Loader

Sandía: el resultado de la creatividad de dos amigas

Esta línea de ropa infantil cada vez cobra mayor popularidad por su comodidad y su estilo juguetón
Photo
Annabelle Vélez y Anna Hernández son las diseñadoras de la línea de ropa de niños Sandía. (Fotos: Suministradas)
  • Compartir esta nota:

La marca de ropa de niños Sandía surgió como un proyecto refrescante que le permite a sus creadoras, Annabelle Vélez y Anna Hernández, la oportunidad de dar rienda suelta a su creatividad y diseñar piezas de niños que son tan cómodas como divertidas.

El proyecto vio la luz hace poco más de dos años, cuando Vélez quiso confeccionar un vestido para su sobrina recién nacida. Aunque no había tenido una educación formal en diseño de moda, disfrutaba coser e inventar.

Por casualidades del destino, la máquina de coser de Vélez se dañó en medio de la confección del vestidito y tuvo que recurrir a Hernández para que la ayudara a terminarlo.

El resultado final fue tan bonito, que la cuñada de Vélez le sugirió ella y a Hernández que se unieran para hacer una línea de ropa infantil.

Las amigas lo conversaron y decidieron lanzarse a la aventura. El primer paso lo dieron en 2016 cuando prepararon unas cuantas piezas que tuvieron muy buena salida.

Actualmente, venden ropa para niños y niñas en tallas que van desde 12 meses hasta 6. La línea se consigue en Etsy y en eventos que se llevan a cabo en Lote 23, en Santurce, y en el Mercado Chicharrón, en Bayamón.

“Estamos bien activas en los mercados y nos interesa expandir para diferentes pueblos de la isla”, añade Vélez.

Los días 16 y 17 de marzo estarán en Baby Expo, que se celebrará en el Centro de Convenciones de Puerto Rico. Además, en los próximos meses, las empresarias planifican abrir una tienda virtual y comenzar la venta al por mayor a boutiques de niños.

Sandía se destaca por ser una línea divertida, elemento al que aportan los estampados coloridos y diferentes que las diseñadoras buscan en sus viajes.

“No queríamos tener el típico rosita para las nenas y baby blue para los nenes. Sabemos que no es que la ropa sea diferente, pero creemos que lo que llama la atención es la combinación de estampados. A los papás les gusta mucho”, dice Vélez.

La línea también tiene como atractivo la frescura que brinda el algodón que usan en cada prenda de vestir y el costo, que fluctúa entre $20 y $55, dependiendo del tipo de pieza.

El próximo mes, Sandía pondrá a la venta su nueva colección para la temporada de primavera en la que además de los colores brillantes se destacarán piezas como los “rompers” tanto para niñas como para niños y muchos otros estampados llamativos.

Juntas en el camino de la creatividad

Ambas mujeres vienen de industrias diferentes y conservan sus trabajos “full time” a la vez que diseñan, cortan los patrones y se encargan de todos los detalles de la línea que se confecciona en Puerto Rico.

Vélez estudio publicidad y trabajó también con una compañía de importación, mientras que Hernández estudió diseño de moda, laboró con una compañía de ropa y ahora es social media mánager en una agencia digital.

“Mientras estudiaba tal vez toqué la moda de niños en algún proyecto, pero nunca pensé que me iba a dedicar a esto. Sin embargo, es una parte de la moda que me ha gustado y que quiero seguir explorando”, confiesa Hernández.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba