Loader

Sueño cumplido para cuatro jóvenes utuadeñas

Estudiantes son apadrinadas por la Fundación Alas a la Mujer y por diseñadores puertorriqueños para asistir a su “Senior Prom"
Photo
Desde la izquierda, Cristal Camacho Vélez, Omarielys Pérez, Jonaylene Maldonado Irizarry y Loriette Orama Montero (luis.alcalá@gfrmedia.com)
  • Compartir esta nota:

Luego de años de estudios, para muchas jóvenes el “Senior Prom” representa ese momento especial en el que se despiden de la convivencia diaria con sus compañeros para comenzar una nueva etapa. Y, para una ocasión de gala como ésta, desean lucir hermosas.

No obstante, la situación económica de muchas familias hace que ese sueño de sus hijas sea casi imposible. Por eso, la Fundación Alas a la Mujer Inc. tomó la decisión de apoyar a cuatro jóvenes de escasos recursos de la Escuela Superior Luis Muñoz Rivera de Utuado, conectándolas con diseñadores puertorriqueños que se comprometieron a crear vestidos exclusivos para ellas.
“La Fundación Alas tiene un Centro de Desarrollo Integral de la Mujer en Utuado. A raíz del huracán, la fundación también comenzó a ayudar a familias enteras en situaciones difíciles. Así fue como recibí la petición de parte de una comerciante del pueblo (Ineabelle Medina González) que se acercó para ver de qué manera podíamos ayudar a estas jóvenes a ir a su ‘Senior Prom’ porque sus papás no tenían recursos económicos para comprarle sus vestidos”, explica Sonia Cortés, presidenta de la fundación.

A la fundación se unieron los diseñadores David Antonio, Sonia Rivera, Jaer Cabán y Shirley Krifter, quienes tuvieron la oportunidad de reunirse con las jóvenes Loriette Orama Montero, Jonaylene Maldonado Irizarry, Cristal Camacho Vélez y Omarielys Pérez. El resultado de este encuentro fue la creación de cuatro vestidos que hicieron que las adolescentes se sintieran como princesas en su “Senior Prom”, que fue celebrado el pasado martes.

Loriette Orama Montero 

Cuando la joven de 18 años se reunió con el diseñador Jaer Cabán, llevaba otro diseño en mente. Sin embargo, el experto fue guiándola por las tendencias de la moda y lo que más le favorecía hasta que llegaron a este modelo juvenil y elegante a la vez.
“Mi traje me encantó. Cuando vi el diseño, quedé enamorada de él. Esa noche todos en la fiesta estaban encantados con mi vestido porque era diferente”, comenta la joven que próximamente comenzará estudios universitarios en el área de contabilidad.

Photo

Jonaylene Maldonado Irizarry 

“Fue una noche inolvidable. Me sentí tan linda,  tan hermosa. El traje que me hizo David Antonio fue tan bello, él fue muy comprensivo y tomó en cuenta lo que yo quería. Me quedé con el maquillaje hasta las seis de la mañana porque no quería quitármelo”, dice con emoción la estudiante  de 18 años. Maldonado Irizarry destaca que este tipo de iniciativa es sumamente necesaria, porque son muchas las personas que, en algún momento, necesitan una ayuda para salir adelante. “Esas personas son como ángeles. Agradezco que me hayan tomado en consideración, porque sin ellos mi noche no hubiese sido tan linda”, asegura la joven, quien se prepara para  estudiar comunicaciones con aspiraciones de convertirse en actriz.

Photo

Cristal Camacho Vélez 

El proceso de reunirse con la diseñadora Shirley Krifter y con sus otras compañeras de clase que, al igual que ella, se beneficiaron de la iniciativa de la Fundación Alas a la Mujer fue muy especial para esta joven de 17 años.
“Fue hermoso. Mucho más de lo que yo esperaba. Fue algo súper bueno. Pasé tiempo con personas que no compartí tanto en la escuela y fue algo bonito”, destaca la futura estudiante de psicología.
Además, Camacho Vélez cuenta que Krifter fue muy amable y comprensiva mientras ambas decidían cuál sería el modelo ideal para una noche tan importante.

Photo

Omarielys Pérez 

Hasta hace un par de meses, Pérez no tenía idea de qué podía lucir en su “senior prom” y si existía la posibilidad de asistir a tan esperado evento. Por eso, cuando la Fundación Alas a la Mujer le hizo el acercamiento para ponerla en contacto con un diseñador, su reacción fue de sorpresa y mucha emoción. Esta es la primera vez que la adolescente de 17 años tiene interacción con una diseñadora de moda y la experiencia fue muy agradable. “Mi vestido fue diseñado por Sonia Rivera. Me encantó, me quedó perfecto, me sentía súper cómoda en él. Fue una experiencia bien bonita disfrutar de esta oportunidad de tener esa conexión con la diseñadora y poder tener mi noche soñada”, expresa.

Photo

  • Compartir esta nota:
Volver arriba