Loader

Margarita Álvarez disfruta el momento

La diseñadora goza de gran apoyo del público luego de su participación en “Project Runway”
  • Compartir esta nota:

De cada experiencia, la diseñadora de moda Margarita Álvarez, procura aprender algo positivo que pueda utilizar en su vida. Eso la llevó a luchar por su sueño de llegar a la etapa final de la décimo sexta temporada del reconocido programa “Project Runway”.

La diseñadora de 30 años de edad, nació y fue criada en San Juan, Puerto Rico. Su interés en la moda surgió durante su adolescencia y estudió en la Escuela de Diseño de Rhode Island (RISD), especializándose en diseño de indumentaria y textiles. Más adelante, formó parte del Programa de Creación de Patrones de Haute Couture en la Academia Carlota Alfaro en Puerto Rico.

Ha tenido la oportunidad de laborar como diseñadora para compañías como JC Penney, Perry Ellis y Trunk Club, además de diseñar una línea propia bajo el nombre Margarita Álvarez Studio.

Hace tres años, surgió una oportunidad de trabajo y decidió mudarse a California poder expandir su marca de ropa femenina.

“En Puerto Rico la industria de la moda está bien difícil. Si no estás produciendo grandes cantidades, está difícil prosperar, a menos que estés vendiendo trajes de gala todo el tiempo, que no es lo que yo hago”, comentó Álvarez en una entrevista telefónica desde Los Ángeles.

En los primeros dos años en la diáspora, Álvarez se dedicó más a buscar la oportunidad de manufacturar y producir su línea y no tanto a diseñar y coser. Hasta que llegó a sus manos la oportunidad de participar en el reconocido programa de televisión, “Project Runway”.

“Trabajábamos15 horas al día, todos los días, sin saber lo que iba a pasar al día siguiente, sin tener comunicación con nadie. Fue un “bootcamp” de “fashion”. Después de dos años de no estar cosiendo, a no dormir y estar cosiendo ‘full time’, no poder hablar con su familia, fue bien intenso. Pero salí con todas las herramientas bien pulidas, ahora me siento más ‘ready’ que nunca”, recordó.

Photo

Margarita Álvarez (Foto: Suministrada)

Aprende de sus experiencias

En el episodio número 13 de la décimo sexta temporada de “Project Runway”, Álvarez se jugaba su pase a la final presentando dos piezas que formarían parte de su propuesta final. La joven boricua recibió fuertes críticas por el colorido de sus diseños.

La jueza del programa, la editora Nina García, describió la propuesta como una “muy audaz”. Mientras que el diseñador Zac Posen calificó las piezas como muy llamativas.

“Eso no es para todo el mundo. Esto es para personas que aman el trópico”, opinó.

Sin embargo, Posen tuvo que admitir que la colección de Álvarez fue una de las más aplaudidas cuando se presentó en la semana de la moda de Nueva York.

“Nunca pensé que dirían que ser muy latino no merece llegar a la pasarela de New York Fashion Week, eso fue lo que prácticamente me dijeron en el programa. Yo humildemente les dije que esa era la opinión de ellos y que yo hice lo mejor que pude y di lo mejor que podía ofrecer. Me siento súper orgullosa de lo que pude hacer”, comentó.

Pero, lo mejor de ese momento fue sentir el apoyo del público que salió en su defensa a través de las redes sociales. Además, Álvarez sabe que después de toda la tormenta, lo vivido en esas semanas de competencia la hizo crecer y madurar, como persona y como diseñadora.

“Hubo momentos en los que me pregunté qué hacía allí. Eran momentos en los que rezaba y le pedía fuerzas a Dios para seguir, porque me cuestionaba mucho si valía la pena estar allí. Pero ahora lo veo como esos retos que la vida te pone día a día. Es un ejercicio mental porque llevo una carrera como una montaña rusa y la vida en verdad es así. Mi desempeño en la competencia fue así. Estoy contenta porque todo salió como debió haber salido. Estoy convencida de eso”, aceptó.

Su pieza predilecta

A lo largo de su carrera de poco más de una década, Álvarez ha confeccionado muchas prendas de vestir, pero una de las más memorables es el “bomber jacket” bordado que presentó en la semana de la moda de Nueva York y que aparece en las fotos que acompañan este artículo.

Álvarez explicó que todas las piezas que se hacen para el programa no son propiedad del diseñador, sino de la producción, que al final las subastan y el dinero obtenido lo donan a causas que ayudan a niños sin hogar.

Para no perderle el rastro a esta pieza, la familia de Álvarez reunió suficiente dinero para comprarlo.

“Esa pieza es bien especial para mí. Me quería quedar con todas, porque las bordamos aquí en Puerto Rico, pero de todas la más versátil es el ‘bomber jacket’. Esa pieza la diseñé yo y la tela está inspirada en el sofá de la casa de mis papás en los 80 y 90. Es bien nostálgica, con una vibra retro y divertida”, expresó.

Aunque diseñó el estampado en Los Ángeles, tuvo la oportunidad de venir a Puerto Rico a manufacturarla, pues quería ayudar a la economía local y mostrarle al mundo el talento local.

“Cogí clases con Carlota Alfaro y trabajé con una bordadora que conocí en ese momento. Ella vive en la montaña y ha trabajado para diseñadores como Harry Robles y David Antonio. Hizo un trabajo precioso. Ese ‘jacket’ representa la experiencia que tuve en ‘Project Runway”, aseguró.

Vuelve a la Gran Manzana

Luego de su primera experiencia en la semana de la moda de Nueva York, a través de “Project Runway”, Álvarez regresará con su nueva propuesta en la próxima edición que se llevará a cabo en febrero.

“Voy a presentar 12 piezas, una colección pequeña de otoño-invierno. Es más de ‘layers’, hay piezas de noche y bordados, tonalidades de rojo y verde. La cotorra puertorriqueña está en extinción luego del huracán y es un ‘print’ que ya había trabajado y lo había dejado a un lado esperando el momento indicado, que es ahora”, describió.

Como en todo lo que hace en la vida, Álvarez lleva su maleta llena de su creatividad y dejando un espacio para todo el aprendizaje que pueda obtener de esta experiencia.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba