccionar tu ropa de manera más acertada y rápida. (Archivo)
  • Compartir esta nota:

Cuando la tarea de seleccionar qué ropa vas a llevar se convierte en una pesadilla cada mañana, tal vez sea porque llegó el momento de organizar tu clóset.

Esta labor puede ser beneficiosa cuando solo falta semanas para el comienzo de una nueva temporada, la cual trae nuevos colores y estilos que le dan un toque diferente a tu “look”. Si no tienes muchos planes para este fin de semana, tal vez puedas sacar varias horas para esta tarea.

A continuación, encontrarás algunos consejos para organizar tu clóset de manera eficaz.

1. Botar, guardar, donar y regalar. Estas son cuatro acciones necesarias para que en tu hogar no impere el caos y el desorden.  

Lo que no te sirve debes sacarlo y descartarlo. Si son piezas en buenas condiciones, puedes donarlas.

Lo que está roto y puede repararse debe sacarse para llevarlo a un profesional que pueda hacerlo, no almacenarlo para arreglarlo luego. Lo que está sucio o roto sin arreglo, debe botarse.

Siempre encontrarás artículos que no usas frecuentemente -como abrigos y ropa de viaje- no que no debes deshacerte de ellos y sí almacenarlos adecuadamente. 

2. Almacenaje adecuado. Para mantener el orden, busca cajas, bandejas y otros artículos creados para ayudarte en la organización. Si utilizas cajas o bolsas plásticas, no olvides identificar en el exterior qué contiene. Cuando vayas a guardar esos artículos, procura que dejar más visible lo que usas con mayor frecuencia.

3. Agrupa por tipo de pieza. Lo idóneo, es agrupar las prendas de vestir por familias en bloque, como trajes, camisas, chaquetas o pantalones, sugiere la organizadora profesional certificada, Marilyn Rivera. Dentro de este orden, puedes hacer subgrupos. Por ejemplo, camisas casuales, elegantes y de trabajo, organizados por colores y en escala de tonos claros a oscuros. 

4. Déjate llevar por los colores. También puedes seguir el orden de blanco, tonos tierra, azules, grises, colores intensos (rojo, rosado, verde, amarillo, naranja) y terminar con el negro. 

Otra opción es dividir los tonos sólidos de los estampados. Esto le dará mayor claridad y un aspecto organizado además de que la armonía visual hará que la selección de la ropa sea más fácil, asegura Rivera.

5. Aprovecha cada centímetro. Muchas veces el espacio que tienes no es el que quisieras y no te queda más remedio que maximizarlo. Lo ideal es dividir las piezas que pueden colgarse de las que deben doblarse. Por ejemplo, las piezas de algodón y lino deben colgarse, pues dobladas se arrugarán mucho. De igual forma, las camisas y chaquetas siempre deben engancharse. 

Por ejemplo, los abrigos y prendas tejidas se conservarán mejor si son dobladas para que no se estiren ni pierdan su forma. Rivera también sugiere doblar los mahones, pantalones cortos de material fuerte, camisetas (t-shirts) y abrigos.

Para las correas y las corbatas puedes comprar organizadores especiales que te permiten enganchar o enrollar adecuadamente estas piezas.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba