Loader

Controversia por viaje en helicóptero del príncipe Harry

Ambientalistas alegan que el duque de Sussex alerta sobre la importancia de proteger el ambiente pero utiliza medios de transporte que “traen consigo una enorme cantidad de huella de carbono”
  • Por El Mercurio/ GDA
  • 09 MAR. 2019 - 10:35 AM
Photo
El príncipe Harry ofreció un discurso esta semana en conmemoración del WE Day (el Día de Nosotros), el que celebra a los jóvenes que marcan la diferencia en el mundo. (Foto: AP)
  • Compartir esta nota:

El duque de Sussex arriesga obtener el título de “hipócrita” por parte de los ambientalistas, después de haber hecho un viaje de una ciudad a otra en un helicóptero privado dos días antes de haber realizado un discurso en el Wembley Arena acerca del cambio climático.

La controversia surgió a partir del discurso que realizó en conmemoración del WE Day (el Día de Nosotros), el que celebra a los jóvenes que marcan la diferencia en el mundo. En este aseguró que “el cambio climático es una cuestión humanitaria, en la que hemos tardado demasiado en darnos cuenta de los problemas y el actuar sobre el impacto perjudicial que están teniendo nuestros estilos de vida en el mundo”.

“Cada día se ven amenazados los mayores activos de nuestro mundo: cada bosque, cada río, cada océano, cada costa, cada insecto, cada animal salvaje”, aseguró.

Frente a 12 mil jóvenes aproximadamente, Harry acompañado por su esposa Meghan, llamó a los asistentes a “despertar” y actuar “sobre el impacto perjudicial que están teniendo nuestros estilos de vida en el mundo”.

En el evento también habló sobre cómo “los mayores atractivos del mundo están siendo amenazados cada día”, añadiendo que cada porción pequeña y cada rayo de sol es crucial para la supervivencia.

Sin embargo, el pasado lunes el duque utilizó un helicóptero para trasladarse desde la ciudad de Londres a Birmingham, una distancia aproximada de 190 kilómetros, para cumplir con dos compromisos oficiales.

Las críticas se enmarcan en otra serie de comentarios negativos hacia la duquesa, por haber utilizado un avión privado de lujo para celebrar su “baby shower” en Nueva York, hecho que desató la furia de los medioambientalistas.

Un miembro de la fundación Friends of the Earth, aseguró que los viajes en aviones privados traen consigo una enorme cantidad de huella de carbono.

“Quizás para viajes futuros la duquesa podría considerar un medio de transporte que contamine menos. La invitamos a que establezca una buena tendencia climática volando menos”, aseguró el funcionario con respecto al viaje de Meghan.

Al parecer, el príncipe habría tenido muchas otras alternativas para llegar a sus compromisos reales, incluyendo un asiento en el tren que va desde Euston a Birmingham. Un pasaje que, comprado con anticipación, cuesta cerca de $44, demorando 80 minutos en llegar al destino.

Esto, se contrapone al viaje en helicóptero, realizando el mismo recorrido, que cuesta alrededor de $7,800 y demora cerca de tres cuartos de hora en llegar al destino.

Una investigación de Eurostar reveló que el viajar en tren la misma distancia del recorrido que realizó Harry, ahorra entre el 70 y 90 por ciento la emisión de carbono en comparación con los viajes en aviones.

El uso de este transporte en otras ocasiones

En otra visita oficial a Fiji, en el Pacífico sur, realizada en octubre del año pasado, el duque habló frente a estudiantes del país oceánico donde también tocó temas sobre la importancia que tiene el cuidado del medio ambiente.

“Uno de los mayores desafíos es, sin duda, el cambio climático y todos los que viven aquí se enfrentan a esta amenaza día a día”, aseguró Harry.

Pero, no solo Harry utiliza este tipo de transporte para realizar sus viajes, ya que William y Kate también viajan en helicóptero para sus compromisos reales.

Según publicó el Daily Mail, el Palacio de Kensington aseguró que las decisiones de viajar están basadas en diversos factores, como el uso eficaz del tiempo, seguridad y la minimización del impacto en los demás.

A fines de febrero, las críticas apuntaron a la duquesa de Sussex cuando viajó a su país natal para celebrar su “baby shower” junto a su familia y amistades.

Al parecer, los ciudadanos británicos no habrían quedado muy contentos con la decisión, ya que los gastos del hotel, viajes privados en avión y otro tipo de altos costos, se contrapondrían con su imagen de filántropa y la sencillez que muestra a los ingleses.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba